La verdadera revolución educativa está en la didáctica, no sólo en la tecnología; reto de la revolución industrial PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Martes, 01 de Diciembre de 2020 06:51

Es la tendencia educativa de la pospandemia.

 

“Estamos en una era donde las tecnologías de la información están por todos lados y hay que aprovecharlas en todos los sentidos, la instrumentación virtual llegó hace muchos años para quedarse y una de las bondades que tiene entre la combinación de hardware y software es que los desarrollos de programación facilitan utilizar las herramientas de la mejor manera, así abaratar costos y llegar a lugares que de pronto no tendrían la oportunidad de utilizar, por ejemplo, un laboratorio físico” dijo Jiovany Orozco, CEO de Innovative Education, empresa de tecnología.

 

En palabras del experto, en este momento por la emergencia si bien se aceleró el uso de la tecnología, los riesgos que se tiene es trasladar una metodología tradicional y establecida para el aula, como la técnica magistral, a un espacio virtual. “No es lo más conveniente y no va a generar un desarrollo del pensamiento en los estudiantes”. Otro punto es utilizar la virtualidad como se venía usando, “aunque están las plataformas de E-learning donde tienes un contenido digital y una serie de recursos, tampoco son necesariamente el mayor valor de aprovechamiento de las nuevas tecnologías”.

 

En un tercer enfoque se tendría que buscar la combinación de simulación, gamificación (aprendizaje divertido) pero también de manejo de datos a través de la inteligencia artificial con predicciones para identificar posibilidades, desarrollar estilos, contexto, aprovechar las brechas y estímulos de aprendizaje. “Yo me voy por este tercer enfoque  y la didáctica es la oportunidad, no la tecnología; así el estudiante puede tomar decisiones, apropiarse del conocimiento, aplicarlo y tener la satisfacción de que resolvió un problema a partir de un concepto apropiado, esa para mi es la revolución y es lo que Covid-19 debería facilitar y las instituciones educativas lo están entendiendo”.

 

Modelos STEAM y laboratorios virtuales

 

Los modelos STEAM (Sciences, Technology, Engineering, Arts, Mathematics) justo integran disciplinas en un mismo ambiente educativo promoviendo el aprendizaje en contexto, pero en su generalidad requieren equipos físicos para lograr este cometido.

 

Después de la pandemia la idea es hacer lo mismo, pero de manera virtual, aprovechando las tecnologías porque estamos en casa, “ahí es donde llega una oportunidad para los laboratorios virtuales, es decir dar un mayor enfoque didáctico basado en técnicas activas, como el aprendizaje basado en retos, problemas y que incluyan la colaboración”.

 

En entrevista, el especialista asegura que un laboratorio virtual no pretende nunca reemplazar un laboratorio real, pero es una oportunidad para que el aprendizaje que no podría llegar de otra manera esté al alcance de la mayoría, es decir se trata de un modelo de democratización.

 

Sin embargo, recordó que la tecnología por sí sola no te garantiza la apropiación del conocimiento, se le tiene que agregar valor, que es la didáctica.

 

Un ejemplo es CloudLabs un proyecto de emprendimiento y desarrollo, sus características son la tecnología, la didáctica, la gamificación, interoperabilidad (que se integra con otras plataformas) y  la trazabilidad (que le entrega datos importantes sobre sus estudiantes al profesor para mejorar la práctica del aprendizaje). “Estos cinco elementos son los que llaman la atención y recogen los aspectos mencionados, lo que permitirá que un profesor pueda enganchar al estudiante con la ciencia y ahí es donde está el aporte de valor”.

 

Orozco asegura que hoy ya hay un ecosistema que está en esta sintonía, pero la dificultad está en el cómo, “hoy tenemos mucha tecnología y recursos didácticos, sin embargo los modelos siguen siendo tradicionales. México lo está haciendo bien, es uno de los referentes que tienen la preocupación de cómo mejorar las prácticas educativas, hay instituciones que van a la vanguardia, pero todavía hay niveles, unos están más preocupados que otros, el reto entonces es empatar una cuarta revolución industrial con una primera revolución en el campo educativo, hoy se requiere de este salto que permita estandarizar”, concluyó. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla