De adicto a ADICTO. Autoengaño, las emociones a flor de piel PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Ernesto Salayandía García   
Viernes, 23 de Febrero de 2018 05:31

Ernesto Salayandía García.

Caras vemos, emociones no sabemos

A mí me costó mucho trabajo aceptar mi realidad, reconocer mi enfermedad y tener la humildad de derrotarme ante ella, ofrecí una seria dificultad como el hecho de que soy alcohólico compulsivo,  me daba vergüenza presentarme y decir.- Hola soy Ernesto, alcohólico,  aceptar que mi vida se había vuelto ingobernable  debido al abuso en mi manera de beber alcohol, no vi mi realidad, que me convertí en un drogadicto, adicto  compulsivo a la cocaína, a la morfina, al cigarro y a los fármacos, por supuesto que mi soberbia no me dejaba  ver, a pesar de los fondos emociones, fondos profundos y obscuros como un abismo en el Universo, decir, soy drogadicto, adicto, neurótico, maniaco depresivo, celoso empedernido,  mas alcohólico, mas irritable, violentó y un gran cumulo de defectos de carácter, allá en San Agustín, en Polanco CDMX, se burlaban de mí, cuando tomaba la tribuna y decía.- Buen día, soy Ernesto, un enfermo emocional alcohólico y adictos y después de muchos años, lo acepte y comencé a trabajar en ello y sigo luchando contra el cavernícola que habita dentro de mí, sigo, como el primer día, después de casi  19 años de haber iniciado este proceso, esta oportunidad de vida, que hoy me permite sentirme, feliz y en paz, en armonía y con mucha energía, al menos, solo por hoy, GAD. Sigo en pie  de lucha.

Yo no lo entendí

No sabía de la complejidad de mi enfermedad, ni me imaginaba que se trataba de un problema mental,  de una mente enferma, con mucho ruido, secuestrada por la loca de la azotea, como yo le llamo al pensamiento obsesivo que tiene un alcohólico como yo, no pensaba cuánto daño me hacía por mi neurosis extrema, por mis actitudes explosivas, mi sentido crítico, mi afán de ofender, humillar, denigrar, desintegrar, hacer trizas con mi lengua, como si mi lengua, fuera un bisturí, no, no veía mis niveles de ansiedad, cobardemente decía, con soberbia sobrada, si me voy a morir de algo, que sepa de qué y me chutaba hasta tres cajetillas de cigarros al día, mi enfermedad es física, me cuerpo me pedía meterme sustancias toxicas, tampoco veía mis actitudes en la calle, mal y de malas, echándole bronca a cualquiera, criticando, mentando madres a medio mundo, intimidando, no veía, que mi problema no solo era una adicción brutal al alcohol y a las drogas, es, lo veo, lo sé, mucho más complejo que ello, por supuesto que por un tiempo, solo tape la botella y viví en borrachera seca, me ha costado mucho trabajo, mi recuperación, física, mental, emocional y espiritual, este espacio, el oficio periodístico, el hablare de mí, cachando mi mente, ha sido una gran herramienta, no pretendo se blanco y puro como la nieve, pero si quiero vivir mi vida en liberad con amor y alegría. He estado en grupos de AA, de Cuarto y Quinto paso, en experiencias espirituales, y sé que, estoy empezando.

No hay peor ciego, que el que no quiere ver

Muchos jóvenes, toman suficiente, viernes sábado y domingo, se ponen hasta las chanclas.- Solo alcohol.- Me dicen, como si el alcohol no fuera una droga. También, una droga peligrosa,  son, muchos de ellos, perezosos.- Huevones.- Les grita la mama, por supuesto, apáticos, soberbios, indiferentes e indecisos, viven aislados, refugiados en sus cuartos, raros, austeros de comunicación, no conviven y les da por postergar, no cierran círculos y como yo, no aceptan tener un problema con sus patrones de conductas, no reconocen su dependencia a las sustancias toxicas, ni tampoco saben ni papa de su enfermedad, creen que están sanos, que no corren peligro de  tocar fondos, de tener consecuencias, tanto con la sociedad como con ellos mismos, son ignorantes, apáticos e indiferentes, ofrecen resistencia al cambio, viven relaciones de pareja, enfermizas, toxicas, tienen problemas de comunicación con sus padres y el tiempo pasa y entre más pasa, la enfermedad emocional crece, claro, se complica cuando aparecen otro tipo de sustancias, aparte del alcohol los fines de semana y de ahí, comienzan a vivir un verdadero infierno, del que difícilmente habrán de encontrar la salida, la mamá, desperrada, enfermotota de sus emociones, busca ayuda y quiere una solución rápida, efectiva, instantánea, como si fuera el Nescafe o la sopa Maruchan, ve, la espiga en el ojo de su hijo, pero no ve la viga en su propio ojo, hay todo un panorama de lo que está por venir, nadie, casi nadie, quiere ver que esta es una seria amenaza de vida o muerte.- Crisis, creces.- y todos los enfermos emocionales, negados o no, como son: los ludópatas, adictos al juego, las víctimas de los trastornos alimenticios, bulimia, anorexia, obesidad, a la vigorexia, adicción al gimnasio, los maniaco depresivos, los neuróticos, los celos, los adictos compulsivos a la crítica, a meterse sistemáticamente a meterse en lo que no te importa, en fin, todos los adictos, tenemos que tocar fondos para emprender una recuperación, pero, hay quien nace para maceta y del corredor no pasa.-

El autoengaño

Hay, quienes hacen su experiencia de Cuarto y Quinto paso, quienes viven un despertar espiritual y un encuentro consigo mismo, los hay también, quienes se convierten en valientes servidores de estos grupos de autoayuda y en muchos casos, salvo sus honrosas excepciones, muchos de ellos, fuman como chacuacos, se sienten los dueños del grupo, gerentes o algo parecido, son, padrinos de padrinos, defiende su versad, como la única, ofrecen un gran vacío de humildad y de honestidad, lanzan su lujuria a las doceavas, sean chiquitas, medianas o grandes, pretenden hacerle el cuarto y el quinto paso en la cama, viven en conflicto con sus parejas o separados y divorciados, no predican con el ejemplo, caminan como pavorreales destilando soberbia hasta por los poros, son neuróticos empedernidos, celos patológicos, inseguros, llenos de miedos, traumas y frustraciones, ha pero eso sí, han hecho más de 10 escrituras y juntas y juntas y que juntan? y en sus casas les dan las gracias  en la hora qué se van las juntas.- Hechos son amores y no buenas razones. Muchos otros, merecen todo mi respeto, porque son ejemplos a seguir, su recuperación se nota en la manera en    que viven en sus hogares, en su relación  de pareja, con sus hijos, en su estabilidad laboral, en su relación en el mismo grupo, hay un buen nivel en el sobriometro, las acritudes de una  persona en proceso de recuperación, se palpan en  los hechos, no en la tribuna, ni en aparentar ser lo que no se es.- De lengua, me como un taco. Los grupos de autoayuda, están vacíos, en crisis y la razón es el autoengaño de los que se sienten los padrinos de padrinos.

Muy recuperadito?

Tengo que estar cachándome, observar con honestidad cuando el cavernícola despierta o quiere hacerla de tos, observar cómo le hablo a mi mujer a mis hijos, a las demás personas.- El otro día, me estaba, lea estacionando, cuando vi a un fontanero que estaba arreglando el medidor del agua del vecino y le pedí,  de favor, que si me podía revisar el escusado del baño de mi oficina, porque tenía una fuga, accedió y llegamos a un acuerdo.- 350 por los dos escusado.- Y se comprometió a arreglarlos el día siguiente no fue, pasaron tres días y le recordé el compromiso , le pague por adelantado, .- Chivo brincado, chivo pagado.- Dando y dando, pajarito volando.- y ese mismo día, después de que la “ARREGLO”  la fuga apareció en el escusado y Le mande un mensaje.- Mañana , sin falta voy a las 10 de la mañana.- Antes de eso, me dijo.- Yo a usted lo conozco, usted fue a compartir a mi grupo de Guerreros, mi esposa lee sus artículos todos los domingos, me platico, que estaba comprometido con el grupo, que tenía 5 años limpio, que su vida le había cambiado por completo y que ahora era adicto a Dios y al servicio.- Paso, una semana, no llego, pasaron dos y nada y lo volví a contactar, no me contestaba las llamadas, la fuga seguía a todo su apogeo y cada vez que trapeaba el baño, ya  sabes, me llenaba de rabia y el cavernícola me decía.- Se burló de ti, rómpele la madre.- Te juro, que genere ir a su grupo, pedir tribuna y ridiculizarlo, darle su ayuda públicamente , luego pensé, ante la ignorancia a mis mensajes y llamadas,  me llene de impotencia, me da mucho coraje que este tipo de personas se burlen de mí, el cavernícola me indicaba que  , subirá  su foto  del  whatsApp y le pusiera un texto, una advertencia a mis seguidores en las redes sociales, de tener cuidado al contratar un fontanero, fraude, vil  mediocre y deshonesto, pensé  buscarlo hasta el cansancio y quedar a mano, la verdad me irrite, hasta qué finalmente y de manera agresiva, él tuvo la atención y la educación¿? de responder  a uno de mis mensajes y ahí mismo, le dije sus verdades., saque mi resentimiento y lo mande a de la tía de las muchachas.- Mal hecho, inútil, mediocre de miércoles.-

La recuperación del mediocre

Estos padrinos de padrinos y al igual que muchas personas tienen una idea equivocada respecto a lo que es la vocación del servicio, muchos prestadores, cualesquiera que sean, ya sean, mecánicos, fontaneros, médicos, abogados, secretarias, militantes de un grupo, no tienen por qué maltratar a una persona, negando a las llamadas y mensajes, ignorando esa búsqueda de alguien y tratarlo con la punta del  pie, no se vale, insultar a nadie, ni darle atole con el dedo, en no atender a alguien que te esté buscando y lo bateas, mandándolo al rincón del olvido, no habla bien de ti y menos, si es de suponerse que ha hecho la experiencia, con diez escrituras, que vas  cada mes de apoyo a los retiros espirituales, no se vale, que te mantengas con tu teléfono apagado o simplemente que muestres oídos sordos cuando alguien te llama y por desgracia, estas lleno de las que se sienten  hechas a mano, madrinas, soberbias que no ven otro mundo, mas aquí el mundo mediocre dónde viven, la recuperación, demanda romper con el autoengaño, ser honesta, de una sola pieza, ser honesto, integró, digno de sí mismo, conozco, directores de centros de rehabilitación e infinidad de militantes de los grupos de autoayuda y muchos de ellos, muestras sus miserias, sin tacto, sin educación, sin valores, ni nada que se le parezca, por ello, los adictos en recuperación, tenemos una pésima imagen ante la sociedad, por mal hecho, por irresponsables, mal educados y sobre todo, por mediocres. Un adicto es mal visto y mal recibido en todos lados y gracias a tanto mediocre que se sienten hijo de Bill W. Por supuesto, que convivo con seres humanos, extraordinarios, nada que ver con los engañifas

Farol de la calle, obscuridad de la casa

Lo fui, soberbio, alegre en los restaurantes y cantinas, amiguero, platicador, servicial, cordial, amistoso, pero en mi casa, el tipo raro, seco, inexpresivo, mientras que ante la gente extraña, era todo lo contrario a mi comportamiento en casa, ahora, soy el mismo, en cualquier parte y considero que uno de los valore4s más supremos, es la humildad, debo tratar con respeto a cualquier tipo de persona, mi recuperación, está en mi casa, con hecho, con mi ejemplo, no deseo, que mis hijos sufran lo que yo sufrí, no quiero que sean víctimas del alcoholismo, la neurosis, los celos, la inseguridad, la violencia qué me caracterizo toda mi vida, quiero, sin pretender ser el doble A  del años, vivir mi vida, en sobriedad, no en abstinencia, deseo, vivir mi vida en libertad, disfrutar de las mieles que me prometieron los alcohólicos anónimos,  este tiempo de recuperación ha sido difícil, trabajar mi neurosis, desprenderme de mis celos, de la inseguridad que domino en mi toda mi vida, no ha sido fácil bajar mis niveles de ansiedad, he tenido dificultad para trabajar mis defectos de carácter, no se me quita lo hipersensible, me duele cuando me ignoran, cuando las puertas de una oficina pública o privada, no se abren, por supuesto, que me irritan los insultos y la ingobernabilidad, ofrezco poca tolerancia a la neurosis colectiva que se palpa por todos lados, trabajo mi paz interior, pero a veces, no lo logro y me engancho, me veo inmaduro, soberbio y pedante, cuando recibo un pésimo servicio, por ejemplo de parte de un mesero o de una cajera que te muestran una cara de pocos amigos, que son déspotas, soberbios y tu estas pagando por una atención, por calidad y calidez en el servicio, me irrita ver la decadencia de la sociedad, me siento impotente ante el alto consumo de sustancias toxicas en niños y adolescentes, me frustra, que no puedo hacer nada, que es poco o nada lo que el gobierno está haciendo y no me queda otra, más que seguir escribiendo, hablando de mí, espero, no haberte fastidiado con mis sentimientos.

Por tú atención, muchas gracias.- Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . Tratamiento ambulatorio, para alcohólicos y drogadictos, sin internamiento, dos meses de desintoxicación y de recuperación.- 614 256 85 20 montrealquebeclatino.com