¡Insólito, pide fiscal no difundir alerta! PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Luis Javier Valero Flores   
Jueves, 24 de Agosto de 2017 06:29

Luis Javier Valero Flores.

Una de las posturas más recurrentes de los gobernantes es la de minimizar las condiciones de inseguridad; no importa el origen partidario del mandatario, lo importante, cuando son abordados por este tema, de manera casi automática, minusvalúan la situación y terminan alegando que son problemas de percepción, pero, miren, “mi gobierno está haciendo esto y lo otro….”.

Dos hechos, contundentes, reales, esos que sí sucedieron y que no son producto de la fantasía oposicionista, o de la visión “reduccionista” de la prensa, que pretende criticar, por cualquier motivo, al gobernante del “amanecer”.

Días atrás, a propósito de la emisión de un comunicado de la Fiscalía General del Estado, en el que daba cuenta de la aparición de “gente armada a bordo de 150 vehículos”, que prácticamente tomó la población de Madera, el gobernador Corral fue interrogado al respecto. Negó la información.

Lo hizo de manera automática, como si estuviese obligado, sistemáticamente, a atenuar la grave crisis de seguridad pública que padecemos. Obviamente, tiene parte de la responsabilidad, pero no toda, todas las opiniones de los especialistas -nacionales y extranjeros- ubican este problema en el contexto internacional del tráfico de drogas.

El colmo es que el jefe de la policía estatal refutó al gobernador Corral y precisó que, efectivamente, habían ocurrido así los hechos.

Luego, el Departamento de Estado, de los Estados Unidos, dió a conocer la “actualización” de la “Alerta” que periódicamente emite para prevenir a los ciudadanos y funcionarios norteamericanos de los lugares en los que, potencialmente, podrían haber riesgos para ellos.

¡El colmo, el Fiscal César Augusto Peniche Espejel, pidió, ayer, no difundir  tal alerta!

“Yo considero que tenemos que hacer una gran alianza, la unión entre todos los sectores del estado de Chihuahua, el productivo, el turístico, el comercial, la autoridad y los medios de comunicación para blindar ese tipo de alertas… Mientras más difusión se le da en el aspecto negativo más va generando una recesión económica en la entidad por la falta de inversión o turismo”. (Nota de El Diario de Chihuahua, 23/VIII/17).

Pero la alerta es tan explícita que hace añicos las frases del Fiscal. El gobierno norteamericano -mejor informado que la ciudadanía chihuahuense- llama a sus conciudadanos a prevenir, debido a que “la violencia está presente en todo el territorio del estado y las mayores de sus ciudades, (incluidas  Ciudad Juárez, la ciudad de Chihuahua, Ojinaga, Palomas, Nuevo Casas Grandes y el Cañón del Cobre)” y los llama a viajar sólo “con luz de día” y solamente en las carreteras más importantes.

Y define las zonas. En Ciudad Juárez, más allá prácticamente de las zonas de mayor desarrollo urbano, a las que no deberán acudir los miembros del gobierno norteamericano.

Es, sin duda, la mayor descalificación que en esta materia ha recibido el gobierno de Corral, ante la cual, hasta ahora, la postura oficial del gobierno de Chihuahua es la del fiscal Peniche.

Es de antología, no le hagan caso, hagamos como si no se hubiese dado, no la difundan, no la den a conocer, vamos a “blindar” la información, es decir, en otras palabras, hay que meter la basura abajo del tapete.

Y esto ocurre a unos cuantos días de la “toma de Madera”, del salvaje enfrentamiento en Jiménez y del espantoso hallazgo de cuatro personas asesinadas, cuyos cadáveres fueron apilados a las afueras de Chihuahua, por un lado, y de los restos de otras tres personas desmembradas, también en Chihuahua capital.

¿No serán suficientes hechos como para dar pie a un inmediato cambio de mandos en las policías de Chihuahua y a la adopción de una inmediata y adecuada política de seguridad pública?

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF