Mandato popular PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Valentín Ramírez   
Martes, 05 de Enero de 2021 22:42

Francisco Flores Legarda.

 

” El dinero es como el Cristo; te bendice si lo compartes. Jodorowsky 

Un virus estremeció al mundo el año de 2020 que acaba de concluir. Con todo y su sino calamitoso, la pandemia -que no se ha detenido- ha dejado un aprendizaje para las jóvenes generaciones, un reaprendizaje para los que ostentamos cierta veteranía. Darle nueva centralidad a lo público, sacarlo de la marginalidad en la que fue confinado por el libre comercio. Revalorar el virtuosismo entre la acción pública y la decisión privada. 

Esta línea debió quedar bien expresada después de la crisis financiera del 2008-2009, desatada por los insostenibles créditos hipotecarios. Pero no fue así y el altermundismo prácticamente se desvaneció. Por eso hay que destacar la aportación a la sociedad del nuevo coronavirus: poner a los Estados de Bienestar en su condición primigenia de servicio público, en diametral posición a la impostura del Estado al servicio de una minoría de magnates con su cauda de rémoras. 

Previo a la pandemia, en México las elecciones del año 2018 alumbraron una constelación que puso lo público al servicio de las mayorías. Ese mandato popular no ha sido del agrado de los poderes establecidos significados por los grandes corporativos empresariales, los partidos tradicionales y el crimen organizado que se incrustó en los engranajes del poder, los cuales se sentían los dueños de México. 

Afortunadamente, esos poderes dispuestos a comprar voluntades y a mentir compulsivamente, genéticamente están ajenos al pueblo y no encuentran una fórmula efectiva para comunicarse con él, más allá de la gracejada y la pendencia. Hacerse chistositos con un clasista y racista sentido del humor. Esa dificultad para establecer una comunicación con el pueblo la sustituyen con el terrorismo verbal, activado para infundir miedo entre la población y odio entre los mexicanos. De eso han dado muestras varias a propósito del manejo de las autoridades de salud de la crisis sanitaria, descalificando continuamente al personal de la salud. 

El año 2021 también quedará signado por SARS-CoV-2, pues recién se ha iniciado en el mundo el operativo de aplicación de vacunas específicas para disminuir la enfermedad provocada, con la gran diferencia de contar con condiciones de abatimiento de ese mal. No menos importante en este año 2021 serán las elecciones locales, estatales y federales que concurrirán a mediados de años en un mismo día. Mi deseo es ver a una oposición ampliamente derrotada en los comicios de este año, para con ello tenga de nuevo la oportunidad de cumplir su anterior promesa de irse del país, como lo esgrimieron algunos de sus personajes. A ver si ahora si cumplen. 

El seis de junio de este año es la fecha marcada para darle continuidad y profundidad a la transformación en marcha, la cual no será obra de única gestión sexenal. 

Salud y larga vida. 

Profesor oposición y larga vida. 

@profesor_F