Luis Villegas Montes: Jonrón o Hank Rhon PDF Imprimir E-mail
Opinión - Luis Villegas Montes
Lunes, 06 de Junio de 2011 04:36

La aprehensión de Jorge Hank Rhon tiene muchas lecturas y ninguna es positiva; excepto, quizá, el hecho mismo de que un pillo de sus dimensiones esté por fin en posibilidades de estar donde debe estar desde hace años: En la cárcel. 

 

 

A partir de ahí, todo lo demás es una tragedia. Si no estuviéramos en México a principios del mes de junio de 2011, diría que es una tragedia de las proporciones de una tragedia griega. Mire usted, este personaje, el epítome del mal gusto, -fue el mismo que en plena campaña por la Alcaldía de Tijuana a pregunta expresa de un medio de comunicación (¿cuál es su animal preferido?), sin empacho ni rubores respondió escueto y categórico: “La mujer”-,[1] este personaje pues, fue detenido; pero, como Al Capone, no por las razones correctas.

 

En efecto, a Jorge Hank Rhon lo lleva a la prisión el acopio ilegal de armas de fuego: “El Ejército Mexicano detuvo al empresario y ex candidato del PRI a la gubernatura, Jorge Hank Rhon, en poder de un arsenal y droga, presuntamente halladas en su propiedad”.[2] No lo lleva la corrupción de la que ha sido beneficiario y activo promotor; no lo llevan sus vínculos con el crimen organizado; no lo llevan sus actividades relacionadas con el narcotráfico; no lo lleva su implicación en sendos homicidios, no; lo lleva un delito menor que en el caudal de ilícitos que le pueden ser atribuidos, apenas sí se nota. A continuación, algunos párrafos que pintan al personaje de cuerpo entero:

 

Con Hank Rhon regresaría a la política mexicana el estilo del pasado priista: El de Gonzalo N. Santos y el del profesor Carlos Hank González y su apotegma de que un político pobre es un pobre político. Arribaría al poder el estilo de la política chicharronera porque sólo sus chicharrones truenan, del dominio del dinero sobre el compromiso social, de la dosis diaria de tequila mezclado con alacranes y penes de tigre para privilegiar la potencia sexual, de la asunción de la mujer como un animal, además de expedientes judiciales ligados al tráfico de animales, el contrabando y el narcotráfico”;[3]

 

Con el antecedente de haber sido encarcelado, en 1995, por el delito de contrabando, envuelto en escándalos por su afición al juego y su presunta vinculación con el narcotráfico, Jorge Hank Rhon está dedicado, por ahora, en reunirse a puertas cerradas con empresarios de Tijuana con miras a su campaña política”;[4]

 

Político y empresario. Hank Rhon fue vinculado al homicidio del periodistas del semanario Zeta, Héctor Félix Miranda 'El Gato'”,[5] y

 

En resumen. “A lo largo de su carrera política y empresarial a Jorge Hank Rhon se le ha acusado de todo: De lavado de dinero, de traficar con animales exóticos, de usar sus influencias para operar casas de apuestas, y hasta de estar implicado en las ejecuciones de Héctor Félix y de Francisco Ortiz, ambos del semanario Zeta de Tijuana… Sólo le faltaba que Estados Unidos le impidiera entrar en su territorio… y eso sucedió ya el 10 de enero pasado”.[6]

 

Las cifras, los datos, las notas, abundan y retratan a un individuo fanfarrón, soberbio, enfermo, capaz de cualquier exceso. Y si en el libreto de la hipotética tragedia griega que comento faltara algo, revise estas otras tres notas que le ofrezco y nos instalan a nosotros, los chihuahuenses, en la periferia del horror. En efecto, Alcalde en funciones, Héctor el “Teto” Murguía, Presidente Municipal de Juárez, uno de los municipios más importantes del País, ha sido invitado, protegido y feliz valedor de don Jorge: “El ex alcalde de Tijuana es hijo del extinto profesor Jorge Hank González formador del grupo Atlacomulco  al cual pertenece políticamente el Alcalde Héctor ‘Teto’ Murguía que en diversas ocasiones ha defendido a su ‘amigo’ Jorge Hank Rhon.[7] Amigos, colaboradores, las referencias que dan cuenta de su cercanía son numerosas; aquí, dos ejemplos:

 

Han quedado al descubierto las verdaderas pretensiones millonarias del ilustre Ing. Héctor Teto Murguía. […] no está solo en su aventura, este personaje es nada más un engrane del proyecto inmobiliario que traerá millones de dólares […] en la consolidación de este grupo de interés se encuentra a personajes como el Ing. Francisco Ibarra, […] así mismo hay intereses del Ing. Jorge Hank Rhon, quien participa indirectamente en tal proyecto dándole un giro a su consorcio empresarial”,[8] y

 

En esa ocasión, se informó, el alcalde juarense se negó a aceptar inclusive a los escoltas que le fueron ofrecidos por Leyzaola Pérez, aún en su calidad de jefe de la policía local, por lo que fue personal de seguridad del ex alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, quien le brindó dicha protección”.[9]

 

Ahí los tiene usted: Dios los cría… y ellos se juntan. El problema es hasta cuándo vamos a permitir, dentro de nuestra clase política, a individuos de esta calaña. Hasta cuándo vamos a tolerar que pseudopolíticos, de pseudooposición, negocien y pacten con ellos brindándoles un estatus inmerecido.

 

Al efecto, recuerdo una nota periodística con el título: “Acusan a Cruz Pérez Cuellar de beneficiar a su hermano”, que entre otros párrafos señala. “Teto para garantizar el triunfo en el 3er distrito local, a cambio de no señalar y atacar la forma en que gobernó Teto cuando fue alcalde, y el cual se confirmó esta negociación con gente muy cercana a Teto, su ausencia en el debate entre candidatos a la alcaldía y NUNCA hizo un señalamiento en contra del gobierno corrupto de Héctor Murguía”.[10]

 

¿Lo ve? Por eso estamos como estamos.

 

Luis Villegas Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

El Clima