El Papa concluye visita a Cuba con una misa y reunión con Fidel PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Miércoles, 28 de Marzo de 2012 07:57

LA HABANA.- El Papa Benedicto XVI llegó hoy a la plaza que constituye el santuario mismo de la revolución cubana, donde oficiará la misa que marcará el final de su visita a Cuba, con la esperanza de revivir la fe católica en este país de gobierno comunista. Su otra cita promete un clímax mucho más tentador: una reunión con Fidel Castro.  
El ex presidente Fidel Castro anunció que se reunirá con Benedicto XVI el miércoles, pero sin precisar la hora.

El Vaticano ya había dicho que el Pontífice estaba disponible, por lo que la confirmación por parte de Castro era todo lo necesario para asegurar la reunión y terminar semanas de especulación sobre si Castro repetiría el encuentro que sostuvo con el Papa Juan Pablo II durante su histórica visita en 1998.

"Gustosamente saludaré mañana miércoles a Su Excelencia el Papa Benedicto XVI, como lo hice con Juan Pablo II, un hombre a quien el contacto con los niños y los ciudadanos humildes del pueblo suscitaba, invariablemente, sentimientos de afecto", escribió Castro la noche del martes en una nota publicada en el sitio oficial Cubadebate.

"Decidí por ello solicitarle unos minutos de su muy ocupado tiempo cuando conocí por boca de nuestro canciller Bruno Rodríguez que a él le agradaría ese modesto y sencillo contacto", agregó Castro.

La audiencia y la misa de Benedicto en la Plaza de la Revolución se dan 14 años después de que Juan Pablo ofició en el mismo sitio ante cientos de miles de personas, entre ellos Fidel. En aquel entonces, se dispuso una imagen de Jesucristo del otro lado de la icónica imagen del héroe revolucionario Ernesto "Che" Guevara, un notable hecho para un país que había sido oficialmente ateo hasta 1992.

En esta ocasión, un gigante afiche de la santa patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre, cubre la fachada de uno de los edificios de la plaza junto al Che. El icono ha sido en enfoque espiritual durante la visita de tres días de Benedicto, que coincidió con el 400mo aniversario de la aparición de esta diminuta estatua.

El santo padre arribó en el Papamóvil a la plaza, donde minutos antes ya había llegado el presidente Raúl Castro enfundado en una guayabera blanca.

Benedicto llegó en medio de vivas que daban locutores y animadores por micrófonos y en los que se oía "Benedicto, Benedicto confírmanos en Cristo" o "viva el Papa".

Decenas de personas con viseras que llevaban la foto del Pontífice le saludaban, mientras Benedicto les respondía en ocasiones con la mano y sentado desde su vehículo.

El Pontífice, que llegó el lunes a la ciudad oriental de Santiago, su primera escala en la isla, parte de regreso a Italia a las seis de la tarde del miércoles.

 

El Clima