En la marcha del Día del Trabajo repudian y exigen renuncia de autoridades Imprimir
Escrito por Redacción   
Domingo, 02 de Mayo de 2010 06:10

Exigen la renuncia de Calderón, Reyes Baeza y Reyes Ferriz en Ciudad Juárez; miles contra la reforma laboral

En la marcha del Día del Trabajo del primero de mayo de 2010, los sindicatos independientes del país señalaron al gobierno de Felipe Calderón como uno de los tres peores en toda la historia del país, equivalente a los de Antonio López de Santa Anna y Victoriano Huerta; manifestaron el rechazo unánime a la reforma laboral del PAN; condenaron el empobrecimiento masivo de los trabajadores mexicanos y votaron a mano alzada por la salida inmediata del titular de la secretaría del ramo, Javier Lozano Alarcón. En la marcha de Ciudad Juárez en Chihuahua, los trabajadores exigieron la renuncia de Felipe Calderón, del gobernador Reyes Baeza y de Reyes Ferriz.

 

 

Mientras tanto en el desfile en Ciudad Juárez, los trabajadores exigieron la renuncia de Felipe Calderón a la presidencia de la república, del gobernador Reyes Baeza y de Reyes Ferriz presidente de la ciudad fronteriza, en una jornada que fue suspendida en la ciudad de Chihuahua por la fuerte nevada que cayó, y donde más que plantear demandas laborales los trabadores exhibieron mantas, cartulinas y monigotes, exigiendo paz y seguridad en Chihuahua y el país.

Un fuerte contingente fue el que representó a los trabajadores de la educación en Chihuahua, y fue uno de los representantes del Resissste ataviado con uniforme miliar ensangrentado y máscara de Calderón, quien tomó el micrófono y exigió la renuncia del presidente de la República, del gobernador José Reyes Baeza y del alcalde José Reyes Ferriz.

FUERTE MOVILIZACIÓN DE TRABAJADORES EN EL D.F.

La movilización en el D.F. estuvo caracterizada por la ocupación de la plancha capitalina de los 72 integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) en huelga de hambre; por el repudio unánime a la política laboral del gobierno, el cual decenas de organizaciones sindicales mostraron en mantas, carteles y playeras, así como por la ausencia de uno de los contingentes más combativos en este tipo de conmemoración: el del Seguro Social.

Entre las organizaciones imperó también la condena a la ley antimigrante de Arizona, incluso hubo un llamado a realizar un boicot a las empresas estadunidenses y se criticó la pasividad de Calderón y de su canciller por estar a la espera de lo que decida el gobierno de Estados Unidos respecto de su reforma migratoria, cuando debería ser un asunto de negociación bilateral.

La crítica al gobierno de Calderón rebasó el ámbito local. Organizaciones extranjeras del Tribunal Internacional de Libertad Sindical condenaron la política sistemática del Estado mexicano para coartar la libertad de sindicatos, y señalaron que las autoridades del sector son parte de una red de corrupción con empresarios.

A nombre del jurado, Luis Guillermo Pérez, secretario general de la Federación Internacional de Derechos Humanos, llamó al gobierno de México a no utilizar al Ejército o a la fuerza pública contra la histórica huelga de Cananea... de lo contrario, utilizaremos todos los recursos e instituciones a nuestro alcance para que los crímenes que se puedan cometer no gocen de impunidad alguna.

Con monigotes del presidente Felipe Calderón vestido de militar; figuras de mujer que representaban a la justicia vencida y tirada en el piso; mantas denostando la actuación del secretario Lozano; carteles del SME que decían sigo vivo; la entrega del premio a la sangre al dueño de Grupo México por tener las minas más inseguras de México, los manifestantes conmemoraron este día, bajo un inclemente sol que deshidrató a varios participantes, incluso hubo desmayados.

Los mayores contingentes fueron los de los sindicatos de trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), telefonistas y tranviarios; también la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación tuvo una amplia representación y marcharon junto a los del SME, los mineros, pilotos, integrantes de los gremios de industria nuclear, Bellas Artes, Chapingo, ferrocarrileros, del Colegio de México y Posgraduados, de la Universidad Iberoamericana, Nacional Financiera, Metro, Instituto Nacional de Pediatría y el Instituto Mexicano del Petróleo, así como a personalidades como el sacerdote Miguel Concha, entre otros.( La Jornada)