26 de septiembre, "Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares" PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Viviana Mendoza Hernández   
Jueves, 26 de Septiembre de 2019 09:22

La única manera real de eliminar la amenaza de las armas nucleares es eliminar las armas nucleares": ONU.

 

Viviana Mendoza Hernández.- Las armas nucleares presentan un peligro inaceptable para la humanidad. La única manera real de eliminar la amenaza de las armas nucleares es eliminar las armas nucleares". Antonio Guterres, secretario general de la ONU.

Lograr el desarme nuclear a nivel mundial es uno de los objetivos más antiguos de las Naciones Unidas. De hecho, fue el tema de la primera resolución aprobada por la Asamblea General, en 1946, y ha formado parte de su agenda desde 1959, junto con el desarme general completo.

También ha sido una cuestión destacada en las Conferencias encargadas del examen del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares, celebradas por la ONU desde 1975.

En el primer periodo de sesiones extraordinario dedicado al desarme, que tuvo lugar en 1978, se le dio una particular prioridad al desarme nuclear. Además, este tema siempre ha contado con el apoyo de todos los secretarios generales de la ONU.

Sin embargo, hoy en día, todavía existen unas 14 000 armas nucleares. Los países poseedores de armamento nuclear cuentan con programas de modernización de sus arsenales a largo plazo con una dotación de fondos.

Más de la mitad de la población mundial aún vive en países que o bien tienen este tipo de armas o son miembros de alianzas nucleares.

Aunque ha habido importantes reducciones de armas nucleares desplegadas desde el apogeo de la Guerra Fría, no se ha destruido físicamente ni una sola arma nuclear de conformidad con ningún tratado, bilateral o multilateral, y tampoco hay negociaciones en marcha sobre esta cuestión.

Mientras tanto, la doctrina de la disuasión nuclear persiste como un elemento de las políticas de seguridad de todos los Estados que poseen este tipo de arma y sus aliados.

El marco internacional de control de armas que contribuyó a la seguridad internacional desde la Guerra Fría, que actuó como un freno para el uso de armas nucleares y el desarme nuclear avanzado, se ha visto sometido a una presión creciente.

Más recientemente, el 2 de agosto de 2019, la retirada de los Estados Unidos significó el final del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, ya que Estados Unidos y la Federación de Rusia se habían comprometido previamente a eliminar una clase completa de misiles nucleares.

La frustración ha aumentado entre los Estados Miembros debido a la lentitud del desarme nuclear, especialmente con las crecientes preocupaciones en todo el mundo sobre las consecuencias humanitarias catastróficas de solo un arma nuclear, sin hablar de lo que supondría una guerra nuclear regional o global.

Los desafíos de seguridad que aún prevalecen no pueden ser una excusa para seguir confiando en las armas nucleares y olvidar nuestra responsabilidad de buscar una sociedad internacional más pacífica.

Estos hechos son el fundamento para que la Asamblea General designara el 26 de septiembre como el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares.

Este día ofrece una ocasión para que la comunidad mundial reafirme su compromiso con el desarme nuclear a nivel mundial como una prioridad. También proporciona una oportunidad para educar al público y sus líderes acerca de los beneficios reales de la eliminación de este tipo de armas, y los costes sociales y económicos de la perpetuación de ellos.

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas 2019

Las armas nucleares plantean una amenaza singular y potencialmente existencial para nuestro planeta. Cualquier uso de armas nucleares sería una catástrofe humanitaria. Se ha progresado mucho en la reducción de los peligros, pero hoy temo que ese progreso no solo se ha detenido, sino que se está invirtiendo.

Las relaciones entre los Estados poseedores de armas nucleares están plagadas de desconfianza. Se propaga una peligrosa retórica sobre la utilidad de las armas nucleares. Está en marcha una carrera cualitativa de armas nucleares.

El régimen de control de armamentos, que tanto costó construir, se está desgastando. Las discrepancias acerca del ritmo y la escala del desarme son cada vez mayores. Me preocupa que estemos volviendo a caer en malos hábitos que volverán a exponer al mundo entero a la amenaza de aniquilación nuclear.

Al expirar el mes pasado el histórico Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, el mundo perdió un inestimable freno para la guerra nuclear. Aliento encarecidamente a los Estados Unidos y a la Federación de Rusia a que amplíen el acuerdo denominado “Nuevo Start” para brindar estabilidad y tiempo para negociar futuras medidas de control de armamentos.

También reitero mi exhortación a todos los Estados Partes a que colaboren para que el Examen del Tratado Sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares en 2020 sea todo un éxito.

Ese Tratado sigue siendo la piedra angular del régimen de desarme y no proliferación nucleares.

El Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares representa las preocupaciones de muchos Estados por la creciente amenaza de las armas nucleares. Y el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares sigue siendo una medida que debería haberse adoptado hace mucho tiempo.

Una vez más, exhorto a todos los Estados a que cumplan plenamente sus compromisos. Exhorto también a los Estados poseedores de armas nucleares a que entablen el diálogo urgente necesario para prevenir el uso de armas nucleares y convengan en medidas prácticas a corto plazo para lograr el desarme nuclear.

Las armas nucleares presentan un peligro inaceptable para la humanidad. La única manera real de eliminar la amenaza de las armas nucleares es eliminar las armas nucleares.

"Dos minutos para el fin" Una metáfora del destino de la humanidad.

Ante la amenaza de una guerra nuclear, los Científicos Atómicos mantienen el Reloj del Apocalipsis a dos minutos del “fin del mundo”, situación que no se había repetido desde hace más de 60 años.

El Reloj del Juicio Final apareció por primera vez en la portada de la revista en 1947. Aunque originalmente se presentó la amenaza del holocausto nuclear, desde 2007 también representa la amenaza del cambio climático.

Desde el 24 de enero de este año el Boletín de Científicos Atómicos mantiene su simbólico "Reloj del Fin del Mundo" este primer mes de 2019 a dos minutos de la medianoche, en su evaluación anual de lo cerca que está el planeta del Apocalipsis.

Los expertos observaron que el reloj sólo había estado tan cerca de la medianoche anteriormente en 1953, cuando Estados Unidos y la extinta Unión Soviética probaron sus bombas de hidrógeno, detallaron en comunicado.

Se refieren también a las preocupaciones por el calentamiento global, factor que ha sido clave en su estudio desde 2007.

En cuanto al cambio climático, “las emisiones mundiales de dióxido de carbono, que parecían estabilizarse a principios de esta década, reanudaron su ascenso en 2017 y 2018”, dijo el grupo.

“Para frenar los peores efectos del cambio climático, los países del mundo deben reducir a cero las emisiones mundiales de dióxido de carbono antes de fin de siglo”.

Fuentes:

https://www.un.org/es/events/nuclearweaponelimination/index.shtml

https://www.sinembargo.mx/24-01-2019/3526929

https://expansion.mx/tendencias/2019/01/25/el-reloj-del-juicio-final-dice-que-el-fin-del-mundo-esta-cerca

 

El Clima