No había explosivos en la aeronave que se desplomó en Puebla: Durazo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Martes, 25 de Diciembre de 2018 13:06

No especulen sobre la muerte de Alonso y Moreno Valle; poyarán en pesquisas expertos canadienses; esperan apoyo de europeos.

 

 

Las autoridades señalan que hasta el momento todo apunta a una falla: Arturo Sánchez Jiménez y Dennis A. García.

 

Los avances en las investigaciones que el gobierno federal realiza sobre el accidente de helicóptero en que el lunes perdieron la vida la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, junto con otras tres personas, indican que no hubo sustancias explosivas que estallaran en la aeronave y que pudo haberse tratado de un accidente cuyas causas aún están por determinarse.

 

Entre la tarde del lunes y la noche del martes, funcionarios federales ofrecieron tres conferencias de prensa en las que dijeron que todas las posibles causas del incidente están siendo investigadas y pidieron a la población no especular al respecto ni dar paso a noticias falsas.

 

Los titulares de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño; de Gobernación (SG), Olga Sánchez Cordero, y de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, así como el encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (PGR), Alejandro Gertz Manero, ofrecieron un mensaje a los medios de comunicación el lunes, después de que a las 14:44 horas y 10 minutos después de haber despegado de un helipuerto en el municipio de Puebla, la aeronave modelo Augusta 109S, matrícula XA-BON, en la que viajaban la gobernadora y el senador, perdiera contacto con la torre de control y se desplomara.

 

A esperar los resultados

 

Explicaron que todo apunta a que hubo una falla en el helicóptero y que ello causó el incidente. Jiménez Espriú pidió no especular sobre las causas del siniestro, sino esperar los resultados de las investigaciones, aunque aclaró que no hay un tiempo estimado para que concluyan.

 

Ayer, Durazo Montaño participó en dos conferencias más. Por la mañana dijo que el gobierno no escatimará esfuerzos ni recursos en la investigación.

 

Indicó que más allá de los costos de las pesquisas, para las cuales aún no hay una estimación, se contará con los recursos necesarios, además de que en el contexto de austeridad que promueve y ejerce el gobierno federal, se deben hacer esfuerzos por hacer un uso eficiente de ellos.

 

Explicó que la investigación está en una etapa técnica, por lo que dijo que será encabezada por la SCT y la PGR. Y dijo que se harán cortes informativos en tanto se vaya generando información y recabando pruebas.

 

Carlos Alfonso Morán Moguel, subscretario de Transportes de la SCT, fue cuestionado respecto de si se trató de un accidente o de un atentado, y aseguró que no se descarta ninguna causa de lo sucedido y que todas las posibilidades serán investigadas.

 

Las víctimas

 

Indicó que en el helicóptero viajaban junto con los políticos el capitán y piloto, Roberto Cope Obregón; el primer oficial Marco Antonio Talavera, y Héctor Baltazar Mendoza, asistente del senador Moreno Valle.

 

Informó que las licencias de vuelo del capitán y comandante del helicóptero y del primer oficial están en regla. El primero tenía más de mil horas de experiencia en vuelo de helicópteros y había tenido antes una carrera de piloto de aviones comerciales. El segundo tenía más de 4 mil horas de vuelo en helicópteros. Ambos estaban capacitados para operar la aeronave propiedad de la empresa de taxis aéreos Servicios Aéreos del Altiplano SA de CV.

 

Señaló que el helicóptero contaba con el certificado de aeronavegabilidad vigente y su tiempo total de vuelo era de 2 mil 74 horas, por lo que consideró que tenía poco uso.

 

Agregó que la aeronave notificó a las 14:34 hora local su despegue y a partir de ese momento hubo alrededor de nueve comunicaciones sin respuesta de la tripulación del helicóptero.

 

Dijo que para no dejar duda alguna respecto de las investigaciones, tenemos instrucciones de contar con los mejores investigadores internacionales, entre los que estarán expertos de las empresas fabricantes del vehículo y sus motores. Además de que se solicitó la cooperación del Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos.

 

Roberto Ochoa, subprocurador de Control Regional, Procedimientos y Amparo de la PGR, dijo que dadas las condiciones en las que ocurrió el accidente, se realizará una investigación estrictamente técnica y científica.

 

La noche del martes, Durazo Montaño explicó que peritos en materia de incendios y explosivos de la Secretaría de Marina informaron que después de un análisis exhaustivo no encontraron explosivos o sustancias ajenas al combustible que hayan explotado dentro del helicóptero.

 

Demandan ayuda

 

Morán Moguel, por su parte, dijo que se halló la unidad de adquisición de datos del vehículo, dispositivo que graba, segundo a segundo, parámetros de operación de la aeronave en vuelo. La unidad está siendo analizada por expertos mexicanos y se ha invitado a especialistas de otros países a colaborar en la indagación.

 

Aclaró que el NTSB no podrá colaborar en la investigación debido al cierre administrativo del gobierno estadunidense por las negociaciones presupuestales en ese país. En su lugar se ha acordado con una agencia aeronáutica canadiense el envío de expertos para unirse a las indagatorias y se ha pedido la participación de autoridades europeas.

Durazo reiteró el llamado a no dar paso a las noticias falsas y para que seamos responsables con la información de este lamentable acontecimiento.

 

El secretario difundió en su cuenta de Twitter una serie de mensajes en los que desmintió que un video del desplome de una aeronave que circuló en las redes sociales correspondiera al del incidente ocurrido en Puebla. Por respeto a los seres queridos de quienes perdieron la vida, hagamos un #CompromisoConLaVerdad #ConLaTragediaNo, escribió.

 

El Clima