Tribuna. La trampa de las fotomultas PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Redacción   
Lunes, 30 de Noviembre de 2015 19:14

Redacción.

Con bombo, platillos, serpentinas, confeti, fanfarrias, alfombra roja y hasta mariachis el gobierno del Estado ha voceado hasta los cuatro vientos un logro: han disminuido los accidentes viales a causa de las “foto multas”. Y ello es seguramente cierto.

Sin embargo un grupo de ciudadanos expresaron su molestia sobre el fondo del asunto: No se trata de salvar vidas, ni preservar la integridad y seguridad de las personas, se trata de extorsionar ciudadanos.

La respuesta de los voceros del gobierno fue la esperada: la descalificación: “quienes protestan son infractores”; “son enemigos del gobierno”; “quieren hacer política o son de partidos que quieren sacar raja de la situación” o algunos epítetos que por decencia y por disposición ley de imprenta atacarían las buenas costumbres de esta comunidad.

Si la “Foto multa” es tan legal y si produce tantos resultados tan bondadosos como dicen las autoridades, ¿por qué siento que todo es mentira? O que me están cuenteando.

Todo está bien: las camaritas, los puntos de colocación; las menos …….el límite de velocidad.

¿Quién en su sano juicio dispuso que todos los vehículos que transiten por El Periférico Lombardo Toledano la máxima velocidad es de 50 kilómetros por hora? ¿Acaso existe un hoyo en la vialidad que ponga en peligro la vida de los conductores? No. ¿Acaso se atraviesan intempestivamente burros, caballos o personas? No ¿Acaso el trazado de la vialidad es como la vialidad de la Cantera de Marco Quezada? No.

Es similar a los actos de corrupción de aquellos agentes de tránsito que se esconden cerca de un límite absurdo de reducción de velocidad, para asaltar al conductor.

¿Acaso piensan las autoridad que los conductores manejan unidades de hace 50 años? No. ¿Que los choferes son primerizos y acaban a aprender a manejar? No.

El sistema de foto infracción se utiliza en varios países y aún en México. Pero porqué en Chihuahua nos causa escozor? Sencillamente porque las autoridades no fijaron las velocidades para salvar vidas, sino para multar. No fueron las velocidades fijadas por ingenieros de tránsito, sino a capricho de las autoridades hacendarias corruptas.

¿Quién en su sano juicio no reconoce que infraccionar a conductores que suelen manejar a más de 100 kilómetros por hora es algo sano? ¿Qué ama de casa o trabajador no ha visto las terribles consecuencias de conductores impunes que ponen en riesgo su vida y la de los demás?

No me sorprende la respuesta cínica de la autoridad sobre el bloqueo de las cámaras de las “foto multas” por parte de inconformes. Cabe recordar que fueron estas mismas autoridades las que ordenaron a los agentes viales incrementar la cantidad de multas, único parámetro para ser ascendido. No salvar vidas, proteger la integridad de las personas o ayudar a la comunidad.