Pide PRD a autoridades no lucrar electoralmente con crisis alimentaria de la Sierra PDF Imprimir E-mail
Política - General
Escrito por Redacción   
Lunes, 16 de Enero de 2012 14:08

Propone Miguel Vargas un pacto entre partidos para que llegue toda la ayuda solidaria a los pueblos indígenas sin utilizar colores

El Partido de la Revolución Democrática exhorta a las autoridades de todos los niveles y a los partidos políticos a no lucrar electoralmente con la emergencia alimentaria que enfrenta la población indígena de nuestro estado y propone un pacto entre partidos para que llegue toda la ayuda solidaria a los pueblos indígenas que la requieren sin utilizar colores, es momento, señala Miguel Vargas Loya, presidente del PRD, de solidarizarnos por humanismo y no por interés electoral.
El dirigente estatal del PRD, señala que la ayuda humanitaria debe tomarse como una oportunidad para revisar la estructura de salud y de distribución de apoyos a los sectores indígenas pues  la dispersión poblacional no permite que se tenga un registro real de la problemática,  porque las instancias, tanto federales como estatales, no llegan hasta los puntos más alejados, donde los caseríos y rancherías, carecen de los servicios básicos de salud y educación para poder atender la emergencia alimentaria y de salud que requiere la población indígena.
Sí se debe atender la emergencia alimentaria, sí hay hambre en la sierra, sí hay carencias, lo que no hay es un diagnóstico veraz y real que incluya los habitantes más alejados de los municipios a donde no llegan los apoyos del gobierno.
El Partido de la Revolución Democrática exige a los congresos del estado y federal, según su competencia a que se revisen las reglas de operación de los programas de desarrollo social, con el fin de que lleguen a quienes realmente necesitan. Que se destrabe el veto presidencial para apoyo a la crisis alimentaria producto de la sequía.
Que se implementen programas de empleo temporal urgentes encaminados a la recuperación de recursos naturales que se ven afectados tanto por la sequía y los incendios como por el frío extremo en la zona.