La cuarta transformación y la salud de los mexicanos PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Isaías Orozco Gómez   
Viernes, 19 de Febrero de 2021 10:20

Isaías Orozco Gómez.

 

Hoy, como cada día quince de febrero, desde el año 2002, se conmemora el “Día Internacional del Cáncer Infantil”, auspiciado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Que en este 2021, se concreta en una campaña de apertura para crear conciencia sobre el cáncer infantil y expresar apoyo a los niños y adolescentes con cáncer, a los sobrevivientes y a sus familias.

Muy lamentablemente, la OPS y la OMS, dan a conocer, que el cáncer es un MAL LATENTE ENTRE LA POBLACIÓN INFANTIL, manifestándose principalmente, como: leucemia, afecciones en el sistema nervioso central y linfomas (ataque a los ganglios linfáticos). Además de tumores abdominales, según declaró en entrevista a este Diario de Chihuahua (Heriberto Barrientos Márquez, sábado 13 de febrero, 2021), Juan Carlos Guedea, director de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (Amanc).

 

En esa entrevista, se destaca que es Chihuahua 3º en cáncer infantil y que anualmente llegan al Hospital Infantil de Especialidades 150 nuevos casos. Que la dificultad de esta enfermedad radica en que es muy difícil prevenirla, que asimismo implica gastos económicos elevados que la mayoría de las familias no pueden cubrir.

 

Por su parte, en relación con el punto anterior, las dos organizaciones internacionales de la salud –precitadas–, sostienen que dada la pobreza de las familias de niños y adolescentes con cáncer, y a la falta de apoyos de los gobiernos de los países respectivos, sobresalientemente, tercermundistas o subdesarrollados, no es posible prevenir y atender como se debiera, a las criaturas que se encuentran en ese penoso estado patológico.

 

De ahí que resulte admirable, pero a la vez doloroso, enterarse día tras día, que abnegadas Madres y Padres de criaturitas con cáncer, familiares y amigos cercanos, se den a la tarea de organizar alguna actividad económica con el propósito de hacerse de fondos para combatir los diversos cánceres. Tal es el caso de los familiares del pequeño Isaac Carrasco que ayer domingo realizaron una “Hamburguesada” para juntar alguna cantidad de dinero que les servirá para atender a su niño del cáncer linfático detectado. A propósito, considerando la nota del periodista Heriberto Barrientos Márquez: “Para quienes deseen todavía apoyar con aportaciones voluntarias también pueden hacerlo por medio de Clabe Interbancaria:

 

1271-5001-3538-4324-81 o al número de cuenta: 4996-1353-8432-48, No. de tarjeta: 4027-6657-5757-8797 de Banco Azteca a nombre de María Teresa Duarte Días (mamá de Isaac)”.

 

Otro caso, no menos triste: “Pide madre apoyo para su hijo con Síndrome de West. Analí Delgado Ortega, quien se hace cargo de su hijo Jesús Guillermo con Síndrome de West señaló que necesita el apoyo de la población con pañales o leche para el menor, ya que con motivo de la pandemia se quedó sin empleo.

El Síndrome de West se caracteriza por un diagnóstico de espasmos epilépticos, así como retardo del desarrollo psicomotor. El menor de 15 años recibía terapias en el Crit, pero recientemente fue dado de pre-alta, explicó la madre soltera. Para quien desee apoyar a la madre y su hijo puede hacerlo comunicándose al celular 614-609 0522 o 614-2309459” (De la Redacción/El Diario).

 

Ahora bien, no sabemos si en otros Estados-Nación o países de Latinoamérica y del Caribe, las madres, los padres, las familias con tales sufrimientos, se ven compelidos “a salir a la calle”, a invocar la buena voluntad de las personas para solucionar un tanto el costo de atención médica-hospitalaria de… Pero, habrá que decirlo claramente: ¿qué no es tiempo de que ya les de vergüenza a las autoridades de los tres niveles de gobierno, de no hacer nada para evitar esos DUROS QUE NO VERGONZOSOS CUADROS (eso sí muy loables manifestaciones paternas, fraternas y de humanismo) como los señalados?

 

Es menester, entonces, pedir al Presidente Constitucional (legal y legítimo) de los EUM, adalid de la Cuarta Transformación del país, Andrés Manuel López Obrador, que instruya al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) de la Secretaría de Salud de México (SSM), para que se constituya un fondo monetario permanente, eficiente, suficiente y oportuno para que con la participación financiera, material y humana de los gobiernos estatales y municipales de todo el territorio nacional, se ATIENDA de todo a todo, a aquellas personitas y personas que padecen no solamente cánceres, sino otras enfermedades como tuberculosis, lepra, sífilis, desnutrición… Sin costo alguno o simple pago simbólico.

 

De ninguna manera se está en contra del necesario apoyo que se está dando con becas los jóvenes que despectivamente se les adjetivó como “NINIS”, a las personas con discapacidad, a… Pero más plausible será, que con la 4 T no vuelvan a presentarse realidades como las descritas.

 

Ciertamente, entramos al S.XXI enfrentando: pobreza endémica, el corte de los recursos presupuestales a la salud, la autorización a la irresponsable promoción publicitaria de productos nocivos para la salud, la destrucción del entorno que hace posible la subsistencia de los pueblos indígenas, la orientación curativa en la salud, el saqueo de recursos naturales, la no atención al tema salud-mujer, la no atención a la medicina indígena, la privatización de los servicios de salud, la explotación comercial de la ingeniería genética y la biotecnología, presión de transnacionales y gobiernos de las grandes potencias para que los gobiernos tercermundistas adopten políticas de patentes y propiedad que limitan la autosuficiencia de los países en desarrollo o subdesarrollados…

 

¡Ahora es cuando: a cumplir con lo estipulado en el Artículo 4º de la CPEUM y con lo establecido internacionalmente en los Derechos Humanos!