La renuncia y denuncia de Carlos Urzúa Imprimir
Opinión - Columnas
Escrito por Eduardo Fernández   
Domingo, 14 de Julio de 2019 09:38

Eduardo Fernández.

 

Perfil humano.

 

Caracterizado por tener un perfil discreto y alejado de los reflectores de los medios, Carlos Urzúa renunció a su cargo de secretario de Hacienda en el cual estuvo solo 7 meses con ocho días.

 

El modo en que renunció pasará a la historia pues publicó la carta de su renuncia por medio de un tuit en lugar de la tradicional ceremonia donde le cede el puesto a su sucesor. Sorprendido por la acción de su colaborador, el presidente López Obrador de inmediato designó como nuevo secretario de Hacienda al subsecretario Arturo Herrera.

 

Aunque para el veterano Porfirio Muñoz Ledo fue la crónica fue de una renuncia anticipada, la realidad es que fue inesperada y los mercados reaccionaron a la baja, estabilizándose poco después al conocer que lo sustituiría su pupilo y subordinado Herrera.

 

La renuncia de Urzúa fue además una denuncia de la situación conflictiva que existe en el gabinete presidencial por la política económica que se ha aplicado, discrepancias que don Carlos señalaba se debían sobre todo a las decisiones tomadas “sin el suficiente sustento”.

 

Añadía el ex secretario de Hacienda en su “tuit” que estaba convencido de que “toda política económica debe realizarse con base en evidencia”, cuidando sus efectos y evitando los extremismos de derecha e izquierda.

 

Lo anterior ya lo habían dicho los especialistas en la materia desde la cancelación del NAIM en Texcoco y repetido hasta el cansancio los periodistas críticos al actual régimen. Pero que lo afirme el que era el responsable de las finanzas públicas adquiere otro grado de preocupación que no deja de ser alarmante, como lo señaló entre otros el Financial Times.

 

El diario británico dedicó su editorial a la renuncia de Urzúa y advirtió que los mercados no iban a perdonar más desviaciones de la realidad económica, con la cual al parecer está peleado el inquilino de Palacio Nacional.

 

La posterior aclaración presidencial se enfocó en comentar las discrepancias que había tenido Urzúa con él y otros integrantes del gabinete, sobre todo por el Plan Nacional de Desarrollo que le presentó y modificó pues afirmó parecía que lo había redactado Carstens o Meade.

 

El también colaborador de AMLO cuando fue jefe de gobierno, cargo al que también le renunció, añadió a lo anterior que le resultó “inaceptable” le hayan impuesto “funcionarios que no tienen conocimiento de Hacienda Pública” por parte de “personajes influyentes” del gobierno “con un patente conflicto de interés”.

 

La insólita carta-renuncia de Carlos Urzúa ojalá motive la reflexión de su ex jefe para que modifique los yerros cometidos en materia económica pues de lo contrario se continuará con la incertidumbre y la desconfianza de los inversionistas, sin los cuales ya se puede ir olvidando de lograr el prometido crecimiento económico del cuatro por ciento.