Cisma político en el PAN PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Valentín Ramírez Llanes   
Sábado, 23 de Enero de 2016 16:44

Valentín Ramírez Llanes.

Se pusieron las peras a 25. Como decian nuestros padres y abuelos cuando una situación se tornaba de más de critica. Se abarató la política, a tal grado que se vislumbra un cisma total en el Partido Acción Nacional, luego de que en fin de semana, sábado para ser exactos, se dio a conocer que Jaime Beltrán del Rio, activo muy importante del PAN, sería el candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la gubernatura del estado de Chihuahua.

Qué les pasa a los politicos, que todo mundo quiere huir de sus filas, unos porque no satisfacen sus exigencias ideológicas o caprichos personales, y otros según esto por manejo tendencioso y pervertido de procesos internos para elecciones. El caso es que se agranda la de por sí enorme grieta en los partidos politicos, especialmente en el PAN, donde la tan traída y llevada democracia sigue siendo manipulada, corrompida, destrozada, provocando descontento y frustración que obliga a la renuncia irrevocable.

Ya ve usted lo que pasó con Marcelo González Tachicquín, ahora expriista, y con José Miguel Salcido que renunció a la Secretaría de Educación y Cultura para saltar por sus pistolas de nuevo de esta dependencia al Tribunal Estatal Electoral, en franco desprecio a la disciplina partidistas y línea de mando gubernamental, que por lo visto es caracteristica plus de los politicos de ahora, armados de harta sensibilidad, con piel demasiado delgada y enorme feeling, que los hace intolerantes a las decisiones de cúpula partidistas. Y tienen razón. ¿Será? O de plano los partidos se desmorana por su vocación de actuar demasiado verticales y antidemoráticos, atendiendo convenciencias exclusivas y de grupo.

Lo cierto es que esta decisión en el seno del PAN será un parteaguas que acabará por desmoronar la supuesta unidad que privaba en el partido de Gómez Morín, que se ha de estar removiendo en su tumba, partido que ya no siente lo duro cuandto lo tupido, y falta ver lo que venga si la decision cupular del Comité Ejecutuvo Nacional se va por un lado que no sea el que cada uno de los que quedan no les favorece. ¡Bendita condición humana!.

Jaime Beltrán del Rio, exalcalde de Delicias, un activo muy importante del PAN que realizaba un excelente trabajo en aquela localidad, solicitó liciencia para contender por su partido, en buena lid, asi lo creía, se sentía con los suficientes méritos en campaña para llegar a ser electo, no designado, en la contienda por la gubernatura. Sin embargo la decision de los delegados en la convención celebrada semanas atrás, identificada con línea de la cúpula nacional, provocó un gran disgusto entre algunos de los aspirantes, que se fue anidando muy adentro en el pecho hasta que explotó en la figura de Jaime Beltrán del Rio. Se enroló en la contienda electoral por la gubernatura con el PRD.

Crisis, caos, alarmada, expectative, es lo que priva sin duda en las filas del panismo estatal, especialmente entre los integrantes del comité ejecutivo de la entidad, encabezado por Mario Vázquez Robles, personaje que ha sido muy criticado por el manejo discrecional de este asunto para definir candidato del otrora monolítico partido Acción Nacional.

La decision de Beltrán del Rio resultó como la de Tachiquín, explosiva, la suya más, porque él dio a conocer que descalificaba abiertamente el procedimiento acordado desde la cúpula del Comité Ejecutivo Nacional, lo que orillo al alcalde con licencia a expresar: "el dedazo no me gusta, aunque fuera a mi favor" dijo, y no dudó en descalificarlo, porque, según señaló, sin duda es un procedimiento "poco serio y profesional".

Ya se había manifestado desde antes y después de la convención estatal, luego de que la dirigencia panista diera muestras del rumbo que se pretendía dar a la definción de los procedimientos para elegir candidato, al grado de dar a conocer publicamente su inconformidad por el método aprobado en varias ocasiones, lo que lo orilló a la posibilidad de aceptar ofrecimientos de otras organizaciones políticas, ya fuera partidos politicos e incluso como candidato independiente. Y se decidió por la oferta del PRD, tirando a la basura en un santiamén la iedeología que supuestamente lo movía en beneficio de intereses de la gente. Lo importanten es ser y estar, no importa como les vaya, ni como lleguen, en fin.

Inclusive Héctor Ortíz, ex diputado estatal, que acompañaba a Beltrán del Rio en la exposición de motivos y que sería su coordinador de campaña, dejó entrever la posibilidad de renunciar al partido -ya ve que están muy de moda- agrumentando malos manejos del proceso de selección de candidato para la gubernatura del estado, abinando al cisma que priva en el partido albiazul.

Ante éste grave problema, la dirigencia estatal, celebra reuniones extraordinarias, incluso de fin de semana –que fastidio, incomoda- en sesiones extra urgente de su comité y asesores politicos, antes de que llegue la debacle total de éste de por sí dividido partido, que con los candidatos registrados para contender como independientes, surgidos de sus filas y apoyados por sus militantes, de por si se vería seriamente desgastado. 

Obvio que todo esto favorece al partido de enfrente, que goza y disfruta del desgradable espectáculo que estan dando sus adversarios –independientemente de que ellos pasaron por algo similar- adversarios que de por si batallan para llevar votos en favor de su instituto politico, y si siguen con estos detalles, se van a quedar solos y su alma.

Un cisma político se vive en el PAN, sin duda alguna. Son las luchas por el poder y las respuestas de la imperfecta condición humana.

La partidocracia en quiebra. exhibe sus pobrezas.