20 de mayo, negociación de los Tratados de Ciudad Juárez Imprimir
Opinión - Columnas
Escrito por Mario Alfredo González Rojas   
Martes, 19 de Mayo de 2020 16:10

Mario Alfredo González Rojas.

 

Vale la pena recordar sucesos relacionados con la caída de Porfirio Díaz, acontecidos en la fronteriza Ciudad Juárez En la que es conocida como la Casa de Adobe, al noreste de la población, Madero negoció el 20 de mayo de 1911 los Tratados de Ciudad Juárez, que después firmaría al día siguiente en el edificio de la ex aduana fronteriza, ubicada en la calle 16 de septiembre, esquina con avenida Juárez. La Casa de Adobe ha sido reconstruida parcialmente en su sitio original, ya que al paso del tiempo sufrió algunas afectaciones, pero no deja de ser un símbolo de la lucha por nuestra democracia emprendida por Madero.

Este 21 de mayo, se cumplen 108 años de la firma de los tratados, por medio de los cuales se estableció que Porfirio Díaz renunciaría a la presidencia antes de que terminara dicho mes, y así mismo también, el vice presidente Ramón Corral, dejaría el cargo en el mismo tiempo. Además se nombraría presidente interino a Francisco León de la Barra, secretario de Relaciones exteriores, convocando a elecciones dentro de los términos de la Constitución.

Antes de llegar a Ciudad Juárez el señor Madero en abril, estuvo en la hacienda de Bustillos que está ubicada en Anáhuac, del hoy municipio de Cuauhtémoc, entregado a la organización del ataque a esa población, a la vez que se recuperaba de las heridas sufridas en el combate sostenido en Casas Grandes, el 6 de marzo anterior contra las fuerzas de Porfirio Díaz. La hacienda era propiedad de Pedro Zuloaga, siendo administrada por su tío Alberto Madero. Allí Madero conoció a Francisco Villa, quien llegó con 200 hombres; Pascual Orozco, llegó con 500. Ambos serían fuertes baluartes en la toma de la frontera.

El 8 de mayo comenzó el ataque a Ciudad Juárez, mismo que se prolongó hasta el 10, cuando las fuerzas al mando del general Navarro se tuvieron que rendir. El gobernador del estado, Miguel Ahumada, desde la Ciudad de Chihuahua, escribiría posteriormente a Porfirio Díaz, quien se encontraba en Ciudad de México: "después de la ocupación de Ciudad Juárez por los revoltosos, la situación del estado ha empeorado... hay funcionarios y empleados, hasta de categoría, que se manifiestan partidarios de Madero".

Más de 30 años de dictadura, llegaban a su fin.