Tribuna. Llegó Serrano. Ganó Duarte PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Redacción   
Miércoles, 23 de Diciembre de 2015 12:59

Redacción.

La decision está tomada, y por dondequiera que se le vea, suena a triunfo de César Duarte, que tanto en la gubernatura como en la fronteriza ciudad Juárez, una de las ciudades mas importantes del estado, se impuso su visión para dejar casi de herercia a dos de sus allegados favoritos para ocupar cargos importantes, en el paquete de priistas precandidatos en la entidad.

Con Serrano gana el duartismo, pierde el reyismo, independientemete de que desde la cúpula del PRI hayan decisido entregarle como premio de consolación el posicionamiento de Lucia Chavira como candidata a presidenta municipal de la la joya de la corona.

Con esto, para empezar, Duarte asegura –sí gana la constitucional, que casi es seguro- la continuidad de sus política públicas, esperamos que sean las fortalezas y no las debilidades, tales como desdibujar los poderes y amalgamarlos en un solo poder absoluto, lo que sería catastrófico.

Gana Duarte, pierde Reyes, al no figurar candidatos del reyismo en la candidatura para gobernador, falta ver como se da el equilibrio en los que quedarán en los otros municipios y en las diputaciones locales, cuando así sea, pero de que se llevó los diamantes de la corona, no está en duda, lo que demuestra que independientementde de lo que digamos, escribamos y señalemos los comentaristas, articulistas y críticos, especulando sobre las buenas o malas relaciones de Duarte con la cúpula presidencial y la priista, es solo eso: especulaciones.

La verdad en este asunto, fue otra. Duarte manejó sus cartas y salió ganando -al menos en este apartado- falta ver que pasa en la elección constitucional, que por lo que se ve y se prevee, saldrá con el brazo arriba.

Atras quedaron las pugnas, la falta de acuerdo, hasta que los llamaron al redil y finalmente la tradicional disciplina priista se impuso. Hay candidatos lastimados, y varios, pero no les queda otra más que apechugar, como es el caso de la más cercana contendiente de Serrano, la senadora Graciela Ortíz, que peleó hasta el final, pero no pudo con el corralito. 

Otra que se queda con las ganas es Lilia Merodio, que propugnará por quedar al menos en la candidatura a la alcaldía de Ciudad Juárez que se llevó a sus alforjas el columllludo de Teto Murguía. La Merodio ya “merodio” llegaba, pero quedó lejos, ni siquiera le alcanzó para llegar a ser candidata oficial de su partido en ciudad Juárez, donde tiene deudas pendientes, entre otras el alza al IVA en la frontera, y es probable que esto haya influido en la decisión cupular para dejarla solo en la posibilidad de una delegación federal, si bien le va. Pero se vislumbran indisciplinas por al decisión cupular, al estilo PRI.

Marco ya sabía que sería difícil quedarse, no solo por los antecedentes del Aero Show que sin ser directamente responsable lo perseguirá siempre, sino por la negativa del gobernador a meterlo siquiera en la jugada. Alcanza a negociar que su esposa quede como candidata firme a la presidencia municipal del Chihuahua, y con eso se siente tomado en cuenta, con suelo parejo, como exigió en su momento, no discriminado por su propio partido.

Los precandidatos reyistas eran solo, señuelo para presionar y atraer la polémica, incluso con la renuncia en sus cargos federales, dieron pauta para que todos renunciaran, aunque legalmente tuvieran o no la obligación de hacerlo.

A nivel municipal, especialmente en esta ciudad capital, hay dolientes, y qué dolientes, tales son los casos de Pedro Domínguez, que se sentía con los méritos suficientes para ser el bueno en la capital, incluso declaró publicamente que todavía no se canta el ultimo out, y que seguirá luchando por quedar en la candidatura a la alcaldía de Chihuahua.

Esto huelo a protesta airada, indisciplina pública, y cuidado, porque todavía puede haber ajustes, trampas, movimientos de última hora, porque no son pocos los que ven a la candidata elegida con menos derechos, pero. Ahi esta la sangre derramada de Alex Domínguez que se sentía con mas derechos que doña Lucía, igual Maurilio Ocha, pero en el PRI los derechos no cuentan, cuenta la relación directa con el señor Tlaotani, y punto.

Otro que no la dice, la disimula, pero la siente, es Rodrigo De La Rosa, actual representante de la bancada del PRI en el congreso, también favorito de Duarte, que con dejo de tisteza declaro que a nivel gubernatura como en la capital y en Juárez se habían elegido los mejores, pero, esto ya es de nuestra cosecha- en un año puede pasar muchas cosas, no lo descarte, en esto de la política como en la guerra y en el amor, todo puede suceder, y cuidado, porquenya se han dado manifestaciones de inconformidad e indisciplna antes del registro oficial de los candidatos a sus cargos y todo puede pasar.

En fin, terminó la espera principal, llega Serrano, sin duda alguna gana Duarte. Si de perdedores se trata, Reyes Baeza es uno de ellos, eso si disciplinado con los dientes rellinando.

De cualesquier forma e independientemente de afectos y desafectos entre los militantes, el PRI sigue tomando decisiones verticales, antidemocráticas, sin tomar en cuenta a sus precandidatos, menos a su gente de base, eso sí, actuando pragmáticamente como si todo fuera a suceder como ha sucedido. ¿Será?

Se acabó el cuento. Hay rey de los priistas. Se asegura con ello la continuidad y la mano dura de la politica duartista. ¡Qué Dios nos agarre confesados!