La guerra contra el 'narco' está perdida: 'El Mayo' Zambada Imprimir
Escrito por Redacción   
Jueves, 08 de Abril de 2010 07:21

Entrevista de Julio Scherer de la Revista Proceso con el “Mayo” Zambada

 

"El narco está en la sociedad", de tal manera que la del gobierno calderonista es "una guerra perdida", asegura Ismael Mayo Zambada en una entrevista publicada en Proceso y concedida al director-fundador de la revista, Julio Scherer García.

 

En la conversación con el emblemático periodista, el narcotraficante de 60 años dice poco, pero con contundencia. "Tengo pánico que me encierren", reconoce y confiesa que cuatro veces los militares estuvieron muy cerca de detenerlo pero que consiguió escapar por el monte.

 

En el texto donde se asegura que se fue "a su terreno", se acompaña con una foto de testimonio en la que aparecen juntos y que muestra un campo con matas salvajes, Zambada niega que El Chapo Guzmán tenga la riqueza que le atribuye la revista estadounidense Forbes, que lo ubica entre los grandes millonarios del mundo.

 

También desmiente una noticia que difundió a mediados de 2007 Proceso, en la que se aseguraba que Guzmán se había casado con una gran fiesta. El Mayo aseguró que la revista "reseñó un matrimonio que no existió".

 

Zambada negó asimismo haber participado en enero de 2001 en la fuga de El Chapo Guzmán del penal de máxima seguridad de Puente Grande, en el occidental estado de Jalisco.

 

El narcotraficante dijo al ex director del diario Excélsior y autor de varios títulos -que son referente obligado de las escuelas de periodimo en México-, que si se entrega y lo fusilan, "al cabo de los días vamos sabiendo que nada cambió".

 

"El problema del narco envuelve a millones. ¿Cómo dominarlo?", señaló. "En cuanto a los capos, encerrados, muertos o extraditados, sus remplazos ya andan por ahí".

 

El capo sinaloense es considerado, junto a Joaquín El Chapo Guzmán, uno de los más fuertes narcotraficantes de México y por cuya cabeza el gobierno de Estados Unidos ofrece cinco millones de dólares, Zambada.

 

La invitación a Julio Scherer

 

"Si el Diablo me ofrece una entrevista, voy a los infiernos…", comienza el texto en el que con esta frase de Scherer, contenida en su libro "Estos años" (Océano, 1995), justifica la entrevista de Proceso.

Scherer, en la entrega semanal de Proceso, relata en el texto cómo Zambada le invitó discretamente a una charla que tuvo lugar en un impreciso lugar montañoso resguardado por fuertes medidas de seguridad.

 

Durante la conversación, Zambada —de quien Scherer escribe que es tan "poderoso como el colombiano Escobar en sus días de auge"— sostiene: "El monte es mi casa, mi familia, mi protección".

 

En caso de ser capturado "no sé si tuviera los arrestos para matarme. Quiero pensar que sí", asegura.us describe así:  "Yo me dedico a la agricultura y a la ganadería, pero si puedo hacer un negocio en los Estados Unidos, lo hago".

 

Desconocidos armados hacen compra masiva de ejemplares de la Revista Proceso

 

Un grupo de desconocidos, algunos de los cuales circulaban armados, compró el pasado 5 de abril al distribuidor del semanario político Proceso en el estado de Sinaloa prácticamente la totalidad de los ejemplares que la revista había destinado para su venta al público en la entidad.

 

De acuerdo con información difundida la tarde de este lunes y confirmada por Margarita Carreón, gerente de Ventas y Mercadotecnia de Proceso, el repartidor apenas alcanzó a poner en manos de los dueños de expendios 200 de los mil 779 ejemplares que se enviaron para su distribución en la región, mientras que el resto quedó en manos de este grupo de sujetos no identificados.

 

El hecho ocurrió precisamente al inicio de una semana en la que Proceso publica los detalles de un encuentro entre su director fundador, Julio Scherer García, e Ismael Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, así como dos amplios trabajos periodísticos sobre la operación de esa organización criminal y los presuntos nexos de Jesús Vizcarra Calderón, aspirante a la gubernatura de Sinaloa, con el narcotráfico

 

Rafael Rodríguez Castañeda, director de Proceso consideró "inútil" la forma en cómo se busca acallar la libertad de expresión a través de la "captura" de ejemplares pues su difusión hoy resulta inevitable gracias a medios como internet. “Para nosotros es una agresión a la libertad de circulación, agresión a la libertad de expresión en su cabal significado, y sobre todo es una humillación para nuestros lectores a los que se cree menores de edad”.