Aprehenden en Puebla al narcotraficante "El Grande" PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Lunes, 13 de Septiembre de 2010 05:33

Es el segundo en la estructura del cártel de los Beltrán Leyva; fue detenido sin disparar un tiro en un exclusivo fraccionamiento

Puebla, Pue.-  Al menos 50 elementos de la Secretaría de Marina detuvieron en esta capital a Sergio Villarreal Barragán, El Grande, señalado por las autoridades como el segundo mando en la estructura del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, encabezado por Héctor Beltrán, El H. Además de Villarreal Barragán fueron aprehendidos dos sujetos más cuya identidad se ignora hasta el momento. La acción se desarrolló en el lujoso fraccionamiento Puerta de Hierro; asimismo, se decomisaron ocho vehículos, entre los que destacaron un Mercedes Benz y un BMW.

 

Durante el operativo, que mantuvo a la zona norponiente de la ciudad con un bloqueo vehicular durante casi cinco horas, no se dispararon armas de fuego ni se reportaron heridos. Además, la policía ministerial, así como las policías metropolitana y municipal de Puebla, fueron relegadas por los marinos, pues no permitieron su participación en la captura.

La operación se inició alrededor de las 13 horas de este domingo, cuando un convoy de cuatro camiones militares cerró el paso a los automovilistas en la avenida 15 de Mayo, en sus cruces con el bulevar Esteban de Antuñano y con la calle Fuente de Trevi. Más tarde, el helicóptero de la Marina matrícula AMHT 222 sobrevoló el fraccionamiento para, una vez en tierra, dirigir a los infantes hacia la casa número 2 de la calle Mercaderes del conjunto habitacional, donde presuntamente se ocultaba Villarreal Barragán. La residencia está decorada en su exterior con arquitectura estilo árabe, cuenta con amplio estacionamiento y patio trasero.

Tras la detención de El Grande, relataron vecinos que presenciaron los hechos, los elementos de la Secretaría de Marina Armada de México registraron el lugar, aseguraron los ocho lujosos automóviles y “‘dejaron abiertas las puertas”, sin resguardo militar ni presencia policiaca en la zona del fraccionamiento, lo cual causó zozobra entre los habitantes del lugar.

En tanto, cuatro retenes de militares cerraron el paso en las avenidas aledañas al conjunto habitacional, con la intención de restringir el tráfico de personas y automóviles por la zona. La movilización duró cerca de cinco horas y concluyó cuando los militares trasladaron por aire a El Grande a la ciudad de México.

Al prohibir el acceso al fraccionamiento, los marinos tomaron el control de la caseta de vigilancia, con el fin de evitar la comunicación de los tres policías auxiliares que ahí laboran, quienes permanecieron vigilados.

El fraccionamiento donde Villarreal Barragán fue detenido se ubica a unos 500 metros de distancia de la residencia del gobernador electo de Puebla, Rafael Moreno Valle. (La Jornada)