Medicinas, elecciones y transparencia PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Pablo Bernach   
Lunes, 26 de Marzo de 2018 08:03

Pablo Bernach.

El tema de la quiebra financiera del gobierno estatal gracias a César Duarte y su pandilla ha llegado al delicadísimo tema público de la salud. La protesta de personal sindicalizado del ICHISAL no es un gesto generoso y humanitario, es una táctica electoral fundamentalmente del PRI, apoyada por los partidos que competirán contra el PAN y el Frente el 1 de julio.

La Secretaría de salud estatal empezó con el pie izquierdo, cuando el idiota de su secretario cobró un bono de desempeño como secretario de $100,000 a finales de 2016, cuando apenas llevaba un mes en el puesto. Efectivamente la normatividad otorga, o tal vez otorgaba al secretario semejante beneficio, pero adjudicárselo después de las críticas y desprestigio del gobierno de Duarte, a sólo un mes de haber tomado posesión, no sólo es un gesto de absoluta inmoralidad, refleja la inteligencia y ética del secretario.

Una vez más, queremos invitar a Javier Corral como gobernador, para que realice un informe público a detalle sobre la situación concreta en que se encuentran las finanzas estatales, a donde acudan las cabezas, líderes y dirigentes de todos los sectores productivos, sociales, políticos y religiosos del Estado.

Chihuahua y los chihuahuenses no podemos seguir ajenos sin conocer a fondo a la situación financiera del gobierno estatal, porque los tropiezos financieros de liquidez y presupuesto, nos está lastimando a todos, generan incertidumbre y caos,  y los capitalizan los adversarios y enemigos políticos de Javier Corral y del PAN.