Instalaciones militares en Guachochi PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Isaías Orozco Gómez   
Domingo, 16 de Abril de 2017 10:00

Isaías Orozco Gómez.

El jueves 13 del mes y año en curso, en el programa “Expectativa” del canal 28 de TV, que se transmite de lunes a viernes a partir de las catorce horas, cuyo titular y conductor es el licenciado Víctor Hugo Valles; dentro de la variada temática abordada  en el momento,  tocamos el asunto relativo al cuartel o instalaciones militares, edificadas en el municipio de Guachochi, para albergar a casi medio millar de miembros en activo del Ejército Mexicano, conformado por la tropa o soldados y por la respectiva oficialidad. Obra realizada,  durante el muy reprobado –por la mayoría de los chihuahuenses– sexenio del aún “prófugo” exgobernador César Horacio Duarte Jáquez.

Desde luego, se procuró tratar lo de dicha construcción castrense de participación financiera principalmente bipartita (Federación y Gobierno del Estado), de la manera más objetiva, positiva y propositiva. Haciendo hincapié, en que ese inmueble, hasta la fecha, no entró en funciones para los fines militares planeados, debido a que el mismo, por la mala calidad de los materiales de construcción, no garantizaba ni medianamente, la seguridad de los militares ahí estacionados u hospedados. Cuestionamiento que el propio general Salvador Cienfuegos, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SDN) expresara ante el propio gobernador a la sazón, en visita y supervisión in sito que hiciera a dichas instalaciones. Que según el propio mandatario estatal César Horacio Duarte Jáquez, ya estaban  listas para ser ocupadas.

Ahora bien. De acuerdo a información del momento, ese tan costoso inmueble, seguramente, ya no será ocupado y usado por la milicia mexicana. Parece ser, que se está pensando en buscar un lugar geográfico más estratégico; y, desde luego, construirlo, ahora sí, con todas las de la ley, sin la mínima desviación de recursos del erario, con materiales sólidos, adecuados, propios para la defensa y seguridad de las fuerzas armadas oficiales que  ahí acamparían temporal o permanentemente.

En ese orden de ideas, al terminar el mencionado programa del Canal 28 de TV, ya “fuera del aire”, consideramos que no deben desperdiciarse, de ninguna manera, esas edificaciones; pues las mismas, no solamente pueden ser de gran utilidad para los habitantes del municipio de Guachochi, sino para el resto de los municipios limítrofes, habitados sobresalientemente por etnias originarias (Rarámuris, Tepehuanes, Guarojios, Pimas)  y por mestizos que ancestralmente han sido considerados como comunidades marginadas, vulnerables, pobres y  en pobreza extrema.

Desde luego, se reconoce que esos todavía remotos lugares de la alta sierra tarahumara, como Guachochi (en Rarámuri: Lugar de Garzas) desde 1963 en que fue declarado municipio, en donde están ubicados la Barranca de Sinforosa, la cascada de Cusarare y Tónachi, entre otros lugares de gran belleza natural,  ha dado muestras del esfuerzo común para lograr cambios tangibles muy importantes para esa región, que quiérase que no, de una u otra manera, directa o indirectamente ha empujado también hacia un considerable desarrollo a los municipios limítrofes: Bocoyna, Carichí, Guadalupe y Calvo, Nonoava, Balleza, Batopilas, Morelos y Urique.

Específicamente, en el municipio de Guachochi, habitan  aproximadamente   25 mil personas que hablan alguna lengua indígena, de las cuales, casi 20 mil son Tarahumaras. Sus principales actividades económicas son el comercio, la industria de los aserraderos particulares, ejidales y comunales; variedad de artesanías, como son el tallado de piedra, trabajos de la palma, cerámica de Caborachi, y tejidos de lana como fajas y cobijas. La agricultura es eminentemente consuntiva y de temporal. El turismo es otra de sus fuentes de ingresos.

La cabecera municipal del “Lugar de las Garzas”, cuenta con servicios de educación preescolar, primaria, secundaria, telebachillerato, Universidad Tecnológica de la Tarahumara, instalaciones de la UACh, Estación de Radio XETAR “La voz de la sierra tarahumara”… Así como con  los siguientes servicios de salud: seguro popular, hospital del IMSS, hospital de la Secretaría de Salud, Clínica del ISSSTE.

Lamentablemente, la zona mencionada y la mayor parte de la región serrana, incluyendo Madera, Namiquipa, Bachíniva y la pujante ciudad de Cuauhtémoc, desde hace más de tres lustros a la fecha, vive en constante inseguridad, generada por el crimen organizado y “desorganizado”, por el narcotráfico y la narcopolítica; además de la presencia de los históricos caciques del lugar, que insisten y persisten en cometer día tras día abusos en contra de los más jodidos de esas comunidades. Y, últimamente, soportando la presencia de compañías extranjeras que vienen a explotar su riqueza minera, contaminando minuto tras minuto, con sus residuos químicos, los mantos acuíferos, arroyos, ríos… Y a talar sus bosques.

Provocándose con todo lo anterior, que a falta de reales oportunidades de trabajo, de honestas fuentes de trabajo, los adolescentes se conviertan en sicarios “desechables” o en obligados peones cautivos, para trabajar los sembradíos de mariguana y amapola. Mientras que familias enteras, abandonan sus tierras, sus casas, emigrando hacia las poblaciones más importantes del estado. De ahí que, nada más  en la ciudad de Chihuahua, “Viven hacinadas 300 familias Rarámuris […] habitan en 70 casas del asentamiento El Oasis, señaló la gobernadora del lugar Juanita Moreno”. (Salud Ochoa, El Diario de Chihuahua, domingo 16 de abril del 2017).  

Resulta razonable, entonces, la propuesta de que  ese flamante cuartel de Guachochi, convertido hasta ahora en un “elefante blanco”, se aproveche para crear todo un complejo educativo, cultural, deportivo y recreativo, al servicio de los niños, adolescentes y jóvenes de la citada región serrana, en el cual podrían funcionar formal y permanentemente: una verdadera escuela de artes y oficios; una academia de preparación para empleadas domésticas, muchas de las cuales, vienen y vendrían a la ciudad-capital, a Ciudad Juárez, Cuauhtémoc, Delicias, Parral, Guerrero… u otras partes del país o hasta en los USA, a aprestar sus servicios como tales; un centro deportivo con gimnasio para box, artes marciales…, canchas de futbol y de basquetbol, atletismo…

Pero además, con espacios para consultorios médicos y albergues para la atención especializada de pacientes con problemas de tuberculosis, anemia, desnutrición, avitaminosis, adicciones; con problemas psicológicos como depresión, tristeza, etcétera, que penosamente ha incrementado el índice de suicidios, ahora hasta en los infantes.

Cabe entonces, respetable licenciado Javier Corral Jurado,  Gobernador  Constitucional del Estado de Chihuahua, esta modesta idea, que seguramente  impactaría óptimamente en la cotidianidad de esos nobles y esforzados pobladores de la  alta y baja Sierra Tarahumara.

(Los datos sobre el municipio de Guachochi, fueron tomados del trabajo de mi excompañero del Internado de la Escuela  de Artes y Oficios y de la Escuela Normal del Estado, Ignacio León Pacheco –y primer presidente de ese municipio–, titulado: “Municipio de Guachochi 50 Aniversario 1963-2013).  

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua