El semáforo en manos de la ciudadanía; su conducta dictará el avance en reapertura PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Lunes, 15 de Junio de 2020 08:27

Señala Javier Corral que estamos en momento de mucha responsabilidad y solidaridad en el regreso paulatino y seguro de actividades.

 

Anticipa que si los juarenses y sus autoridades ayudan a bajar el índice de movilidad el 21 de junio Juárez podría entrar al semáforo naranja.

 

En nuestro paso al color naranja de reapertura segura y paulatina de las actividades, estamos en un momento de mucha responsabilidad y mucha solidaridad, “ahora sí que el semáforo está en manos de nosotros, somos los chihuahuenses los que con nuestra conducta de cuidado dictaremos cómo vamos a ir avanzando”, expresó el gobernador Javier Corral Jurado.

 

En la emisión del programa Chihuahua Adelante No. 27, señaló que el semáforo naranja se quedará hasta que se vuelva a hacer una evaluación de los indicadores para saber si en las próximas semanas se puede avanzar hacia el color amarillo en la segunda región, es decir, en Ciudad Juárez, “y eso sería por supuesto formidable”.

 

“Entonces, es un momento de mucha responsabilidad, de mucha solidaridad y creo que si seguimos haciendo las cosas como hasta ahora lo estamos haciendo y cumpliendo con los protocolos, Chihuahua va a poder ir avanzando”, indicó el mandatario.

 

Al señalar que el avance está en manos de los chihuahuenses, de los empresarios, comerciantes y restauranteros que reinician hoy actividades, manifestó que será aplicando todas las medidas de salud e higiene que se han recomendado, como se podrá ir avanzando.

 

“En nuestro paso al color naranja en 57 municipios del estado, el uso de cubrebocas es un instrumento fundamental en esta etapa; sí como hemos dicho, sirve mucho para evitar el contagio estornudar en el interior del brazo, pues con más razón sirve tener un cubrebocas que evita que las gotitas de saliva puedan contagiar a otro o que también nosotros recibamos de otra persona una gota que pueda estar infectada”, consideró.

 

Reiteró que la velocidad de contagio se ha registrado de manera muy diferenciada en los municipios, igual que en casos confirmados de COVID-19, así como otros indicadores, por lo que el sistema de semaforización para la reapertura paulatina y segura de actividades económicas, sociales, recreativas y deportivas, se aplica en dos grandes regiones:

 

Una que agrupa Ciudad Juárez y otros municipios colindantes que tienen interconexión, y la región dos con la capital del estado y otros 56 municipios.

 

Juárez permanecerá en semáforo rojo, lo que quiere decir que se mantienen exactamente las restricciones tanto en la actividad social como la comercial, de servicios y de recreación, ya que ha concentrado un índice mucho mayor de casos COVID-19 que el resto del estado.

 

Los de niveles de positividad de contagio, como también un ligero ascenso en términos de ocupación hospitalaria, son indicadores que hicieron tomar la determinación, junto con el Gobierno de la República, de que Juárez debía mantenerse en semáforo rojo, agregó el mandatario estatal.

 

Dijo sin embargo, que “si estamos y sí vamos a hacer lo que hemos dicho, y sí también el sector industrial, el comercial y todos los juarenses y sus autoridades nos ayudan a bajar el índice de movilidad, es muy probable que ya Ciudad Juárez, el próximo 21 de junio, puede entrar también a semáforo naranja”.

 

Añadió que eso permitiría aumentar tanto la actividad industrial en términos de número de trabajadores por plantas y por supuesto empezar a reactivar la economía de servicios.

 

En cuanto a la región Chihuahua y los 56 municipios que a partir de hoy pasan a semáforo naranja, consideró que “está en nuestras manos, está en nuestra responsabilidad hacerlo de manera correcta de manera ordenada, de manera segura, que cumplan con todas las medidas de prevención dispuestas por las autoridades de salud”.

 

Que realmente se implementen, abundó, sobre todo en los restaurantes los protocolos de sana distancia, que haya un registro al inicio o en la recepción de cada restaurante de las personas, a quienes se les tome la temperatura y por supuesto a quienes se les proporcione gel antibacterial y que les puedan conducir a mesas que guarden una considerable distancia entre una y otra.

 

Porque recordó que el aforo está restringido particularmente en esta actividad al 50% y es muy importante que tengan todos los instrumentos, incluso recomendó a quienes puedan usar, sobre todo a los restaurantes, los oxímetros, que son instrumentos que a sus propios clientes realmente les va a dar una gran certeza, una gran seguridad y un ambiente de confianza saber que a los propietarios les interesa su salud.

 

Finalmente, invitó a la ciudadanía a conocer a detalle el acuerdo que contiene la estrategia para la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas en la entidad, en las páginas oficiales del Gobierno del Estado.