La columna. Las razones del desencanto PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Carlos Jaramillo Vela   
Sábado, 19 de Mayo de 2018 11:20

Carlos Jaramillo.

 

El marcado interés por las cuestiones partidistas y electorales ha absorbido la mayor parte del tiempo y energía del mandatario Javier Corral durante el tiempo que lleva frente al Gobierno del Estado de Chihuahua. La afectación al PRI y la ayuda al PAN, a ultranza, han sido el eje central de sus ideas y acciones. Por ello una buena parte de su gestión se ha basado en la interposición de denuncias y la apertura de expedientes de investigación, empleados como medios para alcanzar tanto la aplicación de castigos al amparo de los órganos jurisdiccionales, como el impacto mediático y el desprestigio que toda condena a un personaje público conlleva. La percepción que los ciudadanos tienen sobre Corral y el desempeño de su administración dista de ser la mejor, toda vez que existe decepción –incluso entre los mismos panistas- respecto a su ejercicio gubernamental.

 

Parte de esa estrategia político-electoral desplegada desde octubre de 2016 por el actual titular del Poder Ejecutivo, han sido diversos mítines y caravanas de protesta ideados y protagonizados por el mandatario chihuahuense, cuyos propósitos son captar la atención local y nacional de los medios de comunicación, e insertar en la agenda pública los temas que a él le interesan. Entre las fortalezas de Corral destacan su habilidad en el arte la expresión verbal –oratoria-, así como su destreza en materia de elucubración y gestación de planes. Sin embargo, más allá del discurso político, es en el terreno fáctico, es decir, en los hechos materiales y tangibles, donde el Senador con licencia y su administración no han dado los resultados esperados.

 

Las razones por las cuales no hay resultados se encuentran en la falta de atención que el actual Gobierno Estatal ha tenido en dos de los temas torales del quehacer público, como son la Seguridad Pública y la generación de infraestructura. Hoy la inseguridad derivada de la comisión de delitos de alto impacto como homicidios, secuestros, extorsiones y asaltos, así como la inexistencia de avances en la construcción de obras – mantenimiento y construcción  de caminos y carreteras-  y la dotación de servicios públicos básicos –agua, drenaje, plantas y lagunas de tratamiento de aguas residuales, electricidad- son una constante en prácticamente todas las comunidades y municipios del Estado.

 

Aunado a lo anterior, constituyen un factor de malestar en la gente los señalamientos existentes sobre el criterio partidista con el que -independientemente del origen de los recursos y programas- algunos gobiernos municipales emanados del PAN están manejando la entrega de apoyos sociales –becas escolares para niños y estudiantes, o ayudas económicas para adultos mayores, por ejemplo-. Las voces disconformes con el manejo selectivo que se está dando a tales programas asistenciales denuncian la evidente discriminación política que se está cometiendo contra los derechos fundamentales de personas de escasos recursos económicos, a quienes por el hecho de ser militantes o simpatizantes del PRI les han sido retiradas dichas subvenciones, en perjuicio de la precaria economía de ellas y sus familias. Estas son, entre otras, las razones del desencanto ciudadano existente respecto a la administración que hoy se encuentra al frente del Gobierno del Estado.

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  

Asesoría jurídica penal, civil y laboral. Av. Independencia 1607, Col. Centro, Chihuahua, Chih.; Tels.: ofna.: (614) 415-0268, Cel.: 614-255-5058.