Rememora y festeja INAH historia de Jiménez PDF Imprimir E-mail
Cultura - Arte y Cultura
Escrito por Redaccion   
Domingo, 05 de Enero de 2020 12:04

A 267 años de su fundación.


La historia de Ciudad Jiménez tuvo un punto de inflexión muy importante hace 267 años cuando se decidió conformar el presidio militar llamado Santa María de Las Caldas de Guajoquilla.

Y hubo que pasar aún más tiempo para que aquel presidio tomase autonomía y se conformase como municipio y fue hasta  octubre de 1826 que se le diera el nombre de Jiménez,  en honor del potosino José Mariano Jiménez, uno de los principales generales insurgentes durante el inicio de la independencia de México, que muriera a los 30 años en tierras chihuahuenses.

Es una mañana fría y nevada en casi todo el estado y en Jiménez se siente un frío tremendo, a pesar de ello, un grupo se acerca al teatro Roberto Gavaldón, edificado en memoria del cineasta quien fuera en vida, uno de los principales de la época de oro del cine mexicano.

Dentro del teatro se ha dispuesto el conversatorio “Hablemos del Camino Real de Tierra Adentro  2020” organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el miunicipio de Jiménez; con la finalidad de presentar los resultados de las investigaciones realizadas durante 2019, relacionadas con la herencia del Camino Real había en Jiménez.

Con la presencia del secretario del ayuntamieto, Víctor Ulate en representación del alcalde Marcos Chávez, y del director del Centro INAH Chihuahua, Jorge Carrera, se dio inicio al conversatorio, que arrancó con las palabras entrecortadas por algunas lágrimas de orgullo de la señora Ivonne Camacho, quien relató cómo desde 1905 su abuelo, Genaro Camacho comenzó lo que se convertiría en una tradición gastronómica y sello turístico del municipio, los  dulces de leche o jamoncillos.

La dulcería que se estableció formalmente en 1920 convirtió el olor a leche quemada en anecdotario de la niñez de cientos de jimenenses. Hoy día los compradores vienen de todos los puntos del país y el extranjero.

Después el historiador de Jiménez, Salvador Mendoza, rememoró cómo Jiménez se convirtió en parte del Camino Real de Tierra Adentro; la vía de conexión que el Virreinato impuso entre las hoy Ciudad de México y Nuevo México. Posteriormente Chihuahua, Julio Pérez contó amenamente a la audiencia de las vicisitudes que pasaron los primeros exploradores de la corona española para formar el presidio  militar de Santa María de Las Caldas de Guajoquilla y cómo se convirtió en el más importante de la región.

Para hablar sobre la arquitectura de Jiménez David Castillo y José Martínez, enumeraron y describieron una veintena de inmuebles históricos que existen en la cabecera municipal. Mientras que Laura Portillo y Karen Zaragoza, explicaron que una de las bellezas de la arquitectura jimenense es precisamente, que sus inmuebles no se encuentran concentrados sólo en el centro histórico, sino también en otras partes del municipio, estando en uso, situación que lo vuelve mas relevante todavía.  

Y para hablar sobre los bienes muebles de Jiménez, Antonio García, avecindado en la cabecera municipal, explicó que muchas de las obras eran llevadas por las familias de las autoridades del presidio. Por su parte César de la Riva recordó que el Santo Cristo de Burgos, el Cristo del Tizonazo y la Virgen de Santa María de las Caldas, Patrona de Ciudad Jiménez eran de las obras emblemáticas del municipio.

También se habló de los mitos y leyendas de Jiménez, como la del fantasma del músico que canta las hazañas de la Guerra del 29; además y para deleite de todos los presentes, se exhibieron más de 20 fotografías históricas, que ahora forman parte del acervo fotográfico de la Fototeca del INAH Chihuahua, donadas por habitantes de Jiménez y curadas por Jorge Meléndez.

Ante los presentes quedó el sabor dulce de saberse reconocidos como parte importantes de la historia estatal y nacional, pero también quedó la tarea de buscar la declaratoria de Zona de Monumentos Históricos del centro de Jiménez, que anotó Jorge Carrera director del Centro INAH Chihuahua y así rescatar los lazos en materia educativa, cultural, histórica y artística que dan a esta comunidad orgullo de pertenencia.

 

El Clima