¡La Revolución de 1910, los 55 millones de pobres y los 7 millones de Ninis! PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Mario Alfredo González Rojas   
Miércoles, 15 de Noviembre de 2017 19:23

Mario Alfredo González Rojas.

Siempre me he preguntado, si sirvió de algo el más de un millón de muertos  que dejó el movimiento armado de la Revolución de 1910. En proporción a sus muertes, qué tanto se cumplió de sus postulados, el motivo de esta lucha, los argumentos que tuvieron los que la encabezaron y los que siguieron a sus líderes?

Este 20 de noviembre pasará como los que ya pasaron y como los que vendrán más adelante, pasará sin pena ni gloria, bueno, fuera del provecho que se le saca a los días de jolgorio en este país, que está cargado de suspensiones de labores, de días de asueto, a diferencia de otros países en los que tienen muchos menos descansos que nosotros; y es que nosotros vamos con el sentido de la frase, de que "entre más pobres, más flojos". Aquí en Chihuahua se hacen hasta "peregrinaciones" a Coyame, para festejar a Toribio Ortega, del que se dice que inició la Revolución con el ataque del 14 de noviembre de 1910.

Nuestra revolución, que tuvo el carácter de democrático- burguesa, surgió del anhelo de acabar con la reelección, así como con la real pobreza del campesino, y por eso anduvieron con fusil en mano Francisco I Madero, Zapata y Villa; los hermanaba a estos caudillos el propósito de acabar con una dictadura y también de borrar los latifundios, entregando la tierra a los pobres campesinos. Pero eso es historia, que con el paso del tiempo ha quedado en el olvido, persistiendo la injusticia social. O cuál otra será la razón, de que haya más de 55 millones de pobres en México, y de que haya tantos mexicanos que emigran desde hace mucho a tierras de Estados Unidos, y que ahora nos encontremos palpando un problema cada vez mayor con el presidente Trump, precisamente porque dice que los que llegan a su país le quitan el trabajo a sus paisanos. Una de las pocas veces que Trump ha tenido razón al abrir la boca, ha sido para decir, que el gobierno de México lo que debe de hacer es ponerse a crear su propio desarrollo, a crear fuentes de empleo, en lugar de seguir propiciando día con día la salida de mexicanos hacia suelo norteamericano; que se deje de pensar en el muro, ha dicho este señor, porque este tema existe gracias a la pobreza y a la corrupción de sucesivos gobiernos.

Valió la pena derramar tanta sangre, cuando hoy tenemos unos 15 millones de personas que viven en pobreza extrema? En los festejos pomposos del centenario de la Revolución, se buscó actualizar los objetivos de Madero, Zapata, Villa? Sucede que ya hasta desapareció el término "revolucionario", y en los discursos de los presidentes de la república, ya ni de chiste se hace mención a los postulados de la Revolución. Con Miguel de la Madrid vino la caída del ideario, al menos ideario revolucionario, y se entró de lleno a un discurso tecnócrata, a lo que se le untó eso de la "renovación moral", que como "la Solución somos todos", terminó siendo pura vacilada.

Con la revolución sucede, como eso de que "la amistad que no se refleja en el bolsillo, no es amistad", ya que de los postulados de aquella, simplemente nos quedamos a medias. La producción del campo es mediocre, el salario mínimo es de miseria, la educación es de baja calidad, faltan miles y miles de fuentes de empleo, seguimos aferrados al crecimiento de Estados Unidos, como una dependencia diabólica, etc.

En el porfiriato predominaba la aristocracia, situación que provocó el que grupos sociales antagónicos se levantaran en armas. Hoy manda la alta burguesía, en un esquema de absoluto control en el que privan la corrupción y la falta de igualdad social.

Panorama en el que nadan sin que los turben las aguas, siete millones de ninis. De la Revolución de 1910, no queda ni el aroma enceguecedor del humo de los cañones, que sin embargo dejaba una ilusión de libertad y justicia.