Becarios si, sicarios no PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Ing. Renán Arciniega Jáuregui   
Lunes, 12 de Agosto de 2019 17:28

Ing. Renán Arciniega Jáuregui.

 

Cuando a lo largo de seis sexenios poco a poco fue creciendo la corrupción y penetrando en el tejido social en la pérdida de valores donde la educación como eje principal en las familias apoyada por la Secretaria de Educación Pública se tenía una sociedad sana, donde los vicios más fuertes eran el cigarro y el alcohol, si recuerdas antes de la llegada del sexenio de la renovación moral que preparó la llegada del Salinitato.

 

México no era un consumidor de drogas, los pocos mexicanos a lo más qué consumían era marihuana y eso muy discreto.

 

A medida que fue avanzando la corrupción en estos sexenios neoliberales como un habito de cultura en los mexicanos que fue destruyendo a las familias donde la estadística de divorciados es mayor a los matrimonios, destrozando el tejido social creciendo la estadística:  en madres solteras, divorciadas, hijos abandonados.

 

Todo esto, caldo de cultivo para el crecimiento de la delincuencia, sumado al abandono del campo y las recetas del Fondo Monetario Internacional, donde el presidente era un Gerente de una cúpula de empresarios y políticos, donde las recetas del FMI los hicieron a este grupo más rico y al pueblo más pobre, robándole al país sus riquezas con el pretexto del mercado económico como eje principal y la corrupción, como forma de gobierno, se destruyó el tejido social.

 

Y al crear una sociedad con el cáncer de la corrupción se fomentó el consumo de drogas, la prostitución, la dependencia del vecino, el robo, el crimen el empleo maquilero etc.

 

Por un lado, está la cúpula de poder muy reducida y muy rica que controlaba el poder político y le favorecía una sociedad corrompida y pobre, con el menor nivel de educación.

 

Dde esa sociedad, nacieron y crecieron los grupos de los carteles de la droga, los sicarios etc, etc.

 

Los sicarios en la mayoría son jóvenes que se fueron quedando sin oportunidad por el medio social de donde se formaron. producto puro del neoliberalismo, donde estos sicarios atrapados por la droga y por su nivel de vida, te quitan la vida por 500.00 pesos.

 

Que hacer para revertir esta tendencia. El neoliberalismo los llamó Ninis. sin atender las causas que dieron origen de los sicarios que ponen en peligro la seguridad de todos los mexicanos y que son parte de nuestra sociedad, por lo cual en esta etapa tan importante del joven que deja sus estudios truncados, entre la secundaria y la preparatoria. quedando para un mercado laboral, para la maquila 0 para las mafias del crimen.

 

Cuando estas en la etapa de tu juventud, no se necesita mucho dinero para vivir feliz. Tienes muchas ilusiones y quieres cambiar el mundo, pero, ahí está el pero, cuando esos sueños e ilusiones se tuercen, porque no tienes otra salida.

 

 Aquí está el acierto de este gobierno, en invertir en becas para todos los estudiantes de preparatoria para que estudien, con que alegría los jóvenes reciben este apoyo económico, como una recompensa a su preparación para su futuro y para servir bien a la nación.

 

La inversión de un gobierno, en su recurso humano da como resultado una sociedad sana y mejor prosperidad.

 

Becarios si, sicarios no. Un buen programa social de invertir en el recate de nuestros jóvenes para un mejor futuro.

 

La 4T un buen camino, dinero bien invertido por nuestro Presidente.

 

Yo así lo creo, y ¿Tu?

 

El Clima