Colaboran para alimentar al BANAVIM Imprimir
Noticias - Chihuahua
Escrito por Redacción   
Martes, 21 de Noviembre de 2017 13:56

 

la Fiscalía y la SEGOB.

Autoridades de diversas áreas que integran a la Fiscalía General del Estado se dieron cita en las instalaciones del Complejo de Seguridad Pública con la finalidad de intercambiar opiniones y criterios con funcionarios de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) sobre la alimentación del Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (BANAVIM).

En el marco de la mesa de trabajo estuvieron presentes colaboradores de la Coordinación General de Gabinete; Ejecución de Penas y Medidas Judiciales; Fiscalía Especializada de la Mujer; Centro de Justicia para las Mujeres; Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAVE); Desarrollo Integral de la Familia (DIF); Secretaría de Hacienda; Centro Estatal de Información, Análisis y Estadística Criminal; Secretaría de Hacienda; Instituto Chihuahuense de las Mujeres (ICHIMUJ).

En 2007 el Congreso de la Unión aprobó la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV), donde en el Artículo 44,  se le encomendó a la Secretaría de Seguridad Pública “Integrar el Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres” compuesto por la información proporcionada por los miembros del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM) y las instituciones de gobierno de las Entidades Federativas.

En este sentido, las procuradurías y fiscalías, centros de justicia, e instituciones relacionadas proporcionan información al BANAVIM sobre los casos de violencia contra las mujeres atendidos o identificados en el ejercicio de sus respectivas atribuciones, con el propósito de generar reportes estadísticos que permitan realizar acciones de prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres, así como un seguimiento de cada caso registrado.

Esta herramienta tecnológica crea expedientes electrónicos únicos para cada mujer en situación de violencia, además de reservar o salvaguardar la información personal recopilada por las instituciones involucradas y a la vez, genera un registro de datos sobre las Órdenes de Protección e identifica situaciones que requieran medidas gubernamentales de urgente aplicación en función de los intereses superiores de las mujeres que atraviesan situaciones de violencia, que les permitan romper el silencio y empoderarse.