Dinámica destructiva del Gobierno Federal convierte a Mejía Berdeja en porro mediático PDF Imprimir E-mail
Política - General
Escrito por Redacción   
Viernes, 25 de Septiembre de 2020 12:01

La dinámica de descalificaciones se incrementó en esta semana, para ejercer un linchamiento público contra quien difiera.

 

El gobernador Javier Corral Jurado señaló que el presidente de la República, Andrés López Obrador ha manejado el conflicto por el agua de las presas en Chihuahua con un tono calumniador en su narrativa y con un propósito de destrucción y demolición de actores políticos y de instituciones.

 

En entrevista virtual con el periodista Luis Cárdenas, para la cadena MVS Noticias, el mandatario estatal dijo que la dinámica de descalificaciones de López Obrador se incrementó en esta semana, para ejercer un linchamiento público contra quien difiera, critique o se oponga a él o a cualquiera de sus decisiones, como parte de todo un plan que busca colapsar al sistema institucional.

 

Lamentó que en esa dinámica el Gobierno Federal transformó al subsecretario de Seguridad Pública del país, Ricardo Mejía Berdeja, en “un porro mediático”.

 

“Nos va sorprender cada día más, porque la escalada de destrucción de las instituciones públicas de México y del ambiente social y político, continuará”, advirtió.

 

Con relación a la solicitud que hizo un alto funcionario del Gabinete Federal a la subprocuraduría de la Siedo, para buscar antecedentes de él relacionados con el narcotráfico, indicó: “conmigo se van a topar en pared, están más batidos en la 4T que nosotros, y en mi caso personal, puedo tener muchos errores puedo tener aciertos pero no tengo la falla esencial que sí tienen ellos, que es la corrupción personal que dicen combatir”.

 

Agregó que el Presidente ha mostrado que “no hay un propósito de conducir al país. Hay un propósito de destrucción, demolición, a partir de estos manejos, ya no sólo el tono insidioso y francamente calumniador, mentiroso, con que se han conducido”.

 

Mediante una estrategia de polarización y sobre todo de “linchamiento público a quién difiera critique o se oponga al presidente de la República o a cualquiera de sus decisiones, lo que estamos presenciando es un plan que busca colapsar el sistema institucional”, destacó.

 

El titular del Ejecutivo estatal dijo que la Federación ha llevado las cosas muy lejos, con acusaciones y afirmaciones carentes de asideros, documentación e información.

 

“Te dan una idea no sólo de lo lejos que están de la realidad, sino de toda la falta de respeto que tienen por el sentido común de la gente, y yo creo que ahí es donde tenemos que preocuparnos todos, no sólo los chihuahuenses que ahora estamos enfrentando este embate del Gobierno Federal”, alertó.

 

Consideró que a través de toda su maquinaria ha transformado a una serie de actores políticos, es los han transformado en “porros”, como es el caso de Mejía Berdeja, quien se ha encargado de ser el golpeador.

 

Uno de los ejemplos –detalló– en los que han exhibido una forma irracional de presentar las cosas, es acusar al Gobierno del Estado de alentar los  actos y desalojos violentos así como bloqueos, porque al final de cuentas quien resulta afectado es el propio Estado.

 

Al Gobierno de Chihuahua –añadió– se le incendiaron sus oficinas en la ciudad de Delicias, se quemó todo el Registro Civil, de hecho tenemos investigaciones abiertas para sancionar a los responsables, estamos investigando todos los hechos, nos tomaron casetas a lo largo de la carretera que va paralela a las cuencas del Conchos”.

 

El gobernador dijo que desde la Presidencia de la República se ha querido construir una historia para generar un conflicto o tratar de desestabilizar al Estado: “no me queda la menor duda”.

 

Recalcó que jamás se ha opuesto ni incumplido la contribución de Chihuahua al pago del Tratado de Aguas, pues al momento el estado aportó ya cerca del 40 por ciento de toda la cuota que se paga a los Estados Unidos por parte de México.

 

Indicó que desde el inicio del conflicto, el Presidente de la República tuvo “una idea o un empecinamiento de hacer las cosas como él quiere, a su voluntad y capricho, porque no hay quien mueva en sus decisiones a López Obrador ni su propia gente”.

 

Dijo que el desplante de haber enviado al Ejército y luego a la Guardia Nacional para abrir La Boquilla porque escuchó una versión totalmente errónea de un presunto intento de extorsión por parte de los agricultores chihuahuenses, género una indignación en toda la sociedad.

 

Llevar la actuación federal hasta los lamentables hechos del 8 de septiembre, cuando elementos de la GN asesinaron de manera artera a una mujer e hirieron a su pareja, afortunadamente ya fuera de peligro, ha sido fruto de esa decisión, afirmó.

 

Durante la entrevista, Luis Cárdenas expuso que para el actual Ciclo 35 del Tratado, la entidad ha aportado 845 millones de metros cúbicos de agua, es el que más aporta y por mucho, según cifras de la Comisión Nacional del Agua.