Aída María Holguín: Minimalismo en política. Chihuahua "parece" democrático PDF Imprimir E-mail
Opinión - Aída María Holguín Baeza
Escrito por Aída María Holguín   
Jueves, 17 de Febrero de 2011 06:38

 

Muy poco se ha escuchado o leído respecto a un reciente estudio que un conjunto de instituciones muy serias, preocupadas y ocupadas por impulsar el desarrollo de la democracia han realizado, y en donde Chihuahua se lleva de nuevo un nada honroso lugar al lado de Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Puebla, como uno de los cinco estados que obtuvieron los últimos lugares a nivel nacional en el ranking del Índice de Desarrollo Democrático 2010. Aunque los defensores del minimalismo postulan que "menos es más", tratándose de política y democracia, ese estilo nos sigue quedando chico a los ciudadanos.

 

 

Es así, como los resultados adversos para Chihuahua que arrojara el estudio “Índice de Desarrollo Democrático en México 2010” IDD-MEX 2010, dejaron al desnudo la realidad minimalista en la que vivimos los chihuahuenses, y trajo consigo una serie de declaraciones por parte de algunos actores políticos de la entidad.

 

Tal es el caso del Regidor priísta Juan Manuel Fuentecillas, quien afirmó que “Chihuahua no es un estado con rezago democrático” y consideró que “primero debe analizarse la comparación hecha a nivel federal, entre los estados que privilegian el ejercicio democrático, pues a su parecer, Chihuahua es una de las entidades “punta” en ese sentido.

 

En primer lugar, habría que decirle al Regidor Fuentecillas, que el “parecer” de una persona, aunque sea regidor, no es un elemento válido para refutar los resultados de un estudio serio y profesional realizado por organismos nacionales e internacionales como lo son la Fundación Konrad Adenauer, PoliLat y la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX).

 

Ciertamente duele saber que el estado de Chihuahua se encuentra ubicado entre los últimos cinco lugares a nivel nacional en cuanto a Desarrollo Democrático se refiere; pero no se puede usar un argumento como el del regidor Fuentecillas para desestimar los resultados de dicho estudio.

 

Juan Manuel Fuentecillas ”fundamenta” su parecer, señalando que en Chihuahua se alzaron los primeros movimientos civiles a favor de la democracia en el país, y por esa razón, debe leerse el contexto completo de la información que figura a nivel nacional, ya que cualquiera de los partidos políticos activos en la entidad, “pueden atestiguar el libre y pleno ejercicio de la democracia en el estado, pues incluso en el pasado proceso electoral, no se presentó problema alguno entre las diversas agrupaciones políticas.

 

Es cierto que los chihuahuenses fuimos un elemento clave en la búsqueda de la democracia para nuestro estado y nuestro país; sin embargo, no en vano mantiene vigencia eso de "crea fama y échate a  dormir".  Esos hechos no son suficientes para asegurar que actualmente el sistema democrático funcione; tampoco salir a votar o que no se hayan presentado problemas entre las diversas agrupaciones políticas en el pasado proceso electoral son argumentos para desestimar los resultados del IDD-Mex 2010.

 

Claro que es de suma importancia “leer y analizar todo el contexto de la información”; pero hay algo que es más importante: hacerlo antes de cuestionar la validez de un estudio serio y profesional; en este caso, el realizado por organismos conocidos y reconocidos a nivel nacional e internacional.

 

Para despejar un poco las dudas, es necesario decir que el IDD-Mex, en realidad es un instrumento que será de gran utilidad para la sociedad mexicana, y cuya metodología evalúa el funcionamiento del Sistema Democrático en México.

 

Es bueno conocer también, que el concepto de "Desarrollo Democrático" que se expresa el IDD-Mex, se basa en criterios politológicos, estándares conceptuales, campos de estudio, indicadores, etc., entre los cuales se encuentran la calidad democrática, la calidad de gobernanza, buen gobierno, la institucionalidad del régimen democrático, el respeto de los derechos políticos y libertades civiles, y la Calidad institucional y eficiencia política, entre muchos otros factores.

 

Como se puede ver, en definitiva, es un estudio tan amplio, que bien merece analizarle a fondo y detenidamente antes de emitir cualquier opinión sobre su validez.  Este estudio, puede ser consultado en http://www.idd-mex.org

 

En esta ocasión, concluyo con el pensamiento del reconocido politólogo e investigador argentino y especialista en América Latina, Gerardo Munck, quien advirtió que “la investigación sobre las democracias, debe abarcar aspectos que superen el proceso electoral y la conexión electoral entre los votantes y sus representantes, porque este tipo de desarrollos metodológicos, se anclan en las visiones minimalistas de la democracia”.