Muestras de Intolerancia: Eliminan trabajo de graffiti del Congreso PDF Imprimir E-mail
Cultura - Arte y Cultura
Escrito por Redacción   
Viernes, 16 de Abril de 2010 18:32

La mañana de hoy, autoridades del Congreso de Estado de Chihuahua ordenaron eliminar del espacio del Mezanine parte de una exposición artística, producto de la investigación de Julio Rivera bajo el nombre “Graffiti. La ciudad lienzo de su expresión” realizada en el marco del programa de estímulos a la Creación y al Desarrollo Artístico “David Alfaro Siqueiros”. 

 Las firmas, iconografías, throw up (bombas) y sobrenombres de los graffiteros, que contribuyeron al trabajo de investigación, fueron quitados de las vigas de acero y columnas de aluminio. Esto, después de que la noche de miércoles, 14 de abril, fuera inaugurada la exposición colectiva de Jornada de Creadores, en un evento organizado por el Instituto Chihuahuense de la Cultura, del cual formó parte la presentación del graffiti.Cabe resaltar que las muestras eliminadas eran parte de la museografía de la exposición y de ninguna manera dañaban la imagen del Mezanine ya que fueron pegadas en calcomanías, es decir, material fácilmente desechable.

 

La instalación de los distintos elementos del graffiti fue autorizada por las autoridades del Congreso del Estado y del Ichicult, en vísperas del evento cultural.

 Sin embargo, al segundo día de haberse inaugurada la exposición colectiva, una buena parte de la muestra del graffiti fue eliminada “por órdenes de arriba”, como lo expresaron empleados del Congreso del Estado ante la indignación del autor del proyecto, Julio Rivera. 

A la pregunta expresa del investigador quién o quiénes son esas “órdenes de arriba”, le comentaron en primer instante que se trataba del presidente del Congreso, Neil Pérez Campos, diputado suplente de Fernando Rodríguez Moreno. Luego le dijeron que la orden provino del área de mantenimiento.

Para el investigador Julio Rivera, esta actitud refleja por un lado la intolerancia e incomprensión de este arte emergente, y por el otro, la falta de respeto al trabajo realizado por Ichicult y al evento mismo que, dicho sea de paso, no fue asistido por ningún diputado en clara muestra del desinterés hacia la actividad cultural desarrollada dentro de su propio recinto.

El breve espacio del cual disfrutaron los graffiteros y sus familiares la noche del miércoles duró muy poco.

Es de entenderse entonces porqué los jóvenes optan por el clandestinaje.