21 de Septiembre celebración del "Día Internacional de la Paz" PDF Imprimir E-mail
Cultura - Arte y Cultura
Escrito por Redacción   
Lunes, 21 de Septiembre de 2020 15:09

Celebra el poder de la solidaridad mundial para construir un mundo pacífico y sostenible.

 

Cada año, el 21 de septiembre, se celebra el Día Internacional de la Paz en todo el mundo. La Asamblea General ha declarado esta fecha como el día dedicado al fortalecimiento de los ideales de paz, a través de la observación de 24 horas de no violencia y alto el fuego.

 

Este año, ha sido más claro que nunca que no somos enemigos el uno del otro. Más bien, nuestro enemigo común es un virus que amenaza nuestra salud, seguridad y estilo de vida. El COVID-19 ha llevado a nuestro mundo a la agitación y nos ha recordado por la fuerza que lo que sucede en una parte del planeta puede afectar a las personas en todas partes.

 

Esto nunca ha sido tan importante en un momento de desafíos sin precedentes. Han surgido nuevas fuerzas de división que propagan el odio y la intolerancia. El terrorismo alimenta la violencia, mientras que el extremismo violento trata de envenenar las mentes de los vulnerables y los jóvenes. En las partes más pobres y menos desarrolladas del mundo, los desastres naturales relacionados con el clima están agravando la fragilidad existente, aumentando la migración forzosa y aumentando el riesgo de violencia.

 

Las barreras para la paz son complejas y abruptas... ningún país puede resolverlas solo. Hacerlo requiere nuevas formas de solidaridad y acción conjunta, comenzando lo antes posible.

 

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el Día Internacional de la Paz en 1981. Dos décadas más tarde, en 2001, la Asamblea General decidió por unanimidad designar este Día jornada de no violencia y alto el fuego.

 

Las Naciones Unidas invitan a todas las naciones y a todos los pueblos a respetar el cese de las hostilidades durante este Día y a conmemorar por el contrario esta fecha mediante iniciativas de educación y sensibilización pública sobre cuestiones relacionadas con la paz.

 

Establecer una cultura de paz y un desarrollo sostenible es el centro del mandato de la UNESCO. La formación y la investigación en materia de desarrollo sostenible figuran entre las prioridades, así como la educación en materia de derechos humanos, las aptitudes para las relaciones pacíficas, el buen gobierno, la conmemoración del Holocausto, la prevención de conflictos y la consolidación de la paz.

 

Mensaje de la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Internacional de la Paz, 21 de septiembre de 2020

 

“La paz en la tierra es responsabilidad de todos, es una responsabilidad universal.”

 

En este Día Internacional de la Paz, estas palabras pronunciadas por Otomí Tolteca, un indio  del  pueblo  otomí  de  México,  nos  recuerdan  nuestro  deber  de  solidaridad  con nuestros semejantes: construir y defender la paz es una misión universal, una obra colectiva, que se lleva a cabo a diario y nos concierne a todos.

 

Ser responsable  de la  paz significa  actuar, a  escala personal, para  superar las  deficiencias y las injusticias que nos siguen impidiendo lograr un mundo de igualdad. Porque un planeta fracturado es un planeta que no conoce la paz. 

 

Hace  75  años,  tras  una  terrible  guerra,  el  mundo  se  dotó  de  un  instrumento  para  construir  la  paz  a  lo  largo  del  tiempo,  mediante  el  diálogo  y  el  compromiso:  las  Naciones Unidas.

 

En   la   UNESCO   estamos   convencidos   de   que   esta   misión   debe   implicar   necesariamente  y  desde  el  principio  una labor  en los  ámbitos  de la  educación,  la  cultura  y  las  ciencias,  porque  “puesto  que  las  guerras  nacen  en  la  mente  de  los  hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”, como se resume en nuestra Constitución. 

 

Cada  día,  la  UNESCO,  a  través  de  sus  programas  y  acciones  sobre  el  terreno,  reafirma el compromiso de sus fundadores de conseguir que la paz sea algo más que  la  ausencia  de  guerra.  Estamos  firmemente  convencidos  de  ello  en  nuestra  mente y en nuestro corazón. Es este compromiso el que cumplimos resueltamente durante este Decenio Internacional de Acercamiento de las Culturas (2013-2022).

 

Sin embargo, este camino hacia la paz universal será largo, porque la paz requiere un esfuerzo diario, porque entraña la transformación. A Félix Houphouët-Boigny, el primer Presidente de la República de Côte d'Ivoire independiente, le gustaba decir “La  paz  no  es  una  palabra,  sino  un  comportamiento”.  Celebramos su  legado concediendo el Premio Félix Houphouët-Boigny-UNESCO de Fomento de la Paz. 

 

Ahora más que nunca, la solidaridad y la cooperación son esenciales para construir sociedades  pacíficas  y  luchar  contra  la  discriminación,  especialmente  contra  las  poblaciones más vulnerables.

 

Con  motivo  de  este  Día  Internacional,  nuestra  Organización  desea,  en  última  instancia,  hacer  un  llamamiento  a  todos  y  cada  uno  de  nosotros  para  que  dialoguemos  y  reflexionemos  juntos  sobre  el  futuro,  respetando  la  diversidad  de  opiniones  y  de  perspectivas.  Se  trata  de  un  desafío  común  que  debemos  afrontar  para lograr una paz duradera a escala mundial".