Deuda histórica por una justicia que no llegó;10 años de la muerte de Marisela Escobedo PDF Imprimir E-mail
Opinión - Ernesto Avilés Mercado
Escrito por Ernesto Avilés Mercado   
Sábado, 17 de Octubre de 2020 17:03

Ernesto Avilés Mercado.

 

Hablando y escribiendo.

 

La transmisión de un documental sobre el calvario que vivió la señora Marisela Escobedo en la búsqueda de justicia por el asesinato de Rubí Marisol su hija, en manos de su pareja Sergio Rafael Barraza, y que al final le costó la vida, ha vuelto a abrir la herida que tenemos como sociedad, por la empatía generada a partir de una serie de errores, deficiencias e incapacidades por parte del Estado, para atender un justo reclamo de justicia.

 

El asesinato ocurrido en 2008, fue llevado a juicio oral en el 2010, donde un jurado colegiado resolvió absolver al imputado, por la falta de pruebas en que cayo el Agente del Ministerio Público, al no acreditar más allá de toda duda razonable, que efectivamente Rafael Barraza, privara de la vida a Rubí Marisol.

 

La presión social ejercida en contra del gobernador de entonces Cesar Duarte, aunque los homicidios se presentaron en la parte final del gobierno de José Reyes Baeza, fue enfocada en contra de los tres jueces que solamente hicieron su trabajo, respetando la presunción de inocencia, a tan solo 3 años de haber sido incorporado el sistema penal adversarial, donde la presunción de inocencia prevalece durante todo el proceso y no al revés como era en el sistema tradicional, donde eras considerado culpable, hasta que no demostraran lo contrario.

 

A pesar de que un tribunal de casación, le diera valor a declaraciones ilícitas de un policía que aseguró que ante él, Rafael Barraza, al momento de su detención, reconociera ser el responsable del homicidio, o cuando la Sra. Marisela tomara la palabra, al final del debate de juicio oral, donde Barraza le pidiera perdón, fueron consideradas como pruebas de que efectivamente reconociera su responsabilidad, dejó sin efecto la sentencia absolutoria, condenándolo a 50 años de prisión, pero ya para entonces, Rafael Barraza había desparecido y fue la Sra. Marisela quien por investigaciones personales diera con el en el Municipio de Fresnillo Zacatecas.

 

Como se recordará, el Congreso del Estado pretendió iniciar un juicio político en contra de Catalina Ochoa, Rafael Boudib y Netzahualcóyotl Zúñiga, quienes integraron el tribunal que absolvió a Rafael Barraza, pero fue suspendido por una orden de un juez Federal, además de que estos jueces, después de llegar a un arreglo con el gobierno del Estado, renunciaran a sus cargos, dejando sin materia el juicio político.

 

En aquel entonces, la infraestructura de la Fiscalía en materia de periciales apenas comenzaba y no se contaba con el personal capacitado para atender adecuadamente estas necesidades de investigación especializada.

 

A nivel nacional, actualmente son asesinadas 10 mujeres cada 24horas, Guanajuato ocupa el primer lugar con 53 homicidios, seguido del Estado de México, con 26; Jalisco y Oaxaca con 22 víctimas cada una; Michoacán y Chihuahua con 19; y Baja California con 14. 

 

Este caso de la señora Marisela Escobedo que terminó con su muerte violenta en la afueras del edificio de Gobierno a manos de un sicario, es el asunto más emblemático de irresponsabilidad institucional que tenemos en Chihuahua, caracterizado por el indolencia y soberbia de un Gobernador, -hoy perfectamente emulado en su carácter por Javier Corral- donde el reclamo social de las mujeres, parece todavía que no tiene eco ni respuesta, porque los homicidios contra ellas, se registran diariamente, sin que pareciera, les importara muchos a las instituciones encargadas de procurar justicia, o de velar por la seguridad de ellas.

 

Ayer, como todavía hoy, los reclamos de las madres que perdieron a sus hijas e hijos en manos de desconocidos, ya sea porque fueron asesinados o que han desaparecido y que ante la falta de interés por parte de las autoridades para investigar, se vuelven a victimizar, al clasificarlos como guerra entre delincuentes, es un problema que no se ha solucionado, una herida que no ha sanado y que hoy, como ayer, es un justo reclamo a todas las autoridades, para que cumplan con su trabajo y que si no pueden, que dejen su lugar a quien si puede hacerlo.

 

RAFAEL ESPINO EL ASPIRANTE A GOBERNAR CHIHUAHUA

 

El deficiente e irresponsable manejo de la deuda en Chihuahua que alcanza los 76 mil MDP, con una reestructuración que genera más de 5 mil MDP de intereses, merced a créditos puentes, pone en evidencia a un gobernante que sólo le importa su proyección política personal, que el cumplir adecuadamente con su compromiso con los chihuahuenses.

 

La legislación actual se tiene que adecuar para generar el interés empresarial para invertir en chihuahua; los empresarios generan los empleos y los gobernantes deben trabajar en abrir más espacios de inversión.

 

Mientras que las empresas modestas pagan el 46% del impuesto sobre la renta, los grandes monopolios solo pagan impuestos del 2 ó 3% del total de sus ventas, lo que representa una total desproporción; se debe pagar lo justo.

 

El apoyar a lo sectores mas desprotegidos como los jóvenes, los ancianos, personas con discapacidad, mujeres embarazadas, es el pago de una deuda histórica, - la pregunta fue si es correcto que se destinaran los recursos de los fideicomisos para entregarlos a estos sectores en vísperas de un proceso electoral-.

 

Rafael Espino, fue invitado a dialogar con los editorialistas de Chihuahua, para conocer su punto de vista sobre la entidad y sus problemas, asi como sus propuestas para solucionarlos.

 

Su formación profesional, su desempeño como abogado fiscalista y su éxito como empresario, fue lo que abarcó mas tiempo en su exposición.

 

La alcaldesa María Eugenia Campos Galván, continúa sin disculparse por su plantón con los editorialistas.

 

Resulta interesante advertir que aunque es de todos conocido que Javier Corral apoya a Gustavo Madero, no haya hecho público la carpeta que tiene de la alcaldesa de Chihuahua, respecto de los supuestos recursos que recibió de Cesar Duarte, al igual que Jáuregui su secretario del Ayuntamiento, cuando cobraban como legisladores locales, ojalá y no le pase como la fábula del pastor que gritaba que hay viene el lobo y cuando llegaban los cazadores a prestar ayuda, se reía por la broma, y cuando fue verdad ya nadie le creyó y el lobo se comió todos sus animales… Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla