Perro que come perro PDF Imprimir E-mail
Opinión - Luis Villegas Montes
Sábado, 15 de Marzo de 2014 07:12

Pongo a Dios por testigo de que yo no soy “codo”; aunque tengo merecida fama de ser un “razonable” administrador.

 

Años atrás, a buen tiempo me di cuenta de que si Adriana me pedía para la leche y le daba yo, por ejemplo, un billete de 50 pesos, no me regresaba el cambio; y no era que se quedara con él, no, simplemente lo gastaba. Después de una breve -e innecesaria- serie de “prueba y error” me percaté que obtenía yo el mismo resultado si le daba uno de 100, uno de 200 o, ya puestos, uno de 500 pesos. Lo mejor de todo fue comprobar que si no le daba el billete ella solita iba y compraba la leche. ¡Oh, felicidad! Desde entonces tengo muy en claro cuál debe ser mi estrategia doméstica y me ciño a ella con un rigor digno de encomio. Por esa razón, en casa no tenemos problemas financieros: Vivimos con lo que tenemos y gastamos hasta donde nos alcanza. Que no hemos ahorrado un peso en los últimos años, muy cierto; que hemos viajado mucho y nos hemos divertido más, también lo es. De esta manera, nuestra situación financiera, muy lejos de ser envidiable, por lo menos resulta estable; los acreedores nos miran con buenos ojos y, lo que es mejor, nosotros los podemos mirar a los ojos a ellos, al momento de extender la mano y pedir un nuevo crédito. Vamos tirando. 

Sin embargo, el lunes pasado, la zozobra invadió mi espíritu. Las quietas aguas que formaban el tranquilo espejo de mis finanzas personales se enturbiaron y el azogue del espejo se hizo añicos. Lo anterior, tras la comparecencia (que no fue comparecencia) ante el Congreso del Estado (que no fue, propiamente dicho, Congreso en Pleno), en relación con la deuda pública local (que parece que no es deuda, sino “déficit”), del Secretario de Hacienda en la Entidad (quien, visto su desempeño, parece que no es el Secretario de Hacienda). Me explico: Dijo el probable Secretario de Hacienda local, Jaime Herrera, entre otras cosas, que gran parte del problema de la deuda de Chihuahua provenía de pasadas administraciones y que, a pesos actuales, el pasivo heredado rondaba los 28 mil millones de pesos; lo anterior, dado que el adeudo al “cierre de la pasada administración” fue cercano a los 22 mil millones de pesos. Y precisó: “Que se trata de una deuda que incluye el déficit operativo, es decir, el dinero con el cual no se cuenta para hacer frente a los problemas de liquidez a causa de los pasivos a corto plazo, donde se incluye por ejemplo a los proveedores”.1 

¡En la madre! Con este eufemismo, resulta que Adriana, cada que paga la leche, por ejemplo, no la paga en realidad, sino que está instrumentando una variante del llamado: “Déficit operativo”, el cual, en algún momento de mi vida, deberé cubrir de cualquier modo. Y aunque sea una especie del género “adeudos” y deba pagarlo tarde o temprano; en virtud a los malabarismos verbales del flamante protoSecretario2 de Hacienda, resulta que no, que no es deuda y, ¡oh, maravilla!, después de todo no debo nada y podemos seguir bebiendo leche como becerros aunque luego llegue el tendero y arrase con todo. ¿Ya entienden por qué razón perdí la calma y el sosiego? Ahora, temo preguntar; lo que debía ser una relación límpida, basada en la confianza, en la certeza de la inmutabilidad de los valores entendidos, se ha estropeado y tengo miedo de que, las vacaciones de julio en una playa, deriven en un transcurrir de días lánguidos en “Los Filtros”, en Cd. Camargo (aunque Camargo es muy bonito). 

Como sea, volviendo al asunto principal de estos párrafos, las declaraciones del presunto, del presunto Secretario de Hacienda, se pueden examinar desde varios ángulos: El histórico, el económico, el estadístico, el político, el de la salud mental y hasta el anecdótico: 

1.    Desde el punto de vista histórico, parece ser que quien dejó columpinado al Estado en materia financiera fue la pasada administración, la del Lic. José Reyes Baeza Terrazas; y no esta, como todos pensábamos, la del Lic. César Horacio Duarte Jáquez; 

2.    En lo económico, resulta que sí; en efecto, estamos columpinados. El puro servicio de la deuda le cuesta al Erario estatal más o menos la friolera de 3 mil millones de pesos al año o, para darle una idea, 600 millones más que el ingreso total del Municipio de Chihuahua, que este año ascendió a 2 mil 327 millones 938 mil 5 pesos con 18 centavos;4 

3.    En lo estadístico, la deuda pública estatal ha aumentado en números netos, en 14 años, más de un 1,400%; es decir, un promedio de 100% cada año, pues creció de 2 mil 766 millones 400 mil pesos, en el año 2000;3 a 39 mil 931 millones 876 mil 976 pesos, al 1º de enero de 2014;5 

4.    En lo político, lo inusitado: El Gobernador priísta, César Duarte Jáquez, prácticamente acusó a su antecesor, el Gobernador priísta, José Reyes Baeza, de haber dejado un “boquete” de 28 mil millones de pesos.6 Pero este último se defendió a través de una carta a los medios de comunicación, de fecha 11 de marzo de 2014, en la que prácticamente acusa de mentiroso al supuesto Secretario de Hacienda estatal, pues categóricamente niega que su gobierno hubiera dejado dicho boquete y exige aclarar el tema “de manera definitiva, objetiva y precisa”;7 

5.    Respecto del estado de salud del supuesto Secretario de Hacienda, Jaime Herrera, posiblemente padezca de un avanzado caso de Alzheimer; el pasado lunes 10, aseguró que Chihuahua “no debe ni 41.8 mil millones de pesos, ni 25 mil 614 millones de pesos, sino 19 mil 921 millones de pesos”.8 En tanto que en el estado de situación que guarda la deuda pública estatal y el estado de los fideicomisos carreteros, publicado a inicios de este año y firmado por él mismo, si le restamos lo de los fideicomisos (que no deberían restarse pues se trata de deuda pública estatal bajo cualquier concepto), la deuda de Chihuahua asciende a 24 mil 173 millones 574 mil 552 pesos,9 y 

6.    En lo anecdótico, resulta que la conseja popular está completamente equivocada y resulta que siempre sí: Perro sí come perro; y ahí está: El PRI, hartándose de PRI, a la vista de todos. 

Provechito. 

Luis Villegas Montes. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  

1 Énfasis añadido. Nota suscrita por Ricardo Espinoza, con el título: “Explica Herrera ante diputados endeudamiento de Chihuahua”, publicada el 11 de marzo de 2014, por el periódico Norte. 

2 Secretario en grado de tentativa.

3 Auditoría Superior Federación. Análisis de la Deuda Pública de las Entidades Federativas y Municipios 2000-marzo de 2011. Cámara de Diputados. México. 2011. Pág. 4.

4 Ley de Ingresos del Municipio de Chihuahua para el ejercicio fiscal de 2014.

5 Situación que guarda la deuda pública estatal, así como el estado de los fideicomisos carreteros, correspondientes al periodo del 1º de enero de 2013 al 31 de diciembre del mismo año. Gobierno del Estado de Chihuahua.

6 Columna “Ráfagas” publicada el día 11 de marzo de 2014, por el periódico El Heraldo de Chihuahua.

7 Nota suscrita por Patricia Mayorga, publicada el día 12 de marzo de 2014, por el semanario Proceso.

8 Ibidem.

9 Situación que guarda la deuda pública estatal, así como el estado de los fideicomisos carreteros, correspondientes al periodo del 1º de enero de 2013 al 31 de diciembre del mismo año. Gobierno del Estado de Chihuahua.

 

El Clima