Los verdaderos ausentes de la Toma de Protesta de Duarte: Desarrollo Tecnológico, Ciencia y Cultura Imprimir
Política - Elecciones 2010
Escrito por Luis Mendoza Lara   
Miércoles, 06 de Octubre de 2010 05:23

Visto el desaire de enviar como su representante a un personaje de tan bajo nivel en el organigrama federal, ¿acaso el presidente Calderón tiene en tan baja estima al estado de Chihuahua? ¿Quién es Abelardo Escobar Prieto? ¿Constituye la Reforma Agraria el paradigma de avanzada del S. XXI mexicano?  ¿Es tan precario el nivel de cultura política del presidente Calderón?, o ¿es porque tampoco nosotros le damos el lugar que le corresponde a este elemento esencial de la creación de conciencia e identidad (la CULTURA)?

 

¿Por qué el mensaje del gobernador César Duarte tampoco aludió a los referentes del futuro, que son la innovación, la ciencia y el desarrollo tecnológico?

“Como dijo Jack el Destripador, «vámonos por partes»” [Frase del Fís. Sergio Reyes Luján, ex rector del Sistema de Universidades Autónomas de México].

La parte de la política.

Que hayan bajado del avión al secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, y colocado en su asiento de pasajero a Abelardo Escobar (Reforma Agraria), obedeció a la combinación de dos factores:

Calderón buscó disminuir el espaldarazo que los prominentes priístas le concedieron a César Duarte [Chihuahua ahora “sí vale una misa”], y

Quiso pagarle al PRI con la misma moneda, pues éste bloqueó la desaparición de esa secretaría de Estado, que es a todas luces innecesaria.

De todas las maneras, el otro gran ausente en la toma de protesta del gobernador Duarte fue el binomio Ciencia y Desarrollo Tecnológico, mejor conocido como I & D. Y éste es el que mayor trascendencia ejercerá en el futuro de Chihuahua, haya o no sido expresado en el discurso, como tampoco lo fue la cultura. Asevero esta proposición de política duartista, en virtud de que el nuevo secretario de Educación, Cultura y Deportes es el ex rector de la UACJ, Jorge Quintana Silveyra.

A Jorge Quintana se le reconoce por ser el impulsor de la Ciudad del Conocimiento en Ciudad Juárez, uno de los contados proyectos que ya están caminando en el país. Supongo que con ese perfil, él estará coadyuvando en la edificación del andamiaje de la Economía del Conocimiento, modelo vanguardista que trasciende la convergencia del empresariado, las instituciones de educación superior, los centros de investigación y las alianzas promovidas por el gobierno, para involucrar a la sociedad en su conjunto en la producción de bienes y servicios con alto valor agregado —el ingrediente del conocimiento—, así como factor de la producción que genera innovación, productividad y competitividad, incluso del servidor público, el profesionista y el maestro (no sólo del operario, el productor del campo y los industriales).

La parte del futuro.

Ayer, viendo el semblante de César Duarte, su temple y firme determinación por querer ser recordado “… como el gobernador que fue capaz de poner orden en Chihuahua”, debo presuponer que su mejor gente trabaja ya por hacer de nuestro estado el que, al menos, en lo particular, tengo cifradas las más altas expectativas…

VISIÓN DE CHIHUAHUA EN EL 2021. [Del proyecto: “Chihuahua-México: Eje del S. XXI”]

Al inicio de la tercera década del S. XXI, Chihuahua se caracteriza por poseer un sólido cuerpo social, en armonía y espíritu de convivencia, cuyo esfuerzo común y solidario, y el talento de su capital humano, permiten posicionar a la economía chihuahuense en el tercer lugar del PIB nacional (riqueza que México produce) y ocupar el 2do. lugar en el PIB per cápita. Durante este proceso la entidad logró recuperarse de aquella postración y violencia que hacían inviable su futuro, y ahora constituye LA PUERTA por donde el mundo accede a nuestra cultura milenaria, y por la cual el mexicano logra integrarse de manera digna a la comunidad internacional.

Aquí se debe subrayar que la refundación de Chihuahua depende de dos condiciones, además de la recuperación del orden:

La necesidad de ofrecer servicios educativos, financieros, tecnologías de la información y multimedia, ciencia, cultura, arte, editorial, medicina, arquitectura, transportes y turismo, en paralelo con  la riqueza que el estado logre con base en los sectores primario (agropecuario, minería, forestal) y secundario (agroindustrias, manufacturas, maquinaria y equipo, hardware, aeroespacial). Este tercer estadio de desarrollo constituye en Chihuahua una reserva excepcional para su explotación más intensa y amplia, lo cual debe verse como negocio. Esta condición sólo puede cumplirse si se instrumenta el modelo de Economía del Conocimiento.

Satisfacer los vacíos del mercado interno (estatal y nacional) que el empresariado local ha despreciado; atacar el amplio mercado al sur de nuestras fronteras nacionales, y volcarse a la inmensa demanda que las economías asiáticas (China y Japón, principalmente) están proponiendo, en virtud de que se han convertido en economías preferentemente consumidoras. Obviar que el mercado con Norteamérica es nuestro, siempre lo será, y que el reto está al interior del estado, muy al sur del estado y en el vasto Pacífico.