Cuba y Venezuela PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Isaías Orozco Gómez   
Domingo, 21 de Febrero de 2021 14:19

Isaías Orozco Gómez.

 

En los años de la última década del S. XX, siendo miembro del cuerpo de vicepresidentes internacionales y presidente del Capítulo México de la Asociación de Educadores de Latinoamérica y el Caribe (AELAC), por la responsabilidad y serios compromisos educativo-culturales con el citado encargo, estuve dos veces en Venezuela y otras más en Cuba.

Durante la estadía en ambas naciones hermanas, con agrado, pude constatar en todo momento, el aprecio y admiración que sienten y expresan tanto los cubanos como los venezolanos por la historia y sus principales personajes (Hidalgo, Morelos, Juárez, Villa, Zapata, Lázaro Cárdenas…)  así como el presente de nuestra querida PATRIA: MÉXICO.

Inolvidable, cuando en la Habana, Cuba, detectándolo a uno como mexicano, mostraban sin restricciones, su estimación hacia lo nuestro,  llamándonos  afectuosamente compañero mexicano o emparentándonos  con el epíteto de tío. Inolvidable también, la emoción que sentimos en el aeropuerto internacional de Caracas, Venezuela, cuando el doctor Luis Antonio Bigott, reconocido y distinguido académico de la Universidad Central de Caracas, y Presidente Internacional de la AELAC, sin reparo alguno, gritó: ¡Viva Villa! Bien venido, hermano mexicano, Isaías Orozco Gómez.

¡Grandes muestras de compañerismo, de camaradería, de colegas identificados en la docencia y por la docencia, de hermandad, de HUMANISMO!

Pues bien, en los momentos actuales de dolor en todo el orbe, generado por la pandemia del Covid-19, que ha causado casi 2 millones 500 mil fallecidos, de los cuales corresponden a Latinoamérica y el Caribe 655 mil muertos; que el virus ya mató en USA a más seres humanos que las dos guerras mundiales y la de Vietnam juntas (nota de NYT y Sin Embargo); en que siete países con el 65 por ciento de la riqueza mundial, el G-7 conformado por EE.UU.(USA), Japón, Alemania, Reino Unido (Gran Bretaña, Escocia, Gales e Irlanda del Norte), Francia, Italia y Canadá, acaparan la mitad de vacunas Covid disponibles. Razón por lo cual, Oxfam (movimiento global para combatir la desigualdad y acabar con la pobreza y la injusticia) acusó a los países adinerados de dar “las sobras” de sus vacunas a las naciones en desarrollo.

En que, según el Banco Mundial: En este momento, nueve de cada diez vacunas se inyectan en países con recursos altos  o medios altos, y casi la mitad en los del G-7.

La Heroica CUBA Socialista  –a pesar del extraordinariamente injusto bloqueo comercial por más de medio siglo en su contra por parte del Pentágono Estadounidense– considerando información del The New York Times de febrero 17 de 2021: “LA VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS SE ACERCA A LAS PRUEBAS FINALES EN CUBA. Cuba está al borde de un logro científico [más] extraordinario: la producción masiva de una vacuna contra el coronavirus inventada en la isla. Una de las cuatro vacunas desarrolladas por científicos cubanos entrará en una fase final de pruebas el próximo mes, un paso crucial hacia la aprobación regulatoria que, de tener éxito, podría poner a la isla en el camino de inocular a toda su población y COMENZAR LAS EXPORTACIONES AL EXTERIOR a fines de año.

“El influyente medio {NYT] destaca que ‘la vacuna que se dirige a una fase final  de ensayos se llama Soberana 2, en un guiño al orgullo que siente la isla por su autonomía, a pesar de décadas de hostilidad por parte de su vecino del norte.

En ese orden de ideas, dijo al NYT, Richard Feinberg, un experto en Cuba de la Universidad de california: “No es sólo medicina y humanitarismo; hay una gran recompensa económica si pueden controlar el virus. No serán sólo ingresos inmediatos, sino un impulso a la reputación del sector biotecnológico farmacéutico cubano, que les permitirá comercializar otros productos médicos”.

Leemos también en esa publicación, que la inversión en salud pública dio lugar a decenas de instituciones de investigación médica uy un excedente de médicos, que Cuba envía a otros países en misiones médicas. Misiones que se han hecho presentes en África, Sudamérica y aquí mismo en los EUM.

Puede decirse entonces, que aunque a la derecha, a los conservadores de del Continente Americano, no le agrade el progreso de Cuba en Medicina, Educación y Vivienda: es evidente que CUBA progresa cotidianamente y hace honor al gran lema de los Revolucionarios liderados por Fidel Castro: ¡PATRIA o MUERTE, VENCEREMOS!

Por lo que respecta al ofrecimiento que hace  Nicolás Maduro, Presidente de la no menos HEROICA República Bolivariana de Venezuela, de  enviar a México, el gas que necesite y por el tiempo requerido, venga eso y más; con el profundo agradecimiento de los mexicanos bien nacidos. A propósito, recuerdo que en una de mis participaciones en Maturín y Carúpano, Venezuela, cuando retrotraje aquella memorable frase –parece ser, dicha por Sebastián Lerdo de Tejada– “Pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”, el entusiasmo de los asistentes fue unánime y evidente, por los aplausos que brindaron.

Permítasenos, por último, compartirles la idea de RAYUELA, publicada en La Jornada de ayer domingo: “Ante una pandemia que causa estragos de la magnitud que vivimos, las vacunas para enfrentarla deberían ser un bien de la humanidad, NO NEGOCIO PRIVADO”.