Aplasta Alemania a Brasil 7 goles a 1 y va a la final del Mundial de Fútbol Imprimir
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Martes, 08 de Julio de 2014 15:06
Llora todo Brasil al ser eliminado del mundial y humillado por los teutones, el “Maracanazo” pasó a segundo término
La selección de Alemania se erigió como el primer finalista del Mundial de Fútbol al aplastar a la selección de Brasil por 7 goles a 1, ante el llanto de más de 64 mil aficionados que acudieron al estadio “Mineirao” de Belo Horizonte.
El equipo germano jugará el domingo la final ante el ganador de la llave Holanda-Argentina, mientras que Brasil irá por el tercero o cuarto puesto, el partido que nadie quiere jugar; los aficionados brasileños que acudieron al estadio con la esperanza de ver ganar a su selección, cambiaron los gritos de alegría por llanto al ver como la selección de Alemania de la mano de Müeller, Schurrle, HUmmels, Khedira, Klose, Ötzil y compañía pasaban por encima del “Scratch”.
El equipo alemán jugó por nota, humilló prácticamente al seleccionado brasileño y en 30 minutos le anotó cinco goles. Lo vivido en la primera media hora pasará a la historia de los Mundiales. Será recordado durante décadas, quizás siglos. La selección pentacampeona del mundo fue humillada como no lo había sido nunca, aplastada sin piedad por el rodillo alemán en un partido en el que parecían jugar niños contra hombres. El 7-1 final lo dice todo.
Nunca jamás se había visto a la selección de Brasil tan superada en un partido de fútbol. Los 11 futbolistas que saltaron al campo mancillaron una camiseta que ha pasado de ver a sus jugadores levantar cinco copas del mundo a presenciar cómo esta selección se llevaba cinco goles en apenas media hora de partido.
Müller tardó poco en castigar la debilidad atrás de los brasileños. Un error en cadena en un córner dejó el balón franco para el jugador del Bayern München, que no tuvo más que fusilar a Julio César.
El dominio de los alemanes era total y absoluto. Entre Kroos, Khedira y Schweinsteiger se hicieron con el centro del campo y Brasil solo podía recurrir a los balones largos, demasiado sencillo para la defensa teutona, siempre cómoda.
Lo más humillante para Brasil estaba por llegar. Alemania combinaba con una superioridad insultante, cómo si jugara ante un equipo inferior. Un pase, otro, otro más y ya estaban dentro del área, donde aún había cabida a otro par de toques antes del gol. Kroos hizo el tercero y el cuarto, y Khedira el quinto.
Y aún sin jugar al máximo, los germanos seguían siendo exageradamente superiores. En varias llegadas dio la sensación de que no querían hacer más sangre, casi renunciando al gol, pero hasta a medio gas fueron capaces de redondear la goleada: el insaciable Müller hizo el sexto después de la enésima combinación dentro del área y Schürrle el séptimo de un terrible zapatazo. El gol de Oscar en el último minuto maquilla poco, muy poco, el resultado.
Brasil: Julio César; Maicon, David Luiz, Dante, Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho, Oscar, Willian; Hulk y Fred. Seleccionador: Luiz Felipe Scolari.
Alemania: Neuer; Lahm, Boateng, Hummels, Höwedes (Schürle); Khedira, Schweinsteiger, Kroos; Müller, Özil y Klose Seleccionador: Joachim Löw, arbitro: Marco Rodríguez (MEX), Estadio Mineirao de Belo Horizonte.