El hombre humilde Medel PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Mauricio Islas   
Domingo, 15 de Noviembre de 2020 12:44

Mauricio Islas.

 

La humildad es una de las virtudes más esquivas en la personalidad de los políticos . Por ello los ciudadanos  esperan ansiosamente  una persona  que actúe con humildad tanto en su vida privada como en la pública. Por lo tanto se busca que:

 

debe ser humilde para reconocer que es un ser humano con virtudes, defectos, fortalezas y debilidades, características de las que debe ser consciente en su desempeño político. No hay duda que algunos políticos  creen que levitan por no caminar además se lo creen. Pues bien universalmente las sociedades buscan a nuevos actores  que se parezcan más a los “ciudadanos del común”, personas sensibles, sencillas y con gran humildad.

 

Virtudes que nada tienen que ver con lo vulgar ni ordinario, circunstancia que suele confundirse habitualmente en el tercer mundo y está directamente relacionadas con la propia percepción  que tiene de si el político que se cree iluminado y diferente a los mortales.

 

El acto de humildad permite corregir si estaba en capacidad de asumir el compromiso de representación de la voluntad popular. Pues debe tener  y  aceptar  la voluntad de un pueblo hambriento de que se le escuché  Ayude y que se le brinde las herramientas para poder salir adelante el y su familia . El actor que necesita la sociedad de hoy debe ser  sencillo .pero  requiere ser firme en sus convicciones pero consciente de sus  imperfecciones.


El nuevo líder ciudadano debe ser  ejemplo  en la interpretación de los requerimientos que se formulen por parte de los otros actores que se dicen políticos La humildad del ciudadano  que se espera encontrar en la sociedad del futuro consiste en que  tenga ésta virtud para permitirse comprender que la actividad política es una actividad que se ejerce desde la unión e interacción de fuerzas que en la mayoría de los casos son opuestas. En la actividad política moderna tienden a desaparecer los caudillos, el poder preferentemente debe ser detentado de manera horizontal que vertical,


 Debe ser humilde en la presentación de sus ideas estando convencido de quien tiene la razón no es siempre el más soberbio. Se busca un hombre humilde en auto reconocerse como un ser inacabado, con conocimiento limitado e interdependiente de sus pares para la productividad que la sociedad reclama. El hombre humilde es el que tiene la capacidad de reconocer su ignorancia en el conocimiento de saberes que son ajenos a su formación profesional.  


Debe ser humilde en el reconocimiento de su propia confianza mirándose como un ser humano que puede equivocarse.ya lo decía el filósofo Diógenes de sinope. buscando hombres honestos con su lámpara encendida.