COPARMEX, ¡por fin UN DEBATE! PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Pablo Bernach   
Miércoles, 27 de Junio de 2018 14:35

 

Pablo Bernach.

 

Este lunes 25 de junio en el Centro de Convenciones COPARMEX organizó, lo que en mi opinión es, el primer debate entre candidatos en Chihuahua, al que realmente podemos calificarlo de debate.


Me imagino que usted, mi estimado lector quiere saber ¿quién ganó el debate de candidatos a la presidencia municipal?, El ganador, perdón la ganadora fue Maru Campos Galván.


Los organizadores les dijeron una y otra vez a los candidatos, y les hicieron firmar una carta compromiso donde el debate sería de propuestas y proyectos para el ayuntamiento de Chihuahua, pero el señor Tiscareño de Morena no se pudo refrenar con algunas denuncias contra Maru, y el señor Domínguez del tricolor hizo un uso mínimo de lodo electoral, rematando sus intervenciones una y otra vez con la frase soy Domínguez vota por mí, consejo de asesores inapropiados.


Como mencionaba, la ganadora fue Maru y en segundo lugar pero distanciadito Tiscareño; el resto hicieron un triste papel con toneladas de propuestas buenas intenciones para algún cierre de campaña en una plaza pública. No captaron dónde estaban y a qué público se dirigían.


La administración de una ciudad y de un ayuntamiento en la actualidad se han convertido en un asunto realmente complejo, donde por lo visto la mayoría de los actuales candidatos, no se sentó a realizar un análisis serio, concienzudo y a fondo de la problemática de la ciudad de Chihuahua.


Casi todos ofrecieron que utilizarían "tecnología e informática" para resolver los rezagos en los trámites y las ventanillas, donde no faltó quien ofreciera colocar a personas de su confianza para solucionar los problemas de las mordidas y la corrupción, siendo que muchos trámites no se pueden realizar por Internet, ya que implican la revisión de documentos donde no es suficiente mirarlos escaneados en una pantalla.


Cuando se tocó el tema de la competitividad y la sustentabilidad de la ciudad de Chihuahua, en su mayoría hablaron de generalidades y buenas intenciones, provocándome la peor emoción que puedo sentir por un político, ¡ternura!


No me resta más que felicitar entusiasta y calurosamente a COPARMEX local y nacional, por habernos ofrecido el primer debate electoral profesional de nuestra historia, tan bién organizado y realizado que contrastó y exhibió la improvisación de la mayoría de los candidatos.