UNAM, IPN, UACH y la salud de los mexicanos PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Isaías Orozco Gómez   
Domingo, 15 de Marzo de 2020 16:37

Isaías Orozco Gómez.

 

            La desafortunada ¿o apocalíptica? presencia, a estas alturas pandémica –en todo el mundo– de coronavirus Covid-19, como rara vez ha sucedido en la época moderna, está incidiendo en las actividades cotidianas de todos los Estados-Nación del Planeta Tierra, fundamentalmente en lo económico-social,  en lo geopolítico,  en la política interna, así como en lo educativo-cultural y deportivo-recreativo. A grado tal de paralizar parcial o totalmente y por determinado y convenido tiempo, esas y más  actividades.

            Y como siempre, a todos los gobiernos y a la sociedad humana  en general, la indeseable llegada del coronavirus, los (nos) agarró desprevenidos. No sólo en lo que se refiere al medicamento o medicamentos, la vacuna o antídoto para enfrentar y destruir a tal virus y sus patógenos efectos; sino simple y llanamente, por lo que respecta a la suficiente, oportuna y permanente existencia de artículos preventivos como tapabocas o cubre bocas, gel desinfectante para frotar las manos, pañuelos desechables y papel sanitario… Sino además, con la evidente falta de los requeridos y necesarios hospitales, sanatorios, clínicas… tanto públicos como privados con la cantidad suficiente de camas. Cuestión tan indispensable, que debiera ser una preocupación y ocupación diaria de los gobiernos, con o sin la contingencia sanitaria señalada.

            Fuera de, por cuestiones politiqueras-partidistas, tratar de difundir el pánico o hasta aterrorizar por la presencia y expansión mundial del Covid-19, la verdad es que esto va muy en serio, no se trata de un mero distractor, como algunos irresponsables han difundido. Tan grave es la pandemia que “acecha” a la humanidad entera, que “hunde el virus a los EU”, todavía una de las grandes potencias del Planeta Tierra. Por lo que el presidente Donald Trump anunció una alianza con el sector privado para combatir el virus y sus efectos.

            Bien por esa alianza de Trump con el sector privado para… Pero sería mucho mejor y más benéfico para la sociedad en general de los USA y demás países del resto del mundo, que tanto los dueños de los hospitales privados como los capitalistas dueños de la industria farmacéutica mundial, y los distribuidores de medicamentos y artículos preventivos, no ESPECULARAN con el precio de los mismos, incluso escondiéndolos, para ponerlos nuevamente a la venta a precios inalcanzables por la mayoría de la población.

            En base a esa supuesta escasez de medicamento y… Por enésima vez, expresamos la necesidad de que el gobierno de la República, las dependencias correspondientes consideren a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al Instituto Politécnico Nacional (IPN) y a la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) como claves en la producción médica-farmacéutica al servicio del pueblo de México. Ya que históricamente, a las citadas instituciones públicas de educación superior, se les reconoce  ser  factor vital en el desarrollo de los EUM, pues al interior de sus aulas, de sus laboratorios, de sus talleres, se investiga, se genera el conocimiento, se forman los mejores cuadros científicos y tecnológicos nacionales y regionales, y se sintetiza el desarrollo cultural de la nación.

            Si el gobierno de la República, si el régimen de la 4ª Transformación, incrementa considerablemente el porcentaje del PIB para la investigación en la UNAM, IPN, UACh, canalizada a la producción de medicamentos, de fármacos, ya sean alópatas, homeopáticos, “naturistas”; y en coordinación interinstitucional conjuntan esfuerzos la SEP, ANUIES, CONACYT, Sistema Nacional de Investigadores (SIN) e Instituciones de Educación Superior Privada, seguramente se resolverá su desabasto y se combatirá el alto costo de los mismos.

            Impulso a la investigación y producción farmacéutica y de diversidad de prótesis, que en primer lugar será para beneficio de los derechohabientes y beneficiarios del ISSSTE, IMSS y Pensiones Civiles estatales y municipales. Por supuesto, para beneficio de los más de 70 millones de mexicanos que ya, constitucionalmente estarán recibiendo las medicinas y servicios médicos UNIVERSALES y GRATUITOS.

            Para que el presente planteamiento, los pesimistas de siempre, no lo ubiquen como un sueño, como una utopía, tenemos los  siguientes ejemplos como una aportación más  de la UNAM   para la salud de los mexicanos: “Regeneración de piel y huesos, heridos o quemados. Los materiales usados son compatibles con los pacientes y no producen efectos adversos. Los materiales logran una adaptación cuando entran en contacto con tejidos y líquidos fisiológicos, que se emplean para tratar, aumentar, completar o reemplazar tejidos vivos y órganos como ligamentos, tendones, nariz, oreja y ojos, entre otros.

            “Integrantes del Centro de Nanociencias y Nanotecnología desarrollaron un medicamento a base de nanopartículas de plata que podría ser una alternativa para el tratamiento del moquillo.”

            De ahí, que la  UNAM sea la institución educativa con más patentes registradas a nivel nacional e internacional.

            En el IPN, el investigador Leonardo Martínez Hurtado, logró una “aplicación que transforma tu teléfono en un laboratorio; la app lleva por nombre COLORIMETRIX y se trata de una especie de ‘laboratorio’ pequeño en el que se puede consultar los niveles  de glucosa  en la orina o detectar algún microorganismo dañino en el cuerpo. La aplicación es capaz de leer y traducir  una ‘tira reactiva’ a través de la lente del teléfono (como si fuera a tomar una foto a la tira) Colorimetrix determinará tu diagnóstico.”

            Por lo que hace a la Universidad Autónoma de Chapingo, entre otros resultados de sus investigaciones, se tiene: Chocolate para bajar de peso. Uso del polvo de nopal para la industria farmacéutica.

            Finalmente, sería muy irresponsable por parte de la autoridad municipal y del Gobierno del Estado, por la urgencia de combate al CORONAVIRUS, no proveer de AGUA  todas las colonias o todas las viviendas de la ciudad-capital y del resto del estado.