El fracaso del nuevo estilo de los Houston Rockets al caer ante Lakers 119-96 PDF Imprimir E-mail
Deportes - Basketbol
Escrito por Redacción   
Domingo, 13 de Septiembre de 2020 05:46

Otro año más que se quedan sin opciones de anillo.

 

Rumbo a los Playoffs de la NBA 2020.

 

Tras caer en el quinto partido frente a los Lakers 96-119, los Rockets de Houston han visto como, un año más, se han quedado sin opciones de anillo en una temporada que se presentaba ilusionante pero que al final ha acabado siendo decepcionante para Harden, Westbrook y compañía.

 

Sin levantar el título de campeón desde 1995, los texanos han intentado por todos los medios crear otro equipo con capacidad para ganar el anillo.

 

Lo probaron durante varias temporadas con la dupla Yao Ming y Tracy McGrady pero no consiguieron su objetivo.

 

Tras un par de años de reconstrucción, los Rockets decidieron apostar por James Harden en el año 2012. Un jugador de mucha calidad, pero que estaba eclipsado por Durant y Westbrook en los Thunder.

 

Un año más tarde ficharon a Dwight Howard como segunda espada para el equipo. Sin embargo, esta apuesta no salió como se esperaba, llegando como más lejos a la final de la Conferencia Oeste en 2015, y después de ver como la relación entre ambas estrellas no era la mejor, el pivot se marchó de Houston con dirección a Atlanta.

 

Hace dos temporadas, los Rockets buscaron un nuevo golpe de efecto fichando a Chris Paul. Con ello se convirtieron en serios candidatos a ganar el anillo y estuvieron cerca de ello, pero los Golden State Warriors les apearon en el séptimo partido de la final de la Conferencia Oeste en 2018. Una segunda mala temporada trajo el divorcio entre los dos jugadores con el base marchándose a los Thunder.

 

En sustitución de Paul vino Russell Westbrook, que volvía a reencontrarse con James Harden.

 

Una combinación, a priori ganadora, pero no con mucho feeling con el aficionado general de la NBA. No ha funcionado como se esperaba.

 

En un movimiento por cambiar el rumbo, los Rockets decidieron prescindir de Capela, su pivot titular, para jugar con jugadores pequeños como Covington y Tucker.

 

Un estilo, que pese a que les ha funcionado en algún partido, no les ha servido para llegar lejos en los playoffs. Después de sufrir en primera ronda frente a los Thunder, los Lakers les han mandado de vacaciones en el quinto encuentro.

 

Un proyecto que no consigue ver la luz a pesar de tener como lider a James Harden.

 

Para la próxima temporada, el manager del equipo Daryl Morey, deberá replantearse la fórmula del small ball después de ver como el dúo Westbrook-Harden no ha funcionado en su primera temporada.