“Cristóbal” deja a su paso miles de damnificados en Mérida; llovió por 82 horas continuas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Valentín Ramírez   
Sábado, 06 de Junio de 2020 06:36

Así como en Quintana Roo, Chiapas, Campeche y Tabasco.

 

Cristóbal, que ayer se degradó a depresión tropical, puso en riesgo a 7 millones de personas en el sur-sureste de México, aseguró David León, coordinador nacional de Protección Civil.

 

El fenómeno meteorológico, que hizo llover en Yucatán durante 82 horas continuas, dejó 261 litros por metro cuadrado en Mérida, la capital, y dejó miles de damnificados en dicha entidad, así como en Quintana Roo, Chiapas, Campeche y Tabasco.

 

En la conferencia de prensa que el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció la mañana de ayer en Palenque, Chiapas, León informó que el gobierno federal tomó acciones preventivas, porque Cristóbal continuará afectando a los estados mencionados.

 

La preocupación es la cantidad de lluvia que provoca el desplazamiento lento del meteoro, señaló León. Dio a conocer que en la región se abrieron 6 mil albergues y que la depresión tropical causó de manera indirecta la muerte a un motociclista a quien le cayó un árbol en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

 

Agregó que por los efectos de Cristóbal, en las entidades perjudicadas cayeron árboles y estructuras, se evacuaron viviendas, quedaron dañadas vías de comunicación y hubo deslizamientos de tierra, entre otros estragos.

 

Destacó que instalaciones prioritarias de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Nacional del Agua en la zona trabajaban sin contratiempo, al igual que los hospitales del sector salud. Agregó que 9 mil elementos de las fuerzas armadas, así como de la Guardia Nacional, fueron desplegados para atender a la población.

 

Los aguaceros producto de Cristóbal, que azotaron Yucatán sin cesar desde el lunes pasado, provocaron daños severos e hicieron caer parte de un templo católico del siglo XVIII en el municipio de Tekantó, unos 50 kilómetros al este de Mérida. También se desalojó a los habitantes de los puertos de Celestún y Sisal; este último quedó incomunicado.

 

El meteoro aquejó a más de mil familias en los municipios de José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Othón P. Blanco, Quintana Roo, a los cuales aisló con aguaceros hasta de 130 litros por metro cuadrado. Protección Civil reportó daños.

 

En Chiapas cientos de viviendas resultaron afectadas en Teopisca y San Cristóbal de Las Casas. Fuentes oficiales afirmaron que lluvias ocasionaron derrumbes en carreteras de varias regiones.

 

El alcalde de Teopisca, Abel Tovilla, dijo que en ese municipio se inundaron más de 800 casas, en perjuicio de más de 6 mil personas. Resaltó que en el paraje La Tapadera el agua alcanzó más de 10 metros de altura.

 

En San Cristóbal, se inundaron más de 100 casas en una decena de colonias en la zona norte de la ciudad, y en Chamula se hundió una vivienda.

 

La depresión tropical afectó a más de 100 comunidades de los 11 municipios de Campeche al provocar deslaves en carreteras, averías en infraestructura urbana y destrozos en cultivos. El gobernador priísta Carlos Miguel Aysa anunció que solicitará a la Federación que declare a la entidad en emergencia, a fin de contar con recursos para atender a la población damnificada.

 

En sesión del Consejo Estatal de Protección Civil del estado, el secretario de Protección Civil, Édgar Hernández, informó que en siete municipios abrieron 13 refugios para atender a unas 800 personas.

 

A su vez, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que al menos 50 comunidades de los municipios de Hopelchén, Calakmul, Escárcega, Candelaria y Champotón perdieron comunicación vía terrestre.

 

El Instituto Estatal de Protección Civil de Tabasco anunció que la madrugada de este viernes empezaría a llegar al estado el excedente de agua de la presa Peñitas, ubicada en la región de los Altos de Chiapas.

 

Previó que localidades de los municipios de Nacajuca, Jalpa de Méndez, Cunduacán y posiblemente Centro (cuya cabecera es Villahermosa, la capital estatal) y Huimanguillo padecerían anegamientos.

 

Al cierre de esta edición, Cristóbal estaba 160 kilómetros al este-sureste de Ciudad del Carmen, Campeche, con vientos sostenidos de 55 kilómetros por hora y rachas hasta de 75.

 

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos pronosticó que la depresión dejaría territorio nacional este viernes y se adentraría en el Golfo de México.