Una reflexión personal. Escarbando PDF Imprimir E-mail
Opinión - Luis Villegas Montes
Sábado, 29 de Agosto de 2015 09:14

Luis Villegas Montes.

Léame con cuidadito. Todo lo que yo escribo aquí lo escribo yo, pero no. Haga Usted de cuenta, querida lectora, gentil lector, que soy una especie de “medium”, de intermediario entre Usted y esa realidad agobiante que nos envuelve como un capullo o, permítame la licencia literaria y terrífica, como la trampa que teje la araña para zamparse a la mosca.

Se trata de una enfermedad que nos cerca por todos lados sin que nosotros podamos verla. Y mire Usted qué cosa, pero lo cierto es que no se trata de un germen o un bicho diminutos, asequibles para nuestra realidad solo a través del microscopio. ¡No señor! Esto que le voy a decir es una verdad de a kilo; grande como una casa; inmensa, gigantesca y, a menos que Usted o yo hagamos algo al respecto, va terminar por matarnos a todos de la peor manera; ese mal se llama: “Pobreza”.

Certificada por instituciones, varias de ellas con -cosa extraña en este país de suspicacias matadoras- un amplio prestigio en la materia, la pobreza nos pone en la antesala -como nación, como país- del desahucio. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), con base en la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares 2015, dio a conocer su evaluación de la pobreza; y según el informe Resultados de pobreza en México 2014, en 2010 había 52.8 millones de pobres; en 2012, 53.3 millones; y en 2014, 55.3 millones. Esto es, para el año pasado ya se habían incorporado a las filas de la pobreza dos millones de personas.1

Pero esa situación no es posible entenderla como un hecho aislado. Los pobres no son producto de una maléfica generación espontánea y algunos indicadores macroeconómicos así lo prueban: A principios de 2015, la OCDE preveía un crecimiento del PIB mexicano de un 4% así como el fortalecimiento de la confianza de los inversionistas;2 meses más tarde, la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, publicada en junio de este año por Banxico, dio a conocer que las expectativas de crecimiento del PIB real para 2015 y 2016 habían disminuido y lo situaban apenas arriba del 2.5%.3 Situación que confirmó el titular de la SHCP este mismo mes de agosto.4 Y en tanto que la citada Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado situaba al dólar para 2015 en un máximo de 15.08 pesos y para 2016 en 14.81;5 durante este mismo mes, el tipo de cambio llegó a venderse hasta en 17.72 pesos;6 en tanto que el SAT lo fijó en 17.10 pesos por dólar el día de ayer.7

Hablando de generar riqueza, los indicadores macroeconómicos no pueden ser más desalentadores: La actividad económica nacional creció apenas un 0.1% en mayo; la industria tuvo una caída del 0.4% mensual, su descenso más severo en más de 2 años según el INEGI; en números redondos, la construcción decreció 1.5% en mayo, su peor caída en 3 meses; mientras que las actividades manufactureras descendieron un 0.9%, el más pronunciado del año; y, de acuerdo al propio INEGI, las exportaciones mexicanas cayeron 8.8% anual, su descenso más severo desde octubre de 2009; en tanto que las ventas al extranjero de productos manufacturados, que significan el 88% del total, reportaron una contracción de 5.2%, la peor también de casi seis años.8

Por eso, si cuando sale Usted a la calle, siente un sabor a tierrita en los labios, ya sabe el porqué; porque estamos en el hoyo y…

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también enFacebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


1 Visible en el sitio: http://www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx

2 Estudios económicos de la OCDE México enero 2015. OCDE. Pág. 11.

3 Visible en el sitio: http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/resultados-de-encuestas/expectativas-de-los-especialistas/%7BC409388F-8CF8-63C7-5EFA-DEDEB0F57E98%7D.pdf

 

El Clima