Salud en México entre lo deseable y lo posible PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Javier Félix Muñoz   
Jueves, 16 de Enero de 2020 12:30

Javier Félix Muñoz.

 

“Dijo Alicia: ¿quieres decirme, por favor, que camino debo tomar para salir de aquí?  Eso depende mucho de adonde quieres ir, eso respondió el gato” Lewis Carol – Escritor Inglés 1832-1898

 

Sin salud no hay vida y sin vida no hay nada. 

 

La 4T AMLO tiene objetivos ambiciosos: lograr en México los niveles de servicios de salud pública como los mejores del mundo, como es el caso de Canadá y de los países nórdicos, Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca.   En estos países, el porcentaje del PIB destinado a la salud es del 9%, en México no llegamos ni al 3%.

 

México tiene una de las menores tasas del mundo en recaudación fiscal, como porcentaje del PIB del 14%, sin considerar los ingresos de PEMEX, que de acuerdo a la CEPAL no son ingresos tributarios, sino derechos sobre la producción de hidrocarburos.

 

 La OCDE tiene un 34% promedio, Argentina y Brasil recaudan más del 30% del PIB.   Suecia y Dinamarca recaudan 50%.

 

Si México dedicara el 9% del PIB como gasto público en salud, esto significaría más del 50% del ingreso fiscal federal, lo cual dejaría menos del 50% para el resto de las secretarias, lo cual es imposible.

Hay una incongruencia que Andrés Manuel no ha explicado cómo resolver.

 

La incongruencia es la siguiente: ¿Cómo lograr invertir en salud en el presupuesto de egresos de la federación el 9% del PIB, si el mismo Andrés Manuel ha dicho en reiteradas ocasiones, tanto en campaña como de Presidente de la Republica: que no está dispuesto a impulsar una reforma fiscal, que suba el porcentaje de recaudación, como porcentaje del PIB, para recaudar el triple de lo recaudado actualmente, y pasar del 14% al 52% como Dinamarca y Suecia?

¿De dónde saldrá el dinero para los gastos de salud de primer mundo, con una recaudación fiscal de cuarto o quinto mundo?

 

Esto nos lleva a otro tema de políticas públicas, no basta elevar el porcentaje del PIB que se invierte en salud, también se requiere incrementar el PIB.

 

Destinar el 9% del PIB a salud como los países más avanzados lo hacen, es una meta deseable, pero no factible en un sexenio, sino en varios, de crecimiento sostenido del PIB, a la par que se incrementa el porcentaje del PIB que se dedica a salud.

 

Por lo pronto, ya pasó un año y el hospital de Cd. Juárez de Especialidades y Cancerología, que Andrés Manuel se comprometió a terminar, sigue igual.  La construcción inició en el 2014, se invirtieron 235 millones de pesos, aun se requieren 624 millones para concluir la obra y el equipamiento, esta cantidad no incluye el gasto de operación, o sea el pago de médicos y enfermeras, medicinas y materiales de curación.

 

Hay otros 60 hospitales en el país en iguales condiciones de obra negra.

 

El año pasado, el crecimiento del PIB fue cero, la meta de Andrés Manuel es crecer un 4% promedio durante su sexenio.

 

Si en este sexenio: se elimina la corrupción en el sector salud, crece en forma sostenida la inversión pública en este sector, por encima del 3%, y el PIB aumenta más del 2% anual, como era el promedio anterior a la 4T. La 4T habrá cumplido con el pueblo de México en este sexenio.  

 

Faltarán otros sexenios más para completar la tarea.

Una golondrina no hace verano, pero sí puede ser la señal que terminó el invierno.

 

Fuentes consultadas: 1. CEPAL, 2. CIEP MX, Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, 3. Forbes, 4. Banco Mundial, 5. Estadísticas tributarias en América Latina

 

El Clima