De Panzazo: Luis Villegas Montes (2ª de 2 PartesS) PDF Imprimir E-mail
Opinión - Luis Villegas Montes
Lunes, 12 de Marzo de 2012 07:33

Ya fui. Ya fui a verla. Hoy. Me dormí, bueno, no tanto, pero sí, me eché mi pestañita. La cinta es mala; como obra fílmica, como documental, como película, “De Panzazo” pasa así, de panzazo. Lenta, oscura, a veces borrosa, sin lenguaje fílmico, sin sorpresas; “De Panzazo” es un lugar común, una ordinariez.

 

No dice nada que no sepamos los mexicanos que nos molestamos en hojear el periódico, en leer de vez en cuando algún libro o en ver en la televisión algo más que la programación idiota que a montones nos brindan Televisa y TVAzteca. El único mérito de la obra, y no el menor, es que “pone el dedo en la llaga”; en efecto, falta mucho por hacer pero estamos a tiempo.

Hace más o menos año medio, escribí dos artículos que de uno u otro modo abordaban los lugares comunes del filme;  transcribo a continuación algunos párrafos:

1. En el año 2001 Juan Enriquez Cabot escribió “El Reto de México. Tecnología y Fronteras en el Siglo XXI. Una Propuesta Radical”.  En él, el autor nos recordaba la frase de Winston Churchill pronunciada en 1953: “Todos los grandes imperios del futuro serán imperios de la mente”;

2. Diez años después, en “¡Basta de historias! La obsesión latinoamericana con el pasado y las 12 claves del futuro”, Andrés Oppenheimer escribió: “Este libro argumenta que los países latinoamericanos están demasiado inmersos en una revisión constante de su historia, que los distrae de lo que debería ser su principal prioridad: Mejorar sus sistemas educativos”,  y

3. Hace 35 años, Alvin Toffler escribió un párrafo magnífico que nos remonta la friolera de casi 200 años, 183 para ser exactos, en la historia del Mundo: “La educación pública general constituyó, evidentemente, un humanizador paso hacia delante. Como declaró en 1829 un grupo de obreros y artesanos de Nueva York: ‘Después de la vida y la libertad, consideramos que la educación es el mayor bien concedido a la Humanidad’”.

 Seguro de que es así, de que la educación es la llave para abrir las puertas del futuro por llegar, de que es preciso mejorar nuestros sistemas educativos y de que después de la vida y la libertad, la educación es el mayor bien concedido a la Humanidad, repaso algunos de los tópicos que aborda Andrés Oppenheimer en su obra citada y que, casualmente, constituyen puntos de arranque o arribo del filme:

? Tenemos las vacaciones más largas del Mundo;

? Es preciso empezar a mirar hacia adelante: “La obsesión iberoamericana con la historia nos está robando tiempo y energías para concentrarnos en el futuro”;

? La “educación una tarea de todos”.  A diferencia nuestra, en Brasil, tras un arduo debate, se fijó 5 objetivos concretos para lograrse en 2022: Que todos los niños de 4 a 17 años estén en la escuela, que todo niño de 8 años sepa leer y escribir, que todo alumno aprenda lo que sea apropiado para su edad, que todos los alumnos terminen la enseñanza básica y media y que la inversión en educación básica esté garantizada por el Estado.

? “Cada vez más economistas están llegando a la conclusión de que el crecimiento económico por sí solo nunca va a erradicar la pobreza, a menos que vaya acompañado de una mejora en la calidad educativa”.  Y no va a haber mejoría si no hay medición; dos criterios deberían ser obligatorios: La cantidad y la calidad en la educación; es decir, afanarse por obtener más años de escolaridad promedio y conseguir resultados óptimos en los torneos internacionales en las áreas de ciencias, matemáticas y lenguaje;

? Oppenheimer afirma que, pese a la evidencia de que la mejor inversión en materia educativa es la que se hace en los niños más pequeños, la mayoría de los países latinoamericanos invierte un considerable presupuesto en la universidad pública;

? En la 5ª y 6ª recomendaciones, Oppenheimer sugiere, respectivamente, la “formación de buenos maestros” y brindarles a éstos un mejor “estatus social”. En Singapur, se puede leer en la página 103: “No cualquiera puede ser maestro”.  De hecho, para aspirar a ser docente, se debe estar entre el 30% de quienes sacan las mejores notas al salir de la Universidad;

? La 7ª sugerencia de Oppenheimer es ofrecer “incentivos salariales”.  No se trata sólo de “subir sueldos”, en lo absoluto; Barack Obama ha impulsado una reforma sobre esta base: Mejorar los ingresos de los docentes a partir de los resultados obtenidos por los alumnos en los exámenes estandarizados internacionales.  Sólo para darnos una idea del problema en que nos encontramos como país, lea esta nota: “4 de 6 maestros, reprobados: SEP. […] En el último año, cuatro de cada seis profesores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que imparten clases en preescolar, primaria y secundaria reprobaron el examen nacional de actualización”.  Para el SNTE, la buena noticia es que: “Este año hubo menos maestros reprobados que en 2009” -y no lo digo yo, lo publicó La Jornada hace casi dos años-;

? “Hacer un pacto social”, es la 8ª sugestión de Oppenheimer, quien apunta que una de las tareas políticas más urgentes “es hacer pactos nacionales entre los principales partidos políticos para realizar reformas educativas a largo plazo”.  Y comenta el caso de España, donde el PSOE y el PP, cuyo antagonismo es proverbial, están discutiendo precisamente un acuerdo de esta naturaleza.  El Informe de la Competitividad de México 2009 dice: “El poderoso Sindicato de Maestros SNTE, el sindicato de trabajadores más grande de Latinoamérica, ha sido en gran parte responsable del bloqueo de las reformas que hubieran mejorado la eficiencia  del gasto educativo y ayudado a asegurar la igualdad de acceso a la educación”;

? La 9ª recomendación es: “Forjar una cultura familiar de la educación”; 

? En su 10ª recomendación Oppenheimer propone que “rompamos con el aislamiento educativo”.  Comenta: En China, el inglés es idioma obligatorio; la India tiene instaladas decenas de las mejores universidades, ¡del Mundo!,  enseñando en su territorio; en tanto que, en México, el mayor intercambio académico es ¡con Cuba!  En contraste, las carreras de las principales universidades públicas de Finlandia, Suecia, Corea del Sur, Singapur e Israel son evaluadas, periódicamente, “por comités de expertos extranjeros”.

De todos modos, vaya a verla; haga consciencia, discútala y, sobre todo, asuma la parte que le corresponda porque a ese tristísimo estado de cosas no llegamos solos: Como alumnos, maestros, funcionarios escolares, líderes sindicales, políticos y padres de familia, todos, sin excepción, somos responsables.

Luis Villegas Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ,
 

 

El Clima