Oldies 4T perdidos en SXXI PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Pablo Bernach   
Miércoles, 13 de Noviembre de 2019 16:21

Pablo Bernach.

 

El fraude electoral que realizó morena y aliados en el Senado para que la señora Rosario Piedra Jr sea presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos me llamo especialmente la atención, no porque los morenos hayan hecho trampa, de hecho, actualmente en todos los partidos políticos hay tramposos, donde "el que tranza avanza y el que agandalla no batalla" es la bandera de miles de mexicanas y mexicanos.

Lo que me llamó la atención fue que la senadora morena al momento de cantar ocho votos en lugar de los nueve que pudimos apreciar en el vídeo, y el senador olvido un voto en el podio de la cámara para no incluirlo, ninguno de los dos angelitos morenos imaginó que ante una votación tan importante habría más de un celular tomando vídeo, además del sistema de grabación del recinto.

A diferencia del pasado cuando para grabar voz e imágenes y tomar fotos hacían falta instrumentos voluminosos casi imposibles de esconder, hoy han sido reemplazados por el humilde celular. Por lo que me pregunto, ¿ese par de "experimentados altos grillos morenos habrán ido a la escuela".

¿Acaso habrán terminado la escuela primaria? Y si no fueron capaces de esconderse de los celulares de sus compañeros de cámara, ¿acaso entenderán las nuevas tecnologías, la biología molecular, la robótica, la automatización?

Comprenderán acaso, ¿qué cuando le quitan recursos al mantenimiento del Metro de la Ciudad de México, a las redes de agua potable y electricidad, al recarpeteo de las calles y carreteras?, Para convertirlo en pensiones y becas temporales, que están literalmente fabricando una crisis de miles de millones de dólares en futuras reparaciones y reemplazo de infraestructura urbana.

Lamentablemente en muchísimas familias y grupos las chicas y chicos aplicados siguen siendo señalados como nerds, cerebritos a quienes se les dificulta sobrevivir en los espacios de la grilla burocrática y la corrupción, donde lo importante no es el talento, la inteligencia, el esfuerzo, el conocimiento y la dedicación, "sino saber agacharse, anular y fingir demencia cuando el vecino roba o defrauda".

Quiero imaginar, que la mayoría de quienes reciben hoy pensiones y becas en definitiva no comprenden, que los billetes que hoy reciben se traducirán en la destrucción paulatina de ciudades, carreteras y pueblos, anulando las posibilidades de una vida digna para las siguientes generaciones, léase sus nietas y nietos, porque ya no hay y por supuesto ya no habrá los miles de millones de dólares anuales producto de la venta del petróleo, que hubo entre 1973 y 2013.

 

 

 

El Clima