¿Tendrán éxito los libros baratos de Paco Taibo? PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Mario Alfredo González Rojas   
Miércoles, 06 de Febrero de 2019 13:03

Mario Alfredo González Rojas.

 

Una de las cruzadas más nobles que puede haber, es la de invitar a la gente a leer. Es una labor que le corresponde en primera instancia a un gobierno, pero en la que están comprometidos también otros actores, como lo pueden ser los maestros y los padres de familia. Al respecto ha llamado mucho la atención, el proyecto del gobierno federal de impulsar la lectura por medio del Fondo de Cultura Económica. El titular de esta casa editora, el señor Taibo, ha dado algunos detalles de cómo se va a trabajar en este sentido.

 

No hay que hablar mucho de una dependencia que apenas empieza a realizar su labor, ya que a la mera hora no es todo lo que se dice, lo que finalmente se hace. Por lo pronto se trata de buenas intenciones, y pues uno, como Santo Tomás: "hasta no ver, no creer". Luego resulta que por diversas circunstancias, no se cumple con lo que se prometió. Vámonos poco a poco, a ver qué resulta. Taibo ha manifestado que se creará una colección, llamada "Vientos del pueblo", con precios baratos; disque a menos de 20 pesos los libros. Y que además hará ferias del libro en los "zócalos" de las ciudades. Suenan muy bonito los ofrecimientos, esperamos que se hagan realidad. También, indica que en coedición se lanzarán varias obras, es decir, con la participación del Fondo de Cultura Económica y de otras casas editoras.

 

Ojalá que a la mera hora, no se pongan sus moños esas otras editoras y quieran irse por la gran "tajada", porque el vender libros es un negocio. Recuérdese, cómo puso el "grito en el cielo", la empresa editorial de México cuando en 1959 salieron a la luz los Libros de Texto Gratuitos. Muchos saben de eso, en la historia quedó grabada la oposición de esos negociantes, los que echaron por delante a las asociaciones de padres de familia, con la acusación de que se quería imponer un modo de pensar a los alumnos, que era algo que atentaba contra la libertad de enseñanza. Y claro que hubo aliados como gente del clero católico con  los editores, que de pronto vieron así disminuir sus ventas.

 

En México, el promedio de lectura anda por los 3 libros por año, predominando los libros de texto, los escolares, los que se tienen que leer para pasar el examen, pero ¿los otros libros dónde quedan, bueno, fuera de los best sellers, los que son la mayoría, muy superficiales, o séase amarillistas? ¿Cuánto cuesta una revista de espectáculos, de esas que traen chismes y consejos de belleza y que hablan de los signos del zodíaco? Muchas personas no la piensan dos veces para comprarlas, es como el que va al súper y adquiere productos chatarra, en lugar de alimentos de alto valor nutritivo; y paga más por ese tipo de antojitos.

 

Se necesita una amplia campaña de concienciación para ganar lectores. De pasada, con Internet se le ha dado un duro golpe a los libros y a los periódicos impresos. Si se leyera al pie de la letra lo que está en el celular o en la computadora, sería muy bueno, aunque no hay como el libro impreso para saborear la lectura y llevarla a la reflexión. Sin embargo, los que leen lo de Internet, en su mayoría lo hacen de corrido, y para decir al maestro o al amigo que sí se leyó, presentan la copia del texto.

 

Tiene que hacer alianza el Fondo de Cultura Económica con el sistema educativo, con los padres de familia, con diversos sectores, para que sea productiva esta campaña, si no, va a pasar como en las conferencias o presentaciones de libros, en las pláticas culturales en general, en que se observan los auditorios casi vacíos.

 

No se olvide que estamos inundados de telenovelas, de infinidad de programas banales en la televisión, en la radio; inundados de basura en las publicaciones de revistas, de periódicos. Es difícil, de la noche a la mañana, salir del pozo donde nos encontramos.

 

No es pesimista decirlo.

 

El Clima