Retos y estrategias para una educación a distancia exitosa PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Rafael Ochoa Barrios, Valeria Franco   
Sábado, 07 de Noviembre de 2020 12:48

Rafael Ochoa Barrios, Valeria Franco.

 

Debido a la emergencia sanitaria mundial por el COVID-19 se han tomado medidas de distanciamiento social, y sin duda alguna, uno de los mayores retos ha sido la educación a distancia, las instituciones de educación pública y privada tuvieron que aplicar ciertas medidas y métodos para la impartición de clases, buscando la posibilidad de impartir una mejor educación a distancia, de calidad y equitativa.

 

Durante la quinta conferencia de prensa por la educación, el titular de la SEP Moctezuma Barragán, acompañado por el subsecretario de educación media superior Juan Pablo Arrollo Ortiz, informó que su expectativa es lograr los aprendizajes esperados para ciclo escolar y que se estaba haciendo todo lo posible para lograrlo.

 

El ciclo escolar 2020-2021 comenzó el lunes 27 de agosto de manera remota, apoyándose de medios de comunicación como la televisión y radio, ya que el 94 por ciento de la población en edad escolar, tiene la posibilidad de seguir los cursos por televisión, y para el 6 por ciento restante está la opción del radio, así como la entrega de libros gratuitos y cuadernillos de trabajo (SEP, 2020).

 

Sin embargo, a pesar de las alternativas presentadas para la educación básica y media-superior, la educación a distancia puede suponer un reto emocionante y una oportunidad de desarrollar diferentes habilidades para algunas personas, pero puede convertirse en una barrera tecnológica que crece con la falta de recursos, un ejemplo es la familia de Rosa María García y su hijo Juan Carlos, quienes viven en un cuarto pequeño y no tienen acceso a internet, Juan atiende sus clases por medio de la televisión abierta pero para poder entregar sus tareas y comunicarse con su maestra, tiene que caminar a un poste cercano a su casa para poder obtener señal de Wifi gratuita.

 

Así como esta familia, existen muchos casos y esto se afirma basándose en la encuesta nacional sobre disponibilidad y uso de tecnologías de los hogares, realizada por el INEGI, tan solo el 50.9 por ciento de los hogares en México cuenta con internet, y solo el 45.4 por ciento con una computadora (Navarro, 2020), lo que nos muestra una clara desigualdad al momento de presentar tareas, evaluaciones o algo tan sencillo como aclarar dudas, ya que aproximadamente la mitad de la población no tiene la capacidad de conectarse a internet desde su casa.

 

La educación a distancia no es un tema nuevo, desde hace años existe esta modalidad, incluso se pueden estudiar carreras o posgrados completamente en línea, brindando grandes ventajas como la disponibilidad de horario, costos más bajos y sobre todo una gran flexibilidad para estudiar y trabajar a la vez.

 

 Anteriormente el estudiar en línea era una decisión individual, quien decidía hacerlo tenía el compromiso y las ganas de estudiar de esa manera, el problema que se enfrenta es que ahora todos los niveles educativos llevan clases en línea de manera forzada, por lo que muchas personas no se han adaptado por completo o no saben cómo tomar las clases de una manera productiva.

Hoy en día la educación a distancia es un tema frecuente y que si bien, existen dificultades, la mayoría de la población se ha adaptado y atiende clases por medio de la televisión, radio, plataformas como Zoom, Classroom, etc. Pero el entrar a las clases no asegura una educación de calidad, es necesario que todos pongan de su parte; tanto los profesores con el desarrollo de clases dinámicas y productivas, como los alumnos con la disposición y concentración necesaria para ellas.

 

Un punto muy importante a tener en cuenta son los distractores presentes en el modelo de educación a distancia, el que los alumnos realicen otras actividades ajenas a la escuela durante clases es algo que ocurre comúnmente durante las sesiones presenciales, y parece lógico pensar que con la educación a distancia este comportamiento multitarea aumente.

 

Esto se confirmó con un estudio realizado por los investigadores de Kent State University en Ohio, el cual mostró que el 25 por ciento de los estudiantes universitarios que tuvieron cursos presenciales y en línea, fueron propensos a estar escuchando música, navegar por internet, jugar videojuegos y enviar mensajes durante los cursos en línea, además este comportamiento se fue extendiendo y los alumnos que dijeron que tenían las capacidades de evitarlo, terminaron realizando otras tareas con frecuencia muy similar al otro 25 por ciento, esto generó un resultado deficiente en las pruebas académicas, además de un cambio en el comportamiento de los estudiantes debido a la falta de un maestro físicamente presente el cual ayude a cumplir ciertas políticas dentro del aula (Guijosa, 2019).

 

Esto nos lleva a pensar que el estudiar en línea requiere de un mayor esfuerzo, pues implica ser disciplinado, autónomo y constante, pero sobre todo responsable y honesto.

 

Otro punto a remarcar es la estabilidad emocional, los alumnos pueden llegar a sentirse solos durante la educación en línea, lo que es normal al no tener contacto con los profesores y compañeros de la escuela, este sentimiento de soledad se agrava con la situación de confinamiento actual ya que como señala Martínez, presidente de IMF Business School, el confinamiento “es una de las mayores dificultades porque el ser humano es social por excelencia".

 

Ante esta tendencia a sentirse solos es necesario realizar actividades diferentes, fomentar la convivencia y fortalecer las relaciones personales con la gente que nos rodea. De no ser así, el alumno no podrá cumplir con el esfuerzo extra que demanda la educación en línea.

 

El papel de los profesores es muy importante, debido a que los alumnos no desarrollarán al máximo sus capacidades al atravesar por esta situación, por lo que los docentes deben de proporcionar seguimiento y una atención más personalizada para estos casos, dando retroalimentaciones y espacios en la clase en los cuales se pueda platicar y compartir experiencias o emociones, de esta manera además de compartir conocimientos, las clases servirán para conectarse con otras personas y disminuir la sensación de aislamiento y soledad (Bosada, 2020).

 

Para lograr una mejor concentración desde casa, algunos consejos por parte del Instituto Tecnológico de Monterrey es elegir el lugar ideal, con bastante iluminación y designar un cuarto especial así eliminando los posibles distractores por parte de las personas viviendo en el mismo sitio. Mantener una rutina es esencial y continuar los días como cualquier otro antes de la pandemia desde una perspectiva distinta es decir una nueva realidad. Tomar las clases sobre una cama o un sillón demasiado cómodo pueden afectar notoriamente el desempeño del alumno en clase, Edgar González, líder del Centro de Desarrollo Docente e Innovación Educativa y Líder de Tecnologías de la Información en el Tec campus Irapuato afirma que el mayor reto será ignorar los distractores durante cada sesión; y es de suma importancia reafirmar las normas de un salón de clase y poner atención en todo momento.

 

El equipo perfecto consta de unos audífonos de preferencia manos libres, y un buen micrófono. Aunque sean cosas sencillas, estos instrumentos ayudan a bloquear cualquier distracción que ocurra en algún momento inesperado, Además tener a la mano una libreta y una pluma para hacer apuntes y que el lugar donde se lleven a cabo las clases cuente con una conexión de luz para la computadora, aconseja González. Otra estrategia a considerar es tener la computadora conectada a un cable de red LAN o mantenerse cerca del router ya que las videoconferencias suelen consumir buena parte del ancho de banda de una red.

 

Las 3 P’s, planificar, priorizar y participar; planificar, es la creación de un plan de estudios tomando en cuenta el horario, tomando en cuenta breaks y horas de comida; Planificar fechas y días de entrega de tareas, trabajos y exámenes, ya que estar desde casa puede llevar al incumplimiento de tareas e incluso que el olvidarse de ellas sea más probable. 

 

Existen aplicaciones tales como “TickTick” y “To Do” que sirven como herramientas para cumplir con esta estrategia.  Según el director de Asesoría y Consejería del Tec campus Monterrey, César Herrera, es importante tener mecanismos de gestión y autocontrol para generar horarios de actividad académica como si se estuviera en clases presenciales; por último, darle prioridad al tiempo de estudio, y que los familiares estén informados sobre los tiempos que el alumno está comprometido con la escuela para evitar ser interrumpido.

 

No solo es indispensable para el aprendizaje del alumno que esté activamente participando en clase, sino también es de mucha ayuda para los profesores y maestras, el poder obtener una respuesta y aun en la distancia tener comunicación. Varios profesores del Tec de Monterrey afirman que es mucho más complicado llevar a cabo una clase interactiva con el alumno por medio de Zoom, por ende, es más difícil evaluar su desempeño, ahora si se ve reflejado hasta un 90 por ciento de su aprendizaje en los exámenes.

 

En cambio, si los alumnos hacen su esfuerzo de participar cuando el profesor indica, se logra una mejor comunicación y la clase es relevantemente menos tediosa para ambas partes.

 

En tiempos tan difíciles como los de ahora, donde claramente es el inicio de una nueva era, los alumnos deben desarrollar la capacidad de ayudarse a sí mismos desde casa, todos son diferentes, por lo tanto, cada uno tiene distintas formas de aprender y retener la información.

 

Existen varios métodos de aprendizaje, la clave está en encontrar el ideal para cada uno. Para algunos con solo estar atentos y escuchar la clase es más que suficiente, pero no es así en todos los casos. La ventaja de las clases en línea es que quedan grabadas y el alumno tiene la opción de repetir cualquier clase cuando quiera, incluso al momento de estar estudiando para un examen, con facilidad puede entrar a las clases grabadas y retomarlas como si se lo estuvieran explicando por primera vez. Si el alumno tiene un aprendizaje de tipo kinestésico, debe incrementar su participación en clase y pedir al profesor que explique con un ejemplo práctico el tema visto o por su parte buscar más en plataformas como YouTube.

 

Está comprobando que es más eficiente el uso de una computadora que el celular o una tablet para tomar las clases en línea. En dispositivos móviles como tabletas o celulares es más difícil llevar a cabo actividades del profesor, dado que se tiene que salir de la aplicación para poder hacerlos, sin embargo, en una computadora simplemente se abre el navegador, los documentos y otras aplicaciones, sin necesidad de salir de la clase virtual.

 

“Limita el exceso de entretenimiento electrónico. Respeta tu horario académico y busca mecanismos de retroalimentación con tus profesores para sentirte que estás siendo productivo”, aconseja Herrera. Lo que comenta el director no solo es importante para lograr la concentración sino también evita el agotamiento y cansancio crónico causado por pasar tiempos prolongados frente a una pantalla y por el abuso excesivo de dispositivos, al reducir los tiempos frente a la computadora, en el celular, televisión, etc. se tiene cuerpo sano y mente sana, las emociones también cuentan, Estudiar en casa puede generar ansiedad y estrés, para esto se pueden realizar técnicas de relajación como la respiración profunda, para permanecer en calma y no olvidarse del tiempo de calidad con la familia en los tiempos libres para despejar la mente y desconectarse del internet un poco.

 

En conclusión, la educación a distancia es una realidad a la que todos tenemos que adaptarnos hoy en día, el nivel de conocimiento y dinamismo en las clases lo aporta el profesor, pero todos deben de poner de su parte con la participación y búsqueda por maximizar su concentración, una gran ventaja es que la red es muy amplia y hay miles de recursos en línea tales como, bibliotecas digitales, tutoriales y hasta grupos de apoyo para estudiar de manera gratuita.

 

La red y la tecnología pueden jugar un papel muy importante a favor si se aprovechan y se utilizan de manera correcta. Hay muchos distractores presentes durante las clases en línea, pero si existe un compromiso verdadero por parte del alumno y el profesor y se aplican las medidas y técnicas correctas, se puede llegar al punto de concentración máxima de manera óptima, efectiva y eficiente, y así llegar a la meta que es que el alumno aprenda.


Bibliografía

Secretaria de Educación Pública. (07/08/2020). Boletín No. 210 Trabaja SEP por una educación a distancia con la mayor calidad y cobertura: Esteban Moctezuma Barragán. Recuperado de: https://www.gob.mx/sep/es/articulos/boletin-no-210-trabaja-sep-por-una-educacion-a-distancia

-con-la-mayor-calidad-y-cobertura-esteban-moctezuma-barragan?idiom=es

Ríos, I. (05/08/2020). Regreso a clases SEP: Todo lo que sabemos del Ciclo Escolar 2020-21 a DISTANCIA. Recuperado de: https://heraldodemexico.com.mx/nacional/2020/8/5/regreso-clases-sep-todo-lo-que-sabemos-del-ciclo-escolar-2020-21-distancia-197988.html

Navarro, M. (25/08/2020). Inician clases a distancia, se ensancha brecha digital entre alumnos. Recuperado de: https://www.forbes.com.mx/

clases-a-distancia-brecha-digital-alumnos/

Guijosa, C. (26/02/2019). La distracción, un freno para la educación en línea. Recuperado de: https://observatorio.tec.mx/edu-news/la-distraccion

-un-freno-en-la-educacion-online

Bosada, M. (08/04/2020). Consejos para estudiar online en tiempos de COVID-19. Recuperado de: https://www.educaweb.com/noticia/2020/04/08/consejos-estudiar-online-tiempos-covid-19-19137/#_Toc37260479

Corona, B., Treviño, R. (2020). ¿Tendrás que estudiar desde casa? 15 tips para tus clases en línea. 18 de octubre de 2020, de Tecnológico de Monterrey Sitio web: https://tec.mx/es/noticias/irapuato/educacion/tendras-que-estudiar-desde-casa-15-tips-para-tus-clases-en-linea